Mundo Obrero Chile

MINEROS DE CURANILAHUE

Un Gobierno sordo, ciego y desinteresado con los trabajadores

Los mineros de Curanilahue, cumplen 30 días en el fondo del pique de la mina a más de 600 metros, en modo de protesta por los incumplimientos de parte del Gobierno con el acuerdo alcanzado el año 2015. La respuesta del Gobierno no ha sido más que descartarse del conflicto.

Miércoles 4 de enero

A fines de diciembre, después de que el Gobernador de Arauco Humberto Toro, declarara que el Subsecretario del Interior Mahmud Aleuy viajaría a la zona del conflicto mientras los mineros de Curanilahue abandonaran la protesta, el del Interior lo desmintió diciendo que desde el Gobierno y de su parte no había intenciones de viajar hasta donde se encuentran los mineros de Santa Ana.

Los argumentos desde Aleuy se basaron en que el problema de los mineros del carbón no es del Gobierno, sino de los privados que quebraron la mina. Esto, desconociendo ahora descaradamente la intervención que La Moneda tuvo durante el año 2015, donde ya entregaron más de 2 mil millones para apoyar a los trabajadores, pero señalando que esto no les compete más, por lo tanto viajar tampoco.

Por su parte, los trabajadores están dispuestos a seguir mientras no haya algo concreto. Además de rechazar la intransigente posición del Interior, aludiendo a que el gobierno no se puede descartar, porque son ellos quienes dejaron de pagar los bonos y las inyecciones de recursos en septiembre del reciente año.

Es así que los mineros aparte de navidad, pasaron Año Nuevo en el fondo de la mina, incluso invitando al Gobierno a dialogar sin deponer la toma, el mismo secretario general de los trabajadores, Addiel Jara lo declaró, " Si nos aseguran ayuda y trabajo, nosotros pensaríamos en deponer la toma. Cuando hablamos de que nos ayuden, es poder acceder a los 500 millones retenidos en Contraloría y luego que seguiremos siendo mineros, que podríamos continuar trabajando en la mina".

Además la solidaridad se ha extendido, durante la madrugada del día de ayer, donde se levantaron barricadas en la ruta 160, en el acceso sur y norte de Curanilahue, lugar en que se encontraban los familiares de los mineros.

Un Gobierno sin sentido para los trabajadores , pero sensible para los empresarios

El gobierno de la Nueva Mayoría ha tomado una posición de intransigencia y desinterés estos últimos meses, no sólo por no admitir sus responsabilidades ni dar soluciones a los mineros del carbón, también viene mostrando toda su derechización con la prisión sin pruebas ni soluciones a favor de la machi Francisca Linconao que está en estado grave de salud.

Cuando le es conveniente, los problemas son entre privados, pero al momento de abrirle las puertas a las empresas para que exploten la tierra, sus recursos naturales y a los trabajadores son ellos quienes le dan la mano a todos esos privados en contra del pueblo trabajador. Además su descaro no tiene límites, si es el mismo gobierno que intervino y dejó de pagar lo que habían comprometido con los mineros y sus familias.

Por otro lado, hace falta exigir con fuerza a todas las organizaciones sindicales y a la Central Unitaria de Trabajadores (CUT), que solidaricen activamente con los mineros de Curanilahue, y lograr que la inyección de recursos se haga efectiva, pero que sean los propios trabajadores quienes controlen y administren la producción de la mina Santa Ana. Esta es la única forma de mantener los puestos de trabajo y de que el pueblo trabajador y sus familias no pasen más por estas condiciones de miserias.






Temas relacionados

Mundo Obrero Chile   /   Conflictos mineros   /   Mineros

Comentarios

DEJAR COMENTARIO