JUVENTUD

UNSaM: enorme solidaridad con las trabajadoras de Pepsico

Estudiantes y docentes de la Universidad Nacional de San Martín aportan a las trabajadoras de Pepsico cinco mil doscientos pesos para su fondo de lucha.

Martes 8 de agosto | 15:55

En la Universidad Nacional de San Martín, la semana comenzó con un clima de gran apoyo y unidad entre trabajadores y estudiantes. Ayer, día lunes 8 de agosto, las y los trabajadores de Pepsico se acercaron a la Universidad y fueron recibidos por los estudiantes con un cartel que decía "Bienvenidos trabajadores de Pepsico", una muestra de imágenes y fotografías de la lucha que vienen llevando adelante, y una gran campaña de fotos tomadas por los estudiantes el apoyo a la lucha.

"No compres Pepsico, no consumas represión" y "yo apoyo la lucha de las y los trabajadores de Pepsico" fueron, entre otras, las consignas levantadas por los estudiantes y los docentes de la Universidad.

En conjunto con la Juventud del PTS en la conducción el Centro de Estudiantes de Humanidades que viene acompañando desde el día uno su lucha, pasaron por diversos cursos de las distintas Escuelas de la UNSaM y obtuvieron un inmenso respaldo tanto de parte de estudiantes como de docentes juntando así una suma total de cinco mil doscientos pesos para el fondo de lucha de los trabajadores.

Las leonas de Pepsico, como fueron apodadas por la sociedad, invitaron a los estudiantes a sumarse a la lucha y a brindar su apoyo acercándose a la carpa que instalaron frente al Congreso donde están resistiendo actualmente luego haber sido desalojados de forma brutal del acampe en la planta de Florida.

"Creemos que nuestro reclamo es justo, algunas de nosotras tenemos enfermedades y operaciones en el cuerpo producto de los años que dejamos en nuestros puestos de trabajo y vamos a seguir luchando hasta el final por recuperarlos. El Gobierno nos reprime, el Ministerio de Trabajo nos da la espalda y el sindicato nos traiciona, pero estamos más fuertes nunca.", comentaban a los estudiantes de la UNSaM logrando así una gran solidaridad que se traducía en sonrisas, aplausos y palabras de aliento.

Las leonas y sus compañeros confirmaron que no bajarán los brazos y por eso siguen siendo un símbolo de todos los que quieren enfrentar el ajuste.








Comentarios

DEJAR COMENTARIO