Cultura

ESPECIAL LEÓN TROTSKY

Un corrido para León Trotsky

La estancia de León Trotsky en México quedó grabada en la memoria de artistas y creadores que, a lo largo de los años, han retomado su figura como un símbolo de lucha. La persecución por el estalinismo, su llegada a México, así como su cobarde asesinato, fueron plasmados en algunos géneros de música popular como el ranchero y el corrido.

Nancy Cázares

@NancyCornejoCaz

Jueves 18 de agosto de 2016

Desarrollado en México a finales del siglo XIX (aunque se tiene registro de que nació a mediados del siglo XVIII), el corrido surge como una forma de narrativa popular en donde, por medio de versos se cuenta una historia.

Ya sea sobre política, relaciones amorosas, localidades, personajes importantes, etc., el corrido tuvo su auge en el periodo de la Revolución Mexicana, en donde probó su utilidad para transmitir información de boca en boca, como juglares medievales, así como un reproductor de valores a nivel local.

Como género ha permanecido en la preferencia de amplios sectores de la población y se encuentra tan arraigado en nuestra cultura, que sus letras siguen apuntando a reflejar problemas sociales tales como la violencia y las complejas redes que permiten que el crimen organizado continúe azotando al país.

La estancia de Trotsky en México no podía quedar por fuera de este género tan popular. Su papel como fundador del Ejército Rojo y gran conspirador para la revolución de 1917, la persecución estalinista, el importante trabajo en la edición de la Revista Clave, desde donde se dirigió a la clase trabajadora de habla hispana, le valieron a Trotsky un lugar como símbolo en torno al cual recrear la memoria.

Un personaje del corrido que lleva su nombre

Son pocos los extranjeros a los que se les han dedicado corridos, los cuales suelen estar enfocados, como mencionamos arriba, a sucesos y a personajes locales. Tal es la huella que el revolucionario ruso dejaría a su paso por las tierras de Villa y Zapata -par de personajes a quienes, por cierto, les han sido dedicados incontables cantidades de estas composiciones.

Así, en 1998, Ernesto Anaya, músico y arreglista mexicano produjo el “Corrido de León Trotsky”, como parte de la producción “¡Viva Cárdenas, muchachos!”. En esta pieza, se cuenta la historia de los últimos días de vida del revolucionario.

Puedes escucharlo aquí:






Temas relacionados

León Trotsky   /   Historia   /   Cultura

Comentarios

DEJAR COMENTARIO