Política

PANDEMIA

Un galpón y un hospital sin insumos: así se prepara el Municipio de Tigre para el coronavirus

Mientras crecen las denuncias frente a la grave falta de insumos en el Hospital de Pacheco, la gestión de Julio Zamora viralizó un video, con una gran puesta en escena, donde se demuestra la falta de un plan sanitario integral para la región.

Lila Cejas

Obrera de la zona norte de GBA Integrante de Pan y Rosas

Miércoles 25 de marzo | 22:33

Intendente Zamora junto al cuerpo del COT recorren el galpón con las camas dispuestas para la pandemia

Esta semana se viralizó por redes sociales un video que muestra cómo se prepara el municipio de Tigre para afrontar el pico de la pandemia, mientras crecen las denuncias frente a la grave falta de insumos sanitarios en el hospital.

Lejos de unificar el sistema de salud público y privado que permitiría un acceso mayor a la población y de mayor calidad, están preparando más mano dura y la construcción de inmensos galpones con cerca de 500 camas de baja complejidad para depositar allí a los próximos infectados por el virus del COVID-19.

En Municipio de Tigre seguimos trabajando para prevenir la pandemia. El día de hoy anunciamos la conversión del Hospital...

Posted by Julio Zamora on Monday, March 23, 2020

Probablemente, el destino sea para los vecinos de los barrios más humildes. Dudosamente, al menos quien escribe no cree que esto vaya a ocurrir, estén pensados para los exclusivisimos vecinos de Nordelta, por poner un ejemplo.

Gremios de salud y vecinos reclaman insumos y condiciones sanitarias para el Hospital

En consonancia con estas imágenes, los gremios de la salud CICOP, AMRA, Salud Pública y UPCN salen a denunciar que el Hospital Zonal de Pacheco se encuentra en precarias condiciones para enfrentar al Coronavirus.

Dichos organismos a través de un comunicado, expresan que el Hospital ha sido designado como establecimiento de referencia por su ubicación geográfica para ingreso de pacientes que podrían llegar con sospechas de COVID-19. Allí deberían realizarse el aislamiento y primeras intervenciones clínicas, de laboratorio e imágenes.

A continuación, los gremios reclaman que “hasta la actualidad no nos han llegado insumos básicos (toallas descartables, jabón líquido con sus respectivos dispensadores, alcohol en gel, barbijos quirúrgicos, camisolines, antiparras, guantes, etc), otros insumos (como respiradores, y kits necesarios para su uso, barbijos N-95, etc.).Algunos de estos insumos son reclamados y están en faltante hace tiempo.

A los vecinos de Tigre esta situación no nos asombra. No hacía falta que nos azote una pandemia para que salga a la luz las condiciones en la que se encuentra el Hospital de Pacheco en particular y la salud pública en general.

Estamos a tiempo de revertir esta situación que viene de años y años de desidia.

Primero hay que unificar el sistema de salud, como está haciendo Irlanda en estos momentos, y que las instituciones privadas dejen de lucrar con la salud del pueblo.

Es urgente que se hagan test masivos para saber de inmediato cuántas personas son las infectadas y así aislarlas.

Corea del Sur ha logrado reducir la curva de infectados con este método y complementando con cuarentena selectiva. Ha llevado a cabo más de 200.000 tests empezando por los focos de contagio. Asimismo España, de manera tardía, está comenzando recién a implementarlos.

Es contradictorio que el Intendente de Tigre, Julio Zamora no sepa en qué condiciones se encuentran los hospitales del distrito.

Hace unas horas nos llegaron a La Izquierda Diario denuncias de vecinos que fueron bajo sospecha de ser portadores de COVID-19 y han tenido que mandar a comprar paracetamol y barbijos porque en el hospital no había. También nos han mandado videos de como el COT (Comando de Operaciones Tigre) golpea y hostiga jóvenes en los barrios.

El Gobierno Municipal, Provincial y Nacional tienen fondos para pagarle al COT, a la policía, y todas las demás fuerzas represivas para hostigar a los barrios donde viven las familias trabajadoras, pero hacen la vista gorda con los propietarios de Nordelta que rompen la cuarentena obligando a que las empleadas domésticas vayan a limpiarles las casas con certificados de libre circulación truchos.

Mientras tanto son las y los docentes, junto a auxiliares de las escuelas quienes se ponen al frente de armar y acercarle bolsones de mercadería a las familias que están en cuarentena. Así como las y los trabajadores de la salud que no cuentan con medidas de seguridad mínimas para sí mismos ni para la atención de los pacientes.







Temas relacionados

Coronavirus   /    Tigre   /    Zona Norte del Gran Buenos Aires   /    Política

Comentarios

DEJAR COMENTARIO