Mundo Obrero Estado Español

1º MAYO BARCELONA

Un gran cortejo de CRT y Pan y Rosas acompañando a Las Kellys en Barcelona

Este Primero de Mayo, la CRT marchó junto a Pan y Rosas y No Pasarán, en un gran cortejo que acompañaba a Las Kellys, junto a jóvenes de Telepizza, estudiantes de instituto y universidad, empleadas domésticas y trabajadores de las principales huelgas de los últimos años.

Miércoles 3 de mayo

Como cada año el primero de mayo es una fecha marcada en rojo en el calendario de las luchas obreras tanto a nivel nacional como internacional. En la ciudad de Barcelona no podía ser menos y la lucha contra la precariedad laboral y la merma de las condiciones de trabajo tuvieron un papel predominante con Las Kellys y los estibadores al frente.

Sin embargo, este año la izquierda sindical y alternativa tampoco convocó a un gran bloque unitario alternativo a los grandes sindicatos y su política pactista con el Gobierno y la patronal. Así, por la mañana CCOO y UGT convocaban a una manifestación, que como cada año, sirve más para “cubrir expediente” que para enfrentar verdaderamente los ataques que sufre el conjunto de la clase trabajadora. Sindicatos de izquierda como CGT o CNT también se movilizaron por la mañana.

Mientras que por la tarde coincidieron en el tiempo (no en el espacio) la izquierda independentista y el bloque alternativo al que llamaban a movilizarse diferentes organizaciones sindicales y políticas de izquierda, junto a sectores de trabajadores y trabajadoras en lucha y colectivos sociales integrados en las Marchas por la Dignidad, entre los que se encontraba la Corrent Revolucionària de Treballadors i Treballadores (CRT).

La CRT (antigua Clase contra Clase) aprovechaba este Primero de Mayo para hacer su primer presentación pública.

Durante meses, la CRT (antigua Clase contra Clase) ha estado inmersa en un proceso de debate precongresual en el que, entre otras medidas, ha resuelto el cambio de nombre de la organización con el objetivo de expresar la voluntad de abrir paso a una nueva etapa en la construcción de una gran organización anticapitalista y revolucionaria de la clase trabajadora, las mujeres y la juventud en el Estado español.

Desde primera hora de la mañana la CRT organizó junto a Pan y Rosas, la Agrupación estudiantil No Pasarán, compañeros y compañeras de Telepizza y otros sectores de trabajadoras y trabajadores e inmigrantes en lucha contra la precariedad laboral, una comida popular en la que los beneficios irán destinados íntegramente a la organización de un gran concierto en el marco de la campaña contra la precariedad laboral Valemos Más Que Esto -VMQE-. Una campaña impulsada desde diferentes secciones sindicales y comités de empresa de Telepizza junto a Izquierda Diario, los compañeros y compañeras de la CRT y diferentes sectores de trabajadores de Barcelona, Madrid y Zaragoza. Una iniciativa que pretende dar mayor visibilidad a las diferentes luchas contra la precariedad y levantar un espacio de organización de las trabajadoras y los trabajadores, más allá de las siglas sindicales, contra el enemigo común, el sistema capitalista.

Por su parte, las compañeras de Pan y Rosas, integrantes también de VMQE, vienen impulsando junto a Las Kellys, empleadas domésticas inmigrantes, trabajadoras de Telepizza o de servicios sociales y estudiantes combativas una campaña contra las violencias, denunciando y luchando contra el machismo, contra la LGTBIfobia, el racismo, la islamofobia o la precariedad laboral en los centros de trabajo y en las aulas.

Mientras los fogones iban a tope, los más jóvenes aprovecharon el tiempo para confeccionar algunas de las pancartas con las que por la tarde se movilizarían todos. La comida en el Ateneu “Flama del 36” en Nou Barris, una de las zonas más castigadas por la crisis capitalista, pero que a la vez es uno de los mayores núcleos de combatividad y resistencia, servía para confraternizar entre entre estudiantes, trabajadores inmigrantes, empleadas domésticas y trabajadores de Telepizza, Movistar o Panrico.

Tras la comida y un buen rato de distensión, el cortejo impulsado por la CRT se puso en marcha hacia la Rambla de Canaletes, en pleno centro de Barcelona, donde daría comienzo la manifestación alternativa. Una vez allí, trabajadoras de Las Kellys pasaron a encabezar el bloque de la CRT. Además, otros colectivos como la Associació de la Plataforma Assistència Domiciliaria de Catalunya y otros se sumaron al cortejo.

Pasadas las seis de la tarde daba inicio la manifestación alternativa a la de los grandes sindicatos de CCOO y UGT, en la que participaban organizaciones sindicales y políticas como Co.Bas, IAC, Corriente Roja, además de la CRT y Pan y Rosas junto a diferentes colectivos y sectores en lucha. Encabezaban la movilización inmigrantes, colectivos de pensionistas y los estibadores en lucha contra la liberación del sector que quiere imponer el Gobierno del PP.

Con el lema “Els seus beneficis valen més que les nostres vides. Que la crisi la paguin els rics” -Sus ganancias valen más que nuestras vidas. Que la crisis la paguen los ricos-, uno de los cortejos más visibles fue el de la CRT, Pan y Rosas y la agrupación estudiantil No Pasarán, marchando junto a Las Kellys, jóvenes secundarios y universitarios, trabajadoras inmigrantes y trabajadores de las principales luchas de los últimos años.

Al paso de algunas de las calles más céntricas de la Ciudad Condal, los jóvenes de No Pasarán junto a numerosos estudiantes agitaron sus gargantas al compás de las denuncias contra el proceso de privatización de las universidades públicas y la elitización que imposibilita que miles de jóvenes de sectores populares puedan acceder a los estudios universitarios.

“Nativa o extranjera, la misma clase obrera” era otro de los cánticos que más se hizo resonar durante la marcha. En una clara referencia a la política de los grandes sindicatos de negarse a organizar a la mayoría de trabajadores inmigrantes, uno de los sectores que sufren la precariedad laboral con mayor violencia.

Antes de finalizar, la manifestación alternativa llegó a las puertas del Hotel Tryp Apolo, donde algunas de las que integran Las Kellys han sido despedidas recientemente. Justo allí, varios colectivos y sectores de trabajadores como los estibadores o las mismas Kellys cerraron el acto denunciando la precariedad laboral en los hoteles y exigiendo la prohibición de las externalizaciones.

También Marta Clar, militante de la CRT y de Pan y Rosas, intervino en el cierre del acto expresando que "la precariedad laboral debe ser considerada como una violencia machista. ¡Viva la lucha de las mujeres! ¡Viva la lucha de la clase obrera!”

Así concluía un nuevo Primero de Mayo en el que desde la CRT creemos que es necesario que la izquierda sindical y política retome las calles para fortalecer espacios unitarios de lucha. Denunciando a la vez el rol conciliador que juegan las direcciones de los grandes sindicatos y exigirles un plan de lucha en vías de preparar una gran huelga general que luche por el fin de la precariedad laboral, contra la merma de condiciones de trabajo y todas las demás reivindicaciones de la clase trabajadora. Las Marchas de la Dignidad de este 27 de mayo puede ser un buen punto de partida en ese aspecto.






Temas relacionados

CRT   /   Mundo Obrero Estado Español   /   Sindicalismo combativo   /   1º de Mayo   /   Sindicalismo de izquierda   /   Marchas de la Dignidad   /   Barcelona

Comentarios

DEJAR COMENTARIO