Mundo Obrero Venezuela

Venezuela

MOVIMIENTO OBRERO

Un día después del 1º de Mayo continuaron las protestas de trabajadores en Caracas

Trabajadores de la salud del Materno Infantil Hugo Chávez, del Instituto Venezolano del Seguro Social, obreros de la Universidad Central de Venezuela y los pensionados salieron a la calle por reclamos salariales y condiciones de trabajo.

Jueves 3 de mayo | 00:13

Ni los anuncios de Maduro sobre un miserable aumento del salario mínimo y del bono de alimentación han conseguido contener los reclamos de los trabajadores. Es que el incremento del gobierno no alcanza absolutamente para nada frente a una galopante hiperinflación que eleva los padecimientos del pueblo trabajador en la brutal crisis económica que se vive en el país.

Desde la mañana de este miércoles los trabajadores del Materno Infantil Hugo Chávez, ubicado en El Valle, salieron a protestar por la precaria situación en la que se encuentra el centro de salud y los bajísimos salarios. Enfermeras, cocineras, doctores e incluso pacientes impidieron el paso vehicular frente al centro de salud para exigir la dotación de insumos y el pago de sueldos dignos.

“Queremos insumo y nuestro pago” fue la consiga dominante entonada por los presentes. “Desde noviembre no nos pagan, estamos sin insumos… Con 315.000 bolívares quincenales no hacemos nada” declaraba uno de las trabajadoras que protestaba. Los trabajadores aseguraron que se ven de manos atadas al no poder brindar la atención necesaria porque “no hay reactivos para hacer los exámenes, no pueden hacer placas, tenemos que comprar hasta las inyectadoras”.

Esta no es la primera vez que protestan en las adyacencias del hospital materno infantil. El pasado 7 marzo fueron las madres las que manifestaron frente al centro de salud y con sus hijos en brazos para exigir la dotación de la vacuna BCG, que se coloca a los bebés antes de cumplir los dos meses de nacidos, y de otras inmunizaciones.

Lo mismo hicieron este miércoles los obreros de la Universidad Central de Venezuela (UCV), quienes cerraron los accesos a la casa de estudio durante la mañana para protestar por insuficiencias en el salario y para exigir mejoras. El tráfico fue retrasado en los alrededores de la UCV, causando embotellamiento para quienes tomaban los atajos de la universidad para llegar a otras zonas. Los trabajadores indicaron que la protesta la realizarán durante los días lunes, miércoles y viernes. Esto hasta ser escuchados por las autoridades del Ministerio de Educación.

También este 2 de mayo los trabajadores del Instituto Venezolano de los Seguros Sociales (IVSS) manifestaron en la sede de dicho ente público, en Caracas, para exigir al Gobierno nacional un ajuste salarial acorde a la realidad de la economía del país. Voceros aseguraron que no dejarán de movilizarse hasta que les sean atendidas sus solicitudes.

En su protesta los trabajadores del IVSS reiteraron que no seguirán atendiendo promesas: "Aquí se nos está amedrentando y quiero que sepan que no vamos aguantar amedrentamientos de ningún tipo", expresaban, mientras de conjunto, con diferentes consignas, solicitaban por salarios que les permitan hacer frente a la galopante hiperinflación que atraviesa el país.

Te puede interesar: Se realizó el Conversatorio “La realidad Salarial y la Lucha de los trabajadores”

Los pensionados también protestaron este día frente a la sede del Banco Central de Venezuela (BCV), luego de que funcionarios de la Guardia Nacional (GN) les impidieran dirigirse a la Secretaría de la Presidencia de la República para consignar un documento sobre la aprobación del pago de bono de alimentación que les deben desde hace algunos meses. Los pensionados denunciaban que lo que reciben no le alcanza para alimentarse y mucho menos para medicinas.

Morela Amaya, uno de los adultos mayores que protestaba, manifestaba que "estamos en un país en el que la carne ya cuesta 2 millones de bolívares, es indignante ver como el gobierno que hace propaganda con el supuesto 100% de pensionados, cuando lo que hacemos es recibir una pensión que no nos alcanza ni para comer”, además de indignarse por la acción de impedimento que hacían los de la Guardia Nacional de acceder al despacho de la secretaría de la Presidencia.

Te puede interesar: El tormento de los pensionados venezolanos en tiempos de crisis

Todo esto ocurre, cuando el pasado lunes, un día antes del 1 de mayo, Maduro anunció un aumento de 95% del salario mínimo, en el que el base quedó fijado en 1.000.000 de bolívares y el bono de alimentación en Bs 1.555.500, para un sueldo integral total de Bs 2.555.500. Un monto que apenas se puede comprar un quilo de carne, no sobrando para nada más.

El gobierno de Maduro y el PSUV realizaron un acto este 1º de Mayo, que no fue más que una burla al pueblo trabajador, llenándose la boca “contra la oligarquía” como si no fuera el principal responsable de la brutal crisis, donde los sectores asalariados son fuertemente golpeados por esta catástrofe económica y social que se vive en el país. Y para colmo elogiándose de su miserable aumento del salario mínimo.

Pero como vemos, los trabajadores continúan protestando. Por trente a estas luchas en curso, más que nunca se hace necesario unificarlas, vencer el aislamiento, luchar juntos para ser más fuertes y poder conquistar nuestras demandas, por lo que es la hora de coordinar y centralizar las luchas para resistir mejor, golpear con un solo puño y conquistar nuestros derechos, levantando un programa de lucha para pelear. Basta de que sea el pueblo trabajador el que siga pagando esta brutal crisis que el gobierno y los empresarios descargan sobre sus espaldas.

Te puede interesar: ¿Qué demandas de la clase trabajadora ante la situación actual del salario?








Comentarios

DEJAR COMENTARIO