Política

WERETILNECK- RÍO NEGRO

Un gobernador anti-mapuche suelto en Nueva York

Con los ecos de sus dichos anti-mapuches aún retumband en toda la provincia, Weretilneck hizo un viaje "relampago" a Nueva York. ¿Objetivo? El endeudamiento externo para el Plan Castello...con apoyos del FPV.

Jueves 30 de noviembre | Edición del día

Luego de justificar durante toda la semana la represión de las fuerzas de seguridad nacionales y su policía provincial a la comunidad mapuche de Villa Mascardi, en la cual volvió a reflotar la "teoría RAM de violentos anti-patria", el gobernador de Río Negro realizó un viaje a Nueva York, acompañado de funcionarios como el propio Ministro de Economía provincial, Agustín Domingo.

En plena preparación para que Bariloche sea una "fiesta" de los que dirigen el mundo con la reunión del G-20, el gobernador fue a ultimar los detalles para la negociación de un bono de hasta 300 millones de dólares para ser invertidos en el llamado Plan Castello. Es un plan de endeudamiento a tasas financieras internacionales para desarrollos de obras en la provincia.

Weretilneck, profundizando su giro macrista desde las PASO, fue uno de los actores centrales de la semana a nivel nacional, con la cruzada anti-mapuche que se llevó la vida de Rafael Nahuel. Pero ésta semana será también noticia en el plano de la "atracción inversiones extranjeras". Las expectativas de cierre de negociaciones para el endeudamiento, en plena reunión del G-20, será todo un símbolo de la estrategia neoliberal. Quieren mostrarse como parte de una gestión provincial audaz. A decir de Weretilneck cuando presentara el Plan Castello: "una verdadera política de estado para cambiar totalmente a Río Negro" (17/01/2017, en diario Río Negro).

El Plan Castello tiene por objetivo tomar deuda privada de la banca internacional para financiar obras de infraestructura provincial, entras las cuales no existe ninguna
que esté referida a cuestiones tan fundamentales como vivienda, salud y educación.

Eso sí, seguirán gastando millonadas en refacciones edilicias para el poder judicial adicto, construirán un paquete salón de convenciones internacionales en Bariloche y favorecerán a empresarios para su erradicación en un parque tecnológico e industrial en Bariloche.

El endeudamiento cuenta con el apoyo de gran parte de la oposición. Hasta sectores propios del kirchnerismo FPV han salido a decir en su momento que serán una "oposición responsable" (Javier Iud) y que sus votos de aprobación en la legislatura son "un voto serio, responsable y peronista" (Ariel Rivero, en mayo durante el debate en la legislatura). Seis legisladores del FPV aprobaron este endeudamiento.

Como suele pasar con el kirchnerismo, los que dicen "resistiendo con aguante" siempre terminan saliendo con un "pichettismo" debajo de la manga...

Para cerrar el combo, en la Legislatura votaron por unanimidad un "compre rionegrino" que significaría dar prioridad a empresarios rionegrinos en las licitaciones de obra correspondientes a este Plan Castello, incluso presentando presupuestos más caros que otros competidores extra-provinciales.

Está más que claro que con el Plan Castello todos quieren "morder" de la caja, a costa de mayor endeudamiento, sin que redunde eso en ningún tipo de solución de las demnadas populares centrales de la provincia. Entre reforma laboral, la reforma de la escuela secundaria, la aprobación de la ley ART en la provincia (también con votos del FPV) y los frecuentes despidos como los de Lucaioli-Saturno y congelamiento de planta de estatales; Weretilneck se pasea por Nueva York como un lord del principado de Bariloche, en plena militarización contra los mapuches y el pueblo trabajador.








Temas relacionados

Alberto Weretilneck   /    Opinión   /    Río Negro   /    Política

Comentarios

DEJAR COMENTARIO