Política

ACTUALIDAD

Un homofóbico confeso es la apuesta de Macri para la CIDH

Ayer se realizó la elección de tres de los seis para la Comisión Interamericana de Derechos Humanos. Uno de ellos es el candidato de la Argentina, Carlos Horacio de Casas.

Jueves 22 de junio de 2017 | Edición del día

Este oscuro personaje, fue abogado defensor de Enrique Blas Gómez Saa, quien a su vez fue represor y ex subjefe de Inteligencia de la VIII Brigada de Infantería de Montaña, en una causa tramitada en Mendoza por secuestros y torturas durante la última dictadura.

El inicio de este juicio había sido fijado para noviembre de 2013. Sin embargo, Gómez Saa fue declarado inimputable por incapacidad mental y el juicio no se llevó a cabo. Según contó al sitio Letra P, Pablo Salinas, abogado querellante en la causa, De Casas “fue un abogado correcto (…) no como otros casos que he tenido, en los que el defensor defiende la dictadura”.

Si bien Argentina es un país donde existe una Ley de Identidad y una Ley de Matrimonio igualitario, los aires de medioevo a veces recorren la ciudad, como en este caso. Esa reaccionaria visión es avalada por la Iglesia, es el propio Bergoglio que pide "entender" a los homosexuales" mientras compara a las personas trans con armas nucleares.

La misma línea reaccionaria siguió De Casas, quien se pronunció públicamente en contra de los derechos adquiridos por la libertad de expresión, de igualdad y no discriminación de personas LGBTI y de los derechos de las mujeres. Cree que “el derecho no dimana del hombre (y menos de la mujer) sino de Dios y rechaza el aborto, la eutanasia, el matrimonio gay y la libertad de prensa sin límites”.







Temas relacionados

Homofobia   /    Política

Comentarios

DEJAR COMENTARIO