Política

ELECCIONES 2017

Un desvergonzado spot electoral de Cambia Mendoza sobre las escuelas

Uno de los spots de campaña del Frente Cambia Mendoza toma como ejemplo de “avance” las mejoras en las escuelas albergue. ¿Cinismo o broma de mal gusto la del gobernador y su candidata?

Daniela Álvarez

Docente | Mendoza

Sábado 29 de julio | Edición del día

En el video se puede ver un hogar al mejor estilo “Rincón de Luz” de la telenovela infantil Chiquititas. Las mentiras sobre la realidad social de los niños y niñas huérfanos abundaban en las novelas de televisión de Cris Morena, pero también podemos verlas en los spots de campaña de los partidos tradicionales.

Con gran cinismo, el spot comienza diciendo “Un día como hoy te levantas y te enteras que los chicos de la escuela hogar ahora pueden estar más calentitos porque por fin tienen un nuevo sistema de calefacción”. Quizá pueda entusiasmar a algún desprevenido pero, para quienes conocen bien las condiciones en las que viven y estudian miles de niños y niñas en la provincia, resulta indignante.

Gabriela Finocchieto, docente de la Escuela Nº 8-258 “Esperanza de Lagunas”, relató en una denuncia presentada por el sindicato docente que su escuela albergue “está en muy malas condiciones de infraestructura; no hay vidrios en varias aulas, faltan calefactores y hay estufas que no funcionan. Esto es muy grave por se cursa desde temprano y es una zona desértica, donde la temperatura normal para esta época sea de 2 o 3 grados bajo cero, por las mañanas”.

Las escuelas mendocinas se parecen más a las que relata Gabriela que a las que nos quiere vender la candidata de Cambia Mendoza, Claudia Najul.

Para madres, padres, celadores, estudiantes y docentes, que conocen bien las condiciones de las escuelas públicas, el spot es una verdadera burla. Una más, ya que el cinismo a la hora de hablar de educación es moneda corriente en el gobierno. Hablan de lo “fundamental” de la educación, pero maltratan a las maestras y mantienen en condiciones deplorables a cientos de escuelas, que funcionan por el incansable trabajo de la comunidad educativa. También reconocen que el salario docente es “malo” pero piden “esfuerzos” para que los trabajadores y trabajadoras de la educación no luchen por un salario digno. Una maestra inicial en Mendoza cobra el 10% de lo que cobra un funcionario.

En el departamento de Lavalle, no ocurre solamente que los techos se lluevan o que no haya tizas para dar clases, si no que también se ataca otro derecho fundamental que es el acceso a una alimentación y una vida saludables.

Es muy grave lo que está pasando con el cierre de secciones, sobre todo en secundaria. Respecto de los alimentos, la partida que asigna la DGE es muy escasa, aunque muchas veces los directivos las hacen rendir producto de su creatividad”, continúa la denuncia de la docente replicada por el Sute. Según el sindicato, “Tras un relevamiento, realizado por el gremio, se constató que la mayoría de las instituciones de la zona han tenido que padecer cierres: 8 en total”.

También en Lavalle hay otra escuela albergue que lleva 4 meses sin agua potable. En una entrevista en Radio Mitre Mendoza el pasado 14 de Julio, Pedro Baziuk, Doctor en Ingeniería y profesor titular de la UNCuyo, relató que “la zona está abastecida por un acueducto desarrollado en 2002 por el gobierno de Mendoza que lleva agua potable, pero con alto contenido de arsénico. La municipalidad les ha indicado que esa agua ya no es potable para el consumo y hace un tiempo que va un camión con agua y les distribuye en la zona. Lamentablemente hace cuatro meses que el camión no va.”

Igualito a la escuela que muestra el gobierno en su spot electoral.

Las lluvias del pasado mes de abril dejaron entrever el real estado de las escuelas en toda la provincia. Decenas de ellas quedaron inundadas luego de las tormentas e incluso se llegó a suspender las clases en algunos establecimientos.

La excusa del gobierno para implementar el ítem aula es que es necesario controlar -y penar- el ausentismo docente y que no se pierdan días de cursado. Al parecer, según el gobierno, cuando los estudiantes no tienen clases porque el profesor o la maestra está enferma y se toma licencia, o falta por otras razones, esa trabajadora es culpable y negaría el derecho de los estudiantes a aprender; pero cuando la DGE suspende clases por lluvias, sólo se puede culpar a la naturaleza.

En mayo de este año, el gobernador Alfredo Cornejo anunció que se destinarían $1167 pesos por cada habitante para construir cárceles y tan solo $114 pesos a mejorar y construir nuevas escuelas. Esta política va a tono con el gobierno nacional, en el año 2015 el presidente Mauricio Macri redujo por decreto el presupuesto educativo del 6 al 3%. Al año siguiente el ministro de educación Esteban Bulrich anunció un aumento del 50% para este área, pero teniendo en cuenta la inflación, este aumento no llega al 10%. Además, el gobierno de cambiemos llevó adelante un importante ajuste en ciencia y tecnología, y en cultura.

Una vez más, los partidos tradicionales aparecen en nuestra tv para aggiornar la realidad con muestras de avance y promesas de cambio, cuando el verdadero cambio ha sido para los sectores más concentrados de la economía, como el campo y las mineras, que se han visto favorecidas por las medidas neoliberales que ha aplicado el gobierno y que la oposición ha apoyado en cada oportunidad votando leyes de ajuste y endeudamiento que no hacen más profundizar la desigualdad social. Solo el frente de izquierda habla de los problemas reales del pueblo trabajador y enfrenta a los poderosos tanto en las calles como desde las bancas.






Temas relacionados

Elecciones 2017   /    Educación pública   /    Spots   /    Alfredo Cornejo   /    Cambia Mendoza   /    Mendoza   /    Política

Comentarios

DEJAR COMENTARIO