×
Red Internacional
La Izquierda Diario

A un año de su asesinato, el pedido de Justicia por Florencia sigue sonando fuerte en San Luis. Hasta el momento, el caso no tiene imputados ni procesados, y las autoridades judiciales quieren archivar la causa.

Lunes 5 de abril | 19:56

El 5 de abril de 2020, Florencia Magalí Morales fue demorada por efectivos de la Comisaría 25º de la Localidad de Santa Rosa del Conlara. El informe policial de aquel día indicaba que había sido detenida mientras "andaba en bicicleta en contramano" y que, "al revisar su D.N.I., se constató que estaba violando el aislamiento social obligatorio", decretado por la pandemia. Esa misma noche, según el mismo reporte, "apareció colgada en la celda en la que había pasado todo el día".

A lo largo de un año de recolección de pruebas, los abogados de la familia afirmaron que pudo comprobarse que Florencia no fue detenida, sino que entró voluntariamente a la Comisaría, y que el informe de la necropsia arrojó que su cuerpo tenía "lesiones compatibles con la autodefensa", "habiendo sido herida de muerte en su celda".

Lo que es evidente es que en todo el desarrollo del caso, la investigación y las pericias, hay cuestiones que han quedado poco claras, por lo que la Justicia puntana debería expedirse, siendo fiel en el cumplimiento de una investigación que careció, desde un principio, de toda perspectiva de género.

La semana pasada, los abogados de la familia solicitaron que sean citados a indagatoria todos los policías que estaban ese día (de la detención y posterior muerte de Florencia) en la mencionada Comisaría. Sin embargo, la Defensoría Penal Oficial ha pedido el archivo de las actuaciones por una supuesta "falta de pruebas". En este contexto, la Secretaría de Derechos Humanos de la Nación solicitó al Juez de la causa, Jorge Osvaldo Pinto, ser querellante en la causa, "con el fin de promover el debido proceso y la búsqueda de Verdad y Justicia".

El caso conmocionó a la sociedad puntana y es bandera de muchas movilizaciones para exigir Justicia, bajo el lema "nadie se suicida en una comisaría", "a Florencia Magalí Morales, la mató la Policía".

Hoy, a un año del asesinato de Florencia, familiares y amistades de ella, agrupaciones feministas, organizaciones sociales, sindicales y políticas se movilizaron en la Localidad de Santa Rosa del Conlara, exigiendo el esclarecimiento del caso, alertando sobre un claro hecho de violencia policial y haciendo responsable al Estado.

El Corredor Noticias




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias