Mundo Obrero México

#NO A LOS DESPIDOS EN PEPSICO

Un día en la lucha de las trabajadoras y los trabajadores de PepsiCo

Desde San Isidro, provincia de Buenos Aires, Argentina. A las 9 de la mañana de este martes 11 de julio nos dimos cita diferentes agrupaciones, trabajadores y trabajadoras, estudiantes, desocupados y personas que estamos apoyando la lucha de los trabajadores de PepsiCo. Nos late el corazón con fuerza. La solidaridad nos acerca.

Martes 11 de julio | 17:49

Frente a los tribunales, ubicados en una de las zonas más acomodadas de toda la Argentina, se aglomeran las banderas y las pancartas haciendo frente al edificio donde detrás de un muro de policías antimotines se resguardan los que ejercen la “justicia”. La de lo de los de arriba, la de las trasnacionales.

Apenas el domingo la jueza que lleva el caso de la trasnacional hizo saber que hará valer la justicia –la de los ejecutivos de Pepsico-: significa que desalojará a los trabajadores que se mantienen dentro de la planta para resguardar la maquinaria y así mantener su fuente de trabajo.

Hoy en este edificio de “justicia”, se le negó la entrada a una trabajadora, vocera de PepsiCo, para hablar en nombre de sus compañeros, porque en estos tribunales sólo hay justicia para los ricos, la única voz que se escucha es la de los empresarios y los jueces y burócratas corruptos. Que en palabras de un trabajador de PepsiCo “están ahí adentro en su oficina, sentados cómodos, con calefacción, ganando más de 150 mil pesos argentinos (ciento ochenta mil pesos mexicanos) y no les importa el paradero de las casi seiscientas familias que se quedan en la calle”.

Al ritmo de tambores y cantos de apoyo se llena de solidaridad a las compañeras de PepsiCo, que ante la negativa de la jueza definen que se debe de reforzar las guardias en la fábrica y que no darán un paso atrás en la defensa de su fuente de empleo y de su dignidad como trabajadoras.

Con el micrófono abierto los trabajadores dan su apoyo a la lucha
Raúl Godoy trabajador de la fábrica Zanon (bajo control de sus trabajadores) habla sobre la lucha que dieron para defender la fábrica del desalojo:

Mientras el patrón se pasea, por Miami, Punta del Este, los obreros de Zanon estábamos con acusaciones penales y judiciales con amenaza de desalojo, pasando noches sin dormir con nuestras familias adentro de la planta pero diciéndoles que, nosotros no les íbamos a entregar nuestro puestos de trabajo por qué ahí está nuestra vida, ahí dejamos la vida y la de nuestras familias. Entonces dijimos esa vez, si nos iban a sacar de esa fábrica, iba a ser con los pies para adelante que no se la iban a llevar gratis, por que esos lugares son nuestros, son nuestros puestos de trabajo y lo que están reclamando es eso. Por eso, compañeros y compañeras, vale la defensa de sus puestos de trabajo.

Arrecian los aplausos. Se vale enfrentar a los empresarios y sus maniobras para enriquecerse a costa de nuestro trabajo. Se vale y ¡sí se puede!

Uno de los trabajadores de la planta explicó que ante el resguardo de las maquinas por los trabajadores en planta Florida, PepsiCo se ha valido de su poder internacional para importar los productos desde Chile. Por eso la importancia de fortalecer las guardias. Al concluir el mitin cientos corean ¡unidad de los trabajadores!

Las trasnacionales no conocen fronteras, ni otra justicia que la que defiende sus ganancias a cualquier costo. Sólo ven por sus intereses como si los trabajadores fueran productos desechables y sustituibles. Las instancias de los gobiernos son centros de corrupción desde donde se administran los bienes de los ricos y donde se hace valer la fuerza de “justicia” contra los que no son dueños de una empresa, contra quienes sólo poseen su fuerza de trabajo.

Por eso es que ayer y hoy en México vemos ejemplos completamente similares en el caso de Nissan en Morelos o las empresas del norte del país que dejan a miles tirados en la calle sin derecho al trabajo y sin poder alzar la voz y organizarse.

Abrazar la lucha de PepsiCo en la planta Florida de Argentina es abrazar la lucha de 600 familias y de los cientos de miles que día a día se encuentran en las mismas condiciones en todo el mundo.

Defender la fuente de empleo de PepsiCo es un gran ejemplo para levantar la voz en México y decir ¡familias en la calle nunca más!

Suma tu apoyo a la campaña "No al cierre. No compre productos Lays y Pepsico".






Temas relacionados

Mundo Obrero México   /   PepsiCo   /   Despidos   /   Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO