UNIVERSIDAD NACIONAL DE TUCUMÁN

UNT y megaminería: escandalosa sesión por el acuerdo sobre Agua Rica

Pobladores de Andalgalá y organizaciones se presentaron ante el Consejo Superior para rechazar el avance en la explotación de un nuevo proyecto megaminero.

Viernes 25 de octubre | 12:45

El martes 22 el Consejo Superior de la Universidad Nacional de Tucumán (UNT) sesionó y el rechazo a un nuevo proyecto de expolotacón megaminera se coló en el orden del día. Pobladores de Andalgalá (Catamarca) junto a organizaciones manifestaron su preocupación y negativa ante el acuerdo en el YMAD (donde la UNT es parte societaria) para avanzar en la explotación del yacimiento Agua Rica.

En el inicio de la sesión, Chela, pobladora de Andalgalá, expuso y contó cómo se empobreció y se vive en ese lugar luego de 20 años de explotación por parte de Minera La Alumbrera. La contaminación del agua y la precariedad del pueblo fue el centro de sus palabras.

También invitó a que cualquiera vaya hacia Andalgalá y vea cómo se encuentra y vive el pueblo pero de manera independiente, ya que la misma minera se encarga de establecer visitas que nada tienen que ver con la contaminación y saqueo.

La vergonzosa sesión e hipocresía de las autoridades

Tras el testimonio de Chela, los consejeros estudiantiles denunciaron que la información que se le pidió al Superior sobre el tema les llegó mucho más tarde que a otros consejeros. Luego la decana de Derecho Adela Seguí acusó al rector José García de manejar este tema con falta de transparencia. Afirmó que los decanos se enteraron por los diarios que YMAD había aprobado la exploración sin la presencia de los directores representantes de la UNT y que no existen informes serios del impacto ambiental.

Al parecer la decana desconoce los 20 años de Alumbrera y toda la lucha activista en contra de ella, las miles de manifestaciones y asambleas que se realizaron desde que empezó ese proyecto. ¿Acaso no hicieron su tarea de leer toda la documentación que dejó en la última sesión la abogada de los pobladores de Andalgalá, Mariana Katz, sobre la inviabilidad del proyecto Agua Rica? Seguí puso énfasis en que se estaba regalando en precio la chatarra que quedó de La Alumbrera, preocupándose por el monto de las regalías pero poco y nada sobre la salud y las enfermedades que se expandieron en la población desde el comienzo del anterior proyecto minero.

También tomó la palabra el decano de Medicina Mateo Martínez, quien dijo estar "conmovido" por las palabras de Chela, que entendía lo importante que era en lo económico el acuerdo pero “eso” también era importante y propuso hacer un viaje a Andalgalá para constatar la situación. Aunque se diga conmovido, al decano no parece incomodarle el hecho de que ellos tomen parte de la decisión a espaldas de la población de Andalgalá.

Por su parte, el rector García guardó silencio y dijo que todas explicaciones o lo que tenga que decir lo dirá en la sesión extraordinaria del 30 de octubre. La excusa de los decanos para avalar esto es que ante la falta de presupuesto por parte del gobierno nacional, la UNT podría aprovechar estas nuevas regalías. Pero se sabe que el anterior proyecto de La Alumbrera poco tuvo de transparente, ya que terminó con el procesamiento por malversación de fondos del ex rector Alberto Cerisola y otros funcionarios.

Movilizarse este 30 para rechazar la megaminería contaminante

“Vinimos desde Andalgalá para hacerles ver a las autoridades de la Universidad de Tucumán no se dejen manosear con la mentira del progreso que dicen traer estos acuerdos”, cuenta Chela. Las agrupaciones impulsadas por la Juventud del PTS se sumó a la jornada, planteando como siguiente paso movilizarse a la sesión del martes 30.

“Nos comprometemos para convocar a movilizarse hacia el Rectorado este martes para rechazar lo que no es más que otro saqueo hacia el pueblo de Andalgalá que ha sufrido la contaminación del agua y que lejos está de haber dejado riquezas para la población”, dijo Melina García de Lillo a la Izquierda. “Como siempre es alarmante que ningún centro de estudiantes ni la Federación Universitaria realicen convocatorias por este tema ni lo ponga en su agenda, siendo un tema bastante preocupante que la universidad sea parte de la megaminería contaminante”, señaló Karen de Medicina a la Izquierda

Sabemos que si se consigue la negativa por parte de la UNT al proyecto solo es una negativa parcial, ya que todo indica que plan de exploración ya está en marcha. Aunque es importante desde Tucumán plantarse para que sea un contagio en las asambleas que se hagan en Catamarca, para articular las luchas que se vendrán contra este nuevo saqueo. Ya sabemos que el camino a través de la movilización y los acampes como lo hizo el pueblo de Andalgalá que sufrió represión en 2010 tras bloquear la entrada hacia la minera, hubo hasta policías de Tucumán para desalojar a la población, pero debido a las innumerables marchas y acampes lograron en el 2016 un amparo de la corte suprema por el no al nuevo emprendimiento de agua rica. Pero ahora quieren voltear y pasar por encima de esa ordenanza.

Por esta razón así como están marcando el camino Chile que se cansó de 30 años de saqueos de sus recursos naturales mientras que el país se endeuda y se vuelve más pobre o Ecuador que salió a pelear para frenar el paquetazo de ajuste que planteaba el FMI, debemos organizarnos para plantar una lucha que lleve a un triunfo y donde seamos los trabajadores y los pobladores los que decidamos sobre nuestros recursos. No somos ingenuos y sabemos que detrás de todos estos proyectos también está el FMI que pone como garante, cuando Argentina entre en secesión de pagos, los recursos naturales de nuestro país.







Temas relacionados

Alumbrera   /    Andalgalá   /    Universidad Nacional de Tucumán   /    Megaminería   /    Tucumán

Comentarios

DEJAR COMENTARIO