UNIVERSIDAD NACIONAL DE TUCUMÁN

UNT: tras el escándalo de Paradise Papers y Glencore, nombran en el YMAD a abogado denunciado por fraude

Sin aviso, el Consejo Superior designó a José Toledo, denunciado por fraude a la administración pública. Otra vez el YMAD es puesto como caja de negocios privados.

Miércoles 24 de junio | 13:35

El martes el Consejo Superior de la Universidad Nacional de Tucumán (UNT), votó como nuevo representante del YMAD (Yacimientos Mineros de Agua de Dionisio) al abogado José Roberto Toledo. Este personaje cuenta con varias denuncias en su haber, delitos de fraude en perjuicio de la administración pública, tráfico de influencias y negociaciones incompatibles con la función pública.

Toledo es un hombre que resuena siempre ligado peronismo provincial. Fue parte de la gestión del ex gobernador Ramón “Palito” Ortega. Luego termino siendo apoderado de la concesión de la terminal de Ómnibus de San Miguel de Tucumán. Cargo que desempeñó por el cual tiene varias causas abiertas.

Toledo, ex funcionario del peronismo y con vínculos en la Corte Suprema tucumana.

Toledo además fue docente de la Facultad de Derecho y es mostrado como un hombre protegido por Antonio Estofán, vocal de la Corte Suprema de Justicia de Tucumán. En la sesión del Consejo salió a la luz que fue asesor de YMAD.

Las autoridades de la UNT vuelven a demostrar en este caso que buscan utilizar el YMAD como caja de negocios. Ya pasó con Minera La Alumbrera, el año pasado quisieron avanzar con Agua Rica, ahora van claramente por más. No podemos permitirlo.

El escándalo YMAD: caja de negocios de empresarios y autoridades

La UNT y la gestión del YMAD es permanente eje de denuncias y de luchas en la UNT. Los yacimientos que pertenecen a la Universidad fueron usados en reiteradas ocasiones de caja de negocios y emprendimientos de empresas privadas. El caso del rechazo a la Minera La Alumbrera, que tomó trascendencia nacional por la lucha de estudiantes y comunidad contra la megaminería contaminante que contaba con el visto bueno de las entonces autoridades de la Universidad.

El colmo fue cuando a través de la denuncia de los Paradaise Papers, se hizo pública la red de complicidad entre las autoridades de la UNT y la red de sociedades offshore de la multinacional Glencore. La firma Minera La Alumbrera Ltda. forma parte de estas empresas fantasmas, bajo las cuales opera Glencore. Gracias a ello podía extraer minerales de manera contaminente haciendo evasión fiscal. Las autoridades del YMAD y de la UNT, como demuestra la denuncia, eran conscientes de esto pero prefirieron seguir recibiendo el dinero por la concesión.

Producto de esta denuncia varias ex autoridades de la UNT fueron investigadas y tienen solicitudes de prisión preventiva. Allí están involucrados Juan Alberto Cerisola (ex rector de la UNT entre 2006 y 2009); Olga Cudmani (directora general de Construcciones Universitarias); Osvaldo Venturino (director de Inversiones y Contrataciones) y Luis Sacca (subsecretario de Políticas Administrativas y Gestión). Todos forman parte de la causa penal por malversación de fondos recibidos por la UNT de Minera La Alumbrera.

La sesión de ayer en el Superior y la puesta frente al YMAD de este nuevo personaje demuestra que las autoridades quieren seguir usando el Yacimiento como caja de negocios privados y propios. Ya el año pasado gracias a la lucha estudiantil y de la comunidad de Andalgala se logró evitar que se realice el acuerdo entre la UNT y Agua Rica, otra empresa minera contaminante que utiliza el fracking como método de extracción.

Fuera la megaminería contaminante de la UNT

Hace años que los estudiantes de la UNT luchan porque las multinacionales mineras contaminantes saquen sus manos del YMAD. Son dos políticas bien distintas: una es la que promueven las autoridades volver el Yacimiento una caja de negocios y de contaminación, otra es la que vienen proponiendo sectores de estudiantes y docentes junto a las comunidades, que el YMAD sea utilizado como un espacio de estudio y practica científica. Que sirva para la investigación de formas de exploración no agresivas al medio ambiente.

El actual rector de la UNT, José García, desde el año pasado se esfuerza por continuar con los negocios privados y generar nuevas turbias concesiones del YMAD, hasta ahora gracias a la lucha logro evitarse. Los estudiantes, docentes, junto a comunidades y organizaciones ambientalistas necesitamos un plan de conjunto para terminar con esto.

¿Cómo funciona el YMAD hoy?

El yacimiento tiene una administración tripartita: UNT, nacional y privados. Las autoridades representantes por la UNT en el YMAD son puestas por el Consejo Superior, como demuestra este caso siempre son personajes ligados al régimen provincial, sin ningún tipo de conocimiento del tema y puestos a espaldas de gran parte de la comunidad educativa. Los privados se incorporan mediante concesiones jugosas a la explotación del YMAD, yendo a concursos en los cuales el Estado Nacional y las autoridades de la UNT eligen al mejor postor.

Desde la Juventud del PTS planteamos que el YMAD debe tener una administración 100% estatal. La preservación de los fines científicos que persigue el yacimiento solo puede garantizarse si terminamos de sacar las manos de los pulpos mineros internacionales. El YMAD debe funcionar bajo completa orbita estatal. Organizada bajo un comité en donde estén representados la UNT, estudiantes, profesionales e investigadores del área, organizaciones ambientalistas y miembros de comunidades de la zona. Solo así podemos lograr que el YMAD deje de ser permanentemente caja de negocios e involucramiento de multinacionales mineras, como Glencore, en la Universidad.







Temas relacionados

Alumbrera   /    YMAD   /    Universidad Nacional de Tucumán   /    Megaminería   /    Tucumán   /    Universidad

Comentarios

DEJAR COMENTARIO