Mundo Obrero

MADYGRAF // EX-DONNELLEY

Un #Cuadernazo por la expropiación

Trabajadores y trabajadoras de la gráfica MadyGraf (ex Donnelley) defienden 200 puestos de trabajo. Ayer entregaron gratuitamente 20 mil cuadernos en el centro porteño y reclamaron la aprobación de una ley de expropiación para producir al servicio de la comunidad.

Jueves 22 de septiembre | Edición del día


Cuadernazo por la expropiación de Donnelley - YouTube

Trabajadores y trabajadoras de la gráfica ex Donnelley, hoy MadyGraf bajo gestión obrera, realizaron ayer una original protesta para difundir su lucha, regalando más de 20 mil cuadernos que ellos mismos produjeron. Desde las 8 de la mañana en Callao y Corrientes, se entregaban los cuadernos a todos los que circulaban por la zona. La multinacional (ex-Donnelley) cerró sus puertas en 2014, dejando a más de 400 familias en la calle. La medida llevada adelante por los trabajadores tuvo amplia repercusión en grandes medios como Clarín, TN, Página 12, La Nación, Infobae, Telefe, C5N, Crónica TV, que transmitieron en vivo la creativa protesta. Vecinos de distintos barrios de la Ciudad se acercaron a retirar su cuaderno y a llevar su solidaridad. Además, se juntaron miles de firmas al petitorio que exige que se apruebe la ley de expropiación de la empresa de Garín. "Fue un éxito el cuadernazo" señalaban los trabajadores al concluir la medida.

Te puede interesar: Cuadernazo en Legislatura bonaerense: exigirán que se apruebe la expropiación de Donnelley

Producir para la comunidad

"De no renovarse el contrato, el establecimiento iría a remate y pueden perderse los puestos de trabajo”, declaraba ante diversos medios presentes Martín Di Rocco, trabajador de MadyGraf. Y agregaba: "El ‘Cuadernazo’ es una forma de mostrarle a la sociedad la potencialidad de lo que puede hacer una empresa gestionada por sus trabajadores, produciendo materiales educativos para todos los trabajadores, jóvenes y niños, poniendo la fábrica al servicio de la comunidad. Venimos demostrando cómo defender los puestos de trabajo cuando la empresa se fue y nos quiso dejar en la calle".

Eduardo Ayala, trabajador de MadyGraf y uno de los protagonistas y referente de esta gran lucha, planteó que: “La verdad que fue un éxito la medida de hoy. Recibimos muchísima solidaridad, juntamos miles de firmas que apoyan el proyecto de expropiación y repartimos alrededor de 20 mil cuadernos. Desde que emprendimos la gestión obrera nunca confiamos en que dependía de la justicia y de los políticos patronales. Hicimos todas las presentaciones legales, junto a nuestros abogados y diputados como Myriam Bregman y Christian Castillo, presentamos proyectos por la expropiación y estatización de la fábrica, pero siempre teniendo muy en claro que depende de nuestra fuerza, saliendo a las calles, rodeandonos de la comunidad, de otros trabajadores, que es la forma en que podemos avanzar en conquistar cosas favorables para los trabajadores. Quisimos demostrar regalando los cuadernos, que somos una fábrica que podemos producir para el Estado, tenemos una capacidad productiva para abastecer ministerios, escuelas, universidades, y distintos establecimientos del Estado, de las intendencias locales. Queremos demostrar que podemos producir y bancar nuestros puestos de trabajo. Hoy somos más de 200 trabajadores, pero podemos generar nuevos puestos. Habíamos realizado una medida parecida, cuando ocupamos la planta ante el abandono de la empresa, donando 15 mil cuadernos a las escuelas de varios barrios de Zona Norte, como las Tunas, Malvinas Argentinas, Ricardo Rojas, Garín, Escobar, Tigre entre otros y nos recibieron con las puertas abiertas, logramos la simpatía y el apoyo de docentes, alumnos y familiares. Demostramos que podemos producir para la comunidad. La Cámara de Diputados de la provincia de Buenos Aires debatirá en estos días la ley de expropiación para ser adjudicada a la cooperativa MadyGraf. Claramente es una decisión política darle resolución a nuestro problema, porque mientras se subsidia a las privadas de gas, luz, al transporte que brinda servicios pésimos, que no invirtieron un solo peso en el país, o a las patronales que aducen crisis económicas se les da subsidios millonarios, ¿Entonces porque no estatizar y darnos la expropiación a una cooperativa obrera?”.

La voz de las mujeres

Entre otras de las conquistas y avances que lleva MadyGraf desde su existencia, es haber fusionado la lucha de los obreros con sus esposas y con la familia. Muchas de estas compañeras hoy forman parte de la Comisión de Mujeres, realizan tareas de producción a la par de los trabajadores gráficos con mayor antigüedad y hace poco tiempo dieron un paso muy importante: pusieron en pie la Juegoteca (única en el gremio gráfico), donde los hijos de los trabajadores son cuidados mientras sus padres producen bajo gestión obrera. Durante el “Cuadernazo” Erika Paz, trabajadora y miembro de la Comisión de Mujeres, megáfono en mano explicaba el porqué del corte: “Estamos acá exigiendo a los diputados y senadores que voten la ley de expropiación de la fábrica (...) queremos mantener nuestros puestos de trabajo y producir para la comunidad, basta de familias en la calle, basta de despidos. Elegimos este día, el de la primavera y del estudiante, porque sabemos que los estudiantes nos apoyan y es una forma de mostrar de lo que somos capaces. Podemos generar más puestos de trabajo, podemos producir todo lo necesario para que a ningún estudiante, a ningún docente le falten sus materiales para enseñar y estudiar”.

Una campaña que arrancó con mucha fuerza

El “Cuadernazo” fue rodeado de solidaridad, los cuadernos volaron de las manos de los trabajadores en poco tiempo. Los presentes como los medios de comunicación que cubrieron la medida de lucha se llevaron un claro mensaje de los trabajadores de MadyGraf: están dispuestos a luchar hasta las últimas consecuencias.

Esta gran campaña por la expropiación de la fábrica llevada adelante en universidades, colegios y fábricas de todo el país es impulsada por trabajadores que ven que la salida concreta ante el ajuste, los cierres de fábrica, los despidos, los tarifazos, está en sus propias manos. Los obreros y las obreras de MadyGraf marcan el camino.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO