Política

BLOQUE PERONISTA

Un año de macrismo con los dedos en V

Tras la votación del presupuesto en la provincia de Buenos Aires, donde el peronismo volvió a estar dividido, se habla de la creación de un nuevo bloque donde confluyan el grupo Esmeralda (Julián Domínguez), el Movimiento Evita y diputados que están en disidencia con la conducción de La Cámpora.

Lunes 26 de diciembre de 2016 | 11:12

Luego de que cinco legisladores de La Cámpora votaran el presupuesto que le permitirá llevar adelante su plan de Gobierno a María Eugenia Vidal. Así como a nivel nacional los diputados peronistas culpan a los gobernadores por “extorsionarlos” con recortes de recursos para votar los proyectos del oficialismo, los legisladores bonaerenses hablan de la presión de los intendentes. La diputada camporista Lucia Portos planteo en este sentido que los “barones” “(…) se tornaron absolutamente extorsivos con los compañeros en términos de obras y recursos”.

Vale recordar que si bien la desintegración del peronismo bajo el ala del Frente Para la Victoria comenzó tras la gran derrota electoral de 2015, un punto de inflexión había sido la votación del presupuesto 2016. A partir de ese momento como una copa de cristal cayendo al suelo, los acuerdos pre existentes dieron lugar a “quintas” de peronistas, donde Julián Domínguez, Daniel Scioli, Florencio Randazzo, los diputados de Movimiento Evita y el “núcleo duro” del FPV, empezaron a construir cada uno por su lado especulando con llegar en mejores condiciones a 2017.

El “plus” de estas rupturas al régimen político fue la creación de una maquinaria política capaz de otorgar toneladas de gobernabilidad al macrismo, que no paró de contar triunfos legislativos en 2016. Pese su condición de minoría en ambas cámaras, donde el PJ y sus variantes tienen mayoría, el oficialismo logró sancionar la mayoría de los proyectos que envió el Poder Ejecutivo y con lujos: consiguió que fueran aprobados con un 73,9% de votos afirmativos en promedio de ambas cámaras.

Pero como dice la vieja frase peronista, no toda pelea se tiene que ver como mortal: muchas veces los movimientos son los típicos de la reproducción. Y así parece que sucede en la provincia de Buenos Aires. Se espera que en las primeras semanas de Enero , el llamado grupo Esmeralda, aprovechando los movimientos dentro de La Cámpora, avance en la formación de un gran bloque peronista con legisladores del Movimiento Evita , y los cinco diputados camporistas.

Lo cierto es que el 2017 obliga a pensar cómo fortalecer el espacio propio y por ende quedará abierta a partir de enero la temporada oficial de rosca electoral. Este primer anuncio podría marcar la cancha al resto del peronismo y sobre todo al massismo- una de las mayores incógnitas para el año próximo.

Mientras tanto, el peronismo cierra un año de "macrismo con los dedos en V".




Temas relacionados

Julián Dominguez   /    Legislatura bonaerense   /    Movimiento Evita   /    Peronismo   /    La Cámpora   /    Política

Comentarios

DEJAR COMENTARIO