Mundo Obrero

MUNDO OBRERO

UOM y Smata marcharon con reclamos a Macri

Los dos principales sindicatos industriales han sellado una alianza. Además del bloque común para la CGT, se movilizaron "en defensa de la industria nacional" y por los despidos.

Viernes 13 de julio | 16:21

Tal como habían anunciado, después del mediodía de este viernes comenzó la movilización convocada por la UOM (metalúrgicos) y el SMATA (automotrices) a la Secretaría de Industria en el centro porteño. Allí mandan Francisco Cabrera, Martín Etchegoyen y Fernando Grasso, hombres cercanos a Macri.

Allí llegaron las columnas que habían salido de la sede de los mécanicos, a pocas cuadras de allí. Las de la UOM llegaron desde las distintas seccionales que conforman el secretariado (Quilmes, Matanza, Avellaneda, Vicente López, San Miguel, entre otras).

A pesar de la gravedad de la situación que denuncian, ninguno de los dos gremios decidió movilizar a las bases que están sufriendo las primeras consecuencias de la recesión. Mucho menos hablar de paro. Se trató de una movilización de los "cuerpos orgánicos" y los integrantes de la Lista Verde de Pignanelli y las agrupaciones metalúrgicas que dirigen ese gremio.

La alianza se reflejó en la bandera que colgaron en las paredes de la Secretaría: "Gobernar es dar trabajo", una frase del general Perón ilustrada por los logos de ambos sindicatos. La acompañaba otra consigna: "en defensa de la industria nacional". Era la misma que se reproducía en las pancartas de la UOM: "No a la importación, sí al trabajo argentino", "Queremos notebooks argentinas", "En defensa de la producción de Tierra del Fuego" y también "Basta de despidos".

Sin embargo, los afiliados a la UOM están entre los más golpeados por la política económica, tanto por la liberación de las importaciones, como los techos salariales y algunas ramas afectadas por la recesión del consumo. Hasta ahora la conducción de Caló no ha tomado medidas de fuerza al respecto, viene de firmar un congelamiento salarial por dos años con el argumento de evitar más despidos en el Sur y firmó una paritaria del 18%.

En el caso del SMATA no queda claro en qué consistiría la "defensa de la industria nacional", cuando el mercado está practicamente copado por las terminales y autopartistas multinacionales. Lo que es cierto es que está aumentando la cantidad de vehículos importados. En una reciente solicitada el gremio criticó la política oficial en el sector y señaló que "Faurecia, Brembo, Deutz, Fran, Honda y Yamaha plantean suspensiones y despidos al no poder competir con la importación". Además denunció la caída de la producción en Mercedez Benz, General Motors y Ford y que el gobierno no hace respetar la Ley de Autopartes y los acuerdos comerciales.

A la salida de la reunión que esperaban conseguir en Industria, se esperaban anuncio de Caló y Pignanelli. Seguramente no serán medidas de fuerza, pero quizá discursos más "confrontativos" de los que nos tienen acostumbrados.

Es que la acción, aunque critica tibiamente una política de ajuste que realmente están sufriendo los trabajadores de los dos principales gremios industriales, tiene otros objetivos. Por un lado, salir del ostracismo y empezar a pesar en los realineamientos del sindicalismo peronista. Recordemos que el SMATA (como parte del Movimiento de Acción Sindical Argentino) y la UOM (que juega su juego propio), viene realizando reuniones con Camioneros y la Corriente Federal de cara al futuro de la CGT. Pero además, desde el sindicalismo peronista en general se está "recalculando" la estrategia. La crisis de Macri ilusiona al peronismo para el 2019 y los gremios quieren ser parte de los preparativos. En ese marco vienen tomando, como muestra la marcha de hoy, una actitud más opositora pero tratando de contener el descontento que hay en muchas fábricas.

Ampliaremos.







Temas relacionados

Industria automotriz   /    Antonio Caló   /    Smata   /    Ricardo Pignanelli   /    UOM   /    Mundo Obrero

Comentarios

DEJAR COMENTARIO