Juventud

ELECCIONES FUC

Un debate sobre la democratización y la historia de la Federación Universitaria de Cuyo

El próximo 6 y 7 de junio se realizará la primer elección directa de la Federación Universitaria de Cuyo. Un debate sobre la democratización de la FUC y sobre su (in) existencia desde su fundación en 1984.

Viernes 19 de mayo | Edición del día

*Marina Ruiz es estudiante de Sociología de la UNCuyo, militante de la agrupación La Izquierda al Frente y candidata a secretaria de la FUC por la Lista Desde Abajo.

Este próximo 6 y 7 de junio se realizará la primer elección directa de la Federación Universitaria de Cuyo, en la cual los estudiantes de todas las facultades de la UNCuyo y de la UTN podrán votar por la nueva conducción de “la organización que nuclea a los Centros de Estudiantes”, cuyo mandato durará 2 años, según lo define el estatuto.

Luego de 33 años, donde peronistas y la Franja Morada- MNR- Libres del Sur dirigieran de la mano la FUC -junto a las autoridades universitarias-, se avanzó en una de las demandas democráticas mínimas como es la elección directa. Pero, ¿Cuánto de “directa” tendrá la nueva federación? ¿Dejará por fin de ser un sello vacío, o incluso desconocido para los estudiantes, como la han mantenido desde su fundación en 1984 hasta hoy?

Vale recordar, que el proceso de reforma del estatuto se realizó de manera antidemocrática, con un puñado de militantes de las distintas agrupaciones, mayoría peronistas y de la Franja Morada, a espaldas del conjunto de los estudiantes.

Te puede interesar: Maite Rivera: “Queremos transformar la FUCuyo desde abajo”

Lo contrario hubiera sido un proceso estatuyente con asambleas por facultad, cuerpos de delegados donde se garanticen representantes por curso, asambleas interfacultades y comisiones de debate. ¿Cuáles son las diferencias de ambos métodos y cómo se plasman en la organización estudiantil por sus demandas?

El método antidemocrático de reforma de estatuto, es parte de una larga tradición de las agrupaciones a fines a los partidos tradicionales que estuvieron al frente de la UNCuyo.

La FUC no jugo ningún rol en la lucha de los estudiantes por sus derechos, empezando por su ausencia ante los aumentos del boleto gobierno tras gobierno, los ataques al CONICET, la lucha de los docentes universitarios, en el marco del ajuste en curso contra la Educación Pública. Tampoco la vimos en las calles por #NiUnaMenos, contra la megaminería contaminante, el 24 de marzo, la marcha educativa y otras veces en las que decenas de miles salimos a las calles.

¿Por qué los estudiantes desconocen en su mayoría la existencia de la FUC?

El modelo de gestión de servicios, a través del cual los estudiantes parecemos ser simples “consumidores”, se contrapuso a la participación y organización la decena de miles que estudiamos en la UNCuyo.

Durante los últimos 33 años, la educación pública ha sufrido distintos embates, como fue la sanción de la noventista Ley de Educación Superior, garante de la mercantilización y privatización de la educación, vigente hasta el día de hoy.

La situación de los docentes y lo salarios de miseria, la falta de jardines infantiles, las becas insuficientes, el ingreso restricto en muchas facultades, el aumento desmedido del boleto estudiantil, la negación de las autoridades al triple turno de cursado, los problemas edilicios, la injerencia de las empresas y la Iglesia en los planes de estudio, entre otras tantas demandas aún hoy silenciadas, habla mucho de estos ataques y de una FUC que fue sinónimo de “sello vacío”.

Ni hablar de la falta de presupuesto donde, tanto peronistas como radicales, macristas y kirchneristas, destinaron más fondos al pago de la deuda externa que a la educación. Su ausencia ante cada proceso de lucha, es reflejo de la atadura de las agrupaciones a los partidos tradicionales y las autoridades de turno. Sin ir más lejos, el año pasado, la presidenta de la FUC de la Franja Morada llamó a votar a Macri y sonrieron en la foto con Cornejo. La marcha peronista pareció ser el único contenido que el peronismo universitario (hoy parte de la lista “Union”) logró darle a la FUC.

Lo que está en debate son las vías para poner en pie un movimiento estudiantil que enfrente el ataque del macrismo y que sea parte activa de la pelea contra los ajustadores

Quizás, los que dirigieron la FUC, no quisieron quedarse por detrás de sus referentes universitarios a nivel nacional ¿Alguien escuchó hablar de la FUA? Allá por el año 1974, la Federación Universitaria Argentina proclamó como presidente a Federico Storani. Desde entonces y hasta hoy, el brazo estudiantil de la UCR (Franja Morada) se mantuvo en la conducción de la federación estudiantil sin interrupciones.

El carácter burocrático de la FUA fue el requisito necesario para hacer infinitos acuerdos con las autoridades universitarias quienes otorgaron a los dirigentes de la federación numerosas prebendas (cargos, porciones de partidas presupuestarias, promoción de eventos, lugares en cátedras, etc.), a cambio del boicot a toda forma de autoorganización independiente del movimiento estudiantil.

A su vez, esta larga tradición sostenida por los peronistas y la Franja Morada- MNR- Libres del Sur, está bien plasmada en el estatuto actual: la nueva FUC estará integrada por los cargos de Presidente/a, Vicepresidente/a, Secretario/a General, 10 secretarios/as y 3 parlafuc por facultad. El mismo define una serie de órganos de dirección entre los que se encuentran: la Asamblea General, la cual para sesionar debe estar constituida por al menos el 6% del total de estudiantes activos/as y es definida a la vez como la “máxima autoridad de la FUC”; la Junta Representativa presidida por el Presidente/a de la FUC e integrada por 2 miembros por centro de estudiantes (presidente/a y otro designado por la Junta Directiva de cada centro) ; la Junta Ejecutiva, conformada por presidente , vicepresidente y los 10 secretarios; el Parlamento , integrado por 3 parlafuc por facultad; la Bicameral ( La Junta Ejecutiva y el parlamento) y¬ finalmente el Congreso Regional , integrado según el porcentaje de votos obtenidos por las listas de cada Centro de Estudiantes que haya participado en las elecciones a centro.

En resumen, serán 61 personas, 89 si contamos la Junta Representativa, los que decidirán por más de 44 mil estudiantes. Porque, quienes han estado al frente de los centros de estudiantes durante todos estos años, convirtieron las asambleas no solo en algo poco recurrente sino en un espacio en donde a los estudiantes independientes no se les da lugar ni para discutir ni para organizarse. ¿En qué lugar quedamos los miles de estudiantes que somos? ¿Nuestro lugar estará solo acotado a poner un sobre cada dos años en una urna? Y durante esos dos años ¿será un puñado el que decida?

“Construir la FUC desde abajo”, no es una consigna vacía, sino que más bien, pretende romper con todo lo anterior para que la FUC sea una verdadera herramienta de organización y participación estudiantil que no esté abstraída de la realidad de los estudiantes y el pueblo trabajador. Es decir, en dónde el acento no esté puesto en el “Parlafuc”, la “Bicameral”, la “Junta Representativa”, los “órganos de dirección” de la FUC por demás ilustrados en el nuevo estatuto, sino más bien en la fuerza de los estudiantes organizados en asamblea, cuerpo de delegados, comisiones de mujeres, la cuál será la clave para pelear por todas nuestras demandas contra el ajuste y la represión en curso.

¿Qué pasaría si cientos o miles de estudiantes junto a los trabajadores se movilizaran por el boleto educativo, el triple turno de cursado, la defensa de la educación pública, por los derechos de las mujeres y por cada demanda hasta hoy negada?

La comisión de mujeres de Cs. Políticas, impulsada por la agrupación Pan y Rosas y donde participaron decenas de estudiantes independientes, logró que Uliarte, el juez misógino, homofóbico y cómplice de la dictadura que daba clases en la Universidad, no pisara más nuestros pasillos. Este, es un ejemplo mínimo de lo que se puede lograr organizados desde abajo.

Lo que está en debate son las vías para poner en pie un movimiento estudiantil que enfrente el ataque del macrismo y que sea parte activa de la pelea contra los ajustadores. La Franja Morada-MNR-Libres del Sur están alineados con los intereses de Macri y Cornejo y si las agrupaciones peronistas se reclaman “la oposición” o “la resistencia” ¿por qué defienden al PJ-FPV que le votó más de 80 leyes a Macri en el Congreso teniendo la mayoría ?¿Y los jueces del 2X1 para los genocidas quiénes los votaron? ¿Por qué van tras el partido de Alicia Kirchner que reprimió a los docentes en Santa Cruz?

Necesitamos poner en pie un movimiento estudiantil que salga a las calles junto a los trabajadores para plantear que la crisis la paguen los capitalistas. Es por ello, que acompañamos la propuesta para que los 60 mil millones de pesos que Macri le regaló a las mineras y a los dueños de la soja con la quita de retenciones, se utilicen para crear 400.000 becas de $11.500 cada una.

Para esto hay que afectar los intereses de los grandes empresarios, porque nuestra educación vale más que sus ganancias. ¿A vos también te pasa? somos miles los jóvenes que hoy nos vemos obligados a abandonar nuestros estudios; para que todos podamos trabajar y estudiar, apoyamos la propuesta de Nicolás Del Caño y Noelia Barbeito para reducir la jornada laboral a 6 horas, 5 días a la semana con un salario mínimo igual a la canasta familiar, terminando así con el 40% de deserción que hay en la UNCuyo.

La lista Desde Abajo, La Izquierda al Frente y Pan y Rosas, se presenta con esta perspectiva en 12 facultades y será la única lista independiente de los partidos tradicionales y de los gobiernos de turno que se presentará en las próximas elecciones de FUC.

Para seguir con esta campaña no te pierdas el 1/6 la charla con nuestra compañera Barbara Brito, vicepresidenta de la Federación de estudiantes de Chile!






Temas relacionados

elecciones estudiantiles   /    Educación pública   /    UNCuyo   /    Mendoza   /    Educación   /    Juventud

Comentarios

DEJAR COMENTARIO