Internacional

REPRESIÓN FRANCIA

Un año de prisión a estudiante catalán por participar de las manifestaciones del Nuit Debout

Lluc Valverde, un estudiante catalán, fue detenido durante una manifestación del movimiento Nuit Debout francés. El joven ha sido condenado a un año de prisión y una indemnización de 11.100 euros.

Marc Ferrer

Barcelona

Jueves 15 de septiembre | Edición del día

Foto: Twitter @La_Directa

La dura represión del gobierno de Hollande contra la juventud y la clase trabajadora en Francia traspasa fronteras. Un joven catalán fue detenido el pasado mes de abril en pleno auge del movimiento Nuit Debout -Noche en Pie- contra la Ley El Khomri. Lluc Valverde, un estudiante de teatro en la Universidad de París 3, participaba de la manifestación del 15 de abril convocada por dicho moviiento en la capital parisina.

Esta protesta se enmarcaba en las protestas de miles de jóvenes y estudiantes que desde el pasado mes de marzo vienen luchando y sufriendo la represión junto a la clase trabajadora francesa para echar atrás la Reforma Laboral y enfrentar el estado de emergencia impuesto por el Gobierno socialiste de Hollande.

La manifestación en la que fue detenido Valverde transcurría pacíficamente hasta que la policía empezó a movilizar los antidisturbios para desalojar la plaza con gases lacrimógenos. Seguidamente se produjo un carga que acabó con varios detenidos, entre ellos Lluc Valverde. El propio Valverde explicaba en una entrevista para La Directa que “sólo tuve tiempo de cogerme al palo de un panel que se encontraba a mi lado. Me hicieron caer al suelo y empezaron a darme puñetazos y golpes de bota hasta que solté el palo. Fue en ese momento que me rompieron la mano. Recibí golpes de bota en el rostro y porrazos a los lados".

Una vez detenido, Valverde fue llevado a las dependencias de la policía donde permaneció 60 horas. El comisario informó que Lluc era acusado de lanzar proyectiles contra las fuerzas policiales, actuación violenta durante su detención y ser cómplice de un individuo que lanzó un adoquín, hiriendo a una chica que estaba en el lugar de los enfrentamientos.

Por todo ello, Valverde es declarado culpable de delito de violencia contra una persona depositaria de la autoridad pública, violencia agravada y rebelión. Delitos que le han acarreado una condena de doce meses de prisión condicional y una sanción económica de 11.100  euros de indemnización.

Solamente tras haber permanecido más de dos días y medio en comisaría, fue llevado al hospital, donde fue atendido bajo vigilancia policial y constataron que tenía los huesos de la nariz fracturados y una lesión en la mano.

Por su parte, Valverde recibió la solidaridad de la “Defensa Colectiva de la Place de la République”, una plataforma surgida a raíz de la represión policial. Este colectivo consiguió un abogado para su comparecencia judicial efectuada el 18 de abril y aplazar el juicio hasta el 5 de julio. Sin embargo, pese al informe médico y algunas incongruencias en las declaraciones policiales, Lluc valverde fue declarado culpable.

Sin duda, todo el proceso acusatorio contra Valverde esta siendo claramente un juicio político. Una campaña persecutoria y ejemplarizante que se está llevando contra cientos de jóvenes y trabajadores, que saca a la luz la cara más represiva del estado policial de Hollande.




Temas relacionados

#NuitDebout   /    Reforma Laboral Francia   /    Represión en Francia   /    Francia   /    Libertades Democráticas   /    Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO