Juventud

UNIVERSIDAD - BAHIA BLANCA

UNS: Los estudiantes nos organizamos contra el autoritarismo docente

Masiva asamblea estudiantil vota una Comisión Investigadora Independiente contra el autoritarismo docente. Un gran paso en la coordinación del movimiento estudiantil en el camino de conquistar un Protocolo contra la violencia de género e institucional.

Viernes 7 de abril | Edición del día

En el departamento de Humanidades de la Universidad Nacional del Sur se realizó el pasado miércoles una masiva asamblea estudiantil de carácter urgente. Fue convocada desde el CeHum a partir de varios hechos de violencia, perpetrados por un docente que dicta clases en este departamento y en Economía y Administración, por lo que se realizó de forma abierta a los demás departamentos.

Cabe recordar como antecedente de esta asamblea, una anterior que a fines del año pasado había votado su pedido de renuncia ante una denuncia formal de abuso de autoridad y varias denuncias informales de distintos tipos de violencia y autoritarismo. Sin embargo este pedido de renuncia por error de los consejeros estudiantiles no había sido elevado a las autoridades.

¿Mejor no hablar de ciertas cosas?

Hace unos días los problemas con este docente se agravaron luego de que desde Tesis XI nos hiciéramos eco de la mencionada denuncia de abuso de autoridad por parte de éste, quién respondió con amenazas de acciones judiciales, insultos, amedrentamientos y finalmente la destrucción de una cartelera sobre el 24 de marzo y contra la impunidad de ayer y de hoy… a días de cumplirse 41 años del último golpe cívico, eclesiástico, militar.

Te puede interesar: Un debate abierto hacia Cardumen y Patria Grande: ¿Una sola marcha?

Al hacer público nuestro repudio a este accionar, comenzaron a surgir comentarios de estudiantes y activistas que habían sufrido su autoritarismo en clases, en los pasillos y de forma personal vía mails y redes sociales. Esto motiva una sesión de emergencia del Consejo Departamental, órgano de cogobierno de esta institución.

Allí se nos planteó que cualquier denuncia en vías a remover temporal o definitivamente de las aulas a este docente, debe realizarse a través de procedimientos burocráticos que exponen la identidad de los y las denunciantes, además de no contemplar la relación de poder entre docente y alumno.

Esto no sólo nos dejaría sin protección ante represalias personales o judiciales a los y las denunciantes, sino que además permite que el docente continúe dando clases hasta que se le dé curso en el Consejo Superior Universitario. Todos estos organismos están conformados con absoluta mayoría docente, resultando corporativos, y profundamente antidemocráticos con respecto al claustro mayoritario en la comunidad universitaria: los y las estudiantes.

Una salida por izquierda al autoritarismo docente

Desde Tesis XI llevamos a la asamblea una propuesta superadora de estas vías burocráticas, que fue votada por unanimidad. Consiste en formar una Comisión Investigadora Independiente, con mayoría estudiantil abierta, y representantes docentes y no docentes (que se hayan posicionado a favor de los derechos de los estudiantes y contra la violencia de género), propuestos y votados en asamblea. Todos estos miembros son revocables por la misma, y la comisión en sí es regulada por la asamblea, el órgano mayor de organización estudiantil independiente.

La comisión, que se reunirá por primera vez este miércoles, va a proceder a juntar denuncias en estas tres semanas, antes de la fecha de la próxima asamblea, el 26 de abril. Quienes hayan sufrido violencia o abuso de poder por parte del docente están convocados a acercarse para hacer la denuncia, aportando en lo posible las evidencias pertinentes, tomando en cuenta que la Ley de Violencia de Género dice que la sola denuncia de una víctima es suficiente para abrir una investigación.

Realizado este proceso, la comisión, asesorándose legalmente, va a decidir y sugerir en asamblea qué vía conviene tomar para llevar a las autoridades la denuncia, resguardando la identidad de los y las denunciantes, y exigir así la suspensión y destitución del docente. La asamblea decidirá aprobar o no las acciones de la comisión.

Este organismo independiente, puede avalar las medidas de organización estudiantil que podamos tomar en lo inmediato. Una primera propuesta que hicimos es la exigencia de una comisión de práctica o cátedras paralelas. Es decir, exigirle a las autoridades que dispongan otro profesor para que podamos elegir en que comisión cursar sin exponerse a posibles agresiones o represalias.

También propusimos dos medidas de defensa: la redacción de una declaración que repudie toda acción legal y todo ataque que pueda provenir del docente, firmada por diferentes personalidades y organizaciones de derechos humanos, y por otro lado, la conformación de un petitorio para pasar por los cursos. Todo esto nos protege, mostrando que no solo un número reducido de estudiantes se planta contra el abuso de poder de un docente, sino que brinda un respaldo público.

Organización estudiantil por un protocolo contra la violencia de género e institucional

Esta asamblea, que reunió estudiantes de distintos departamentos, es un hito y sienta un gran precedente para la coordinación del movimiento estudiantil, que fue desarticulada en la última dictadura, con el asesinato de “Watu” Cilleruelo en 1975 a manos de sicarios del rector interventor Remus Tetu, justo cuando había sido elegido presidente de la Federación Universitaria del Sur.

Es fundamental que el debate del protocolo contra la violencia de género parta de la organización independiente de los y las estudiantes de toda la UNS, sin injerencia de las autoridades universitarias, organizándonos desde los cursos, con delegados y en asambleas del centro de estudiantes.

Es solo con esta autoorganización con la que vamos a lograr sacarnos de encima a los docentes autoritarios y violentos, y que vamos a poder luchar contra el ajuste que quieren descargar sobre la clase trabajadora los gobiernos de Cambiemos y del FPV-PJ en las provincias. Si los tarifazos y el conflicto docente con paritarias a la baja y persecución mediatica es una muestra de esto ultimo, la reciente represión en los cortes por el paro general del 6 de abril es la muestra de la respuesta que tiene preparada estos gobiernos para los que nos organizamos para que la crisis la paguen los capitalistas.

Te puede interesar: Nicolás del Caño en Bahía Blanca: “el paro será histórico a pesar de la CGT"

Estas medidas que parten de la autoorganización estudiantil, son una conquista histórica. La conformación en Bahía Blanca del primer organismo de control independiente de las autoridades, es un antecedente directo de cómo tiene que funcionar un protocolo contra la violencia de género e institucional, y son las bases que sentamos para su posterior redacción en la UNS.

Rompamos con el conservadurismo académico que nos paraliza a la hora de tomar acciones contra estas injusticias y llevemos adelante estas luchas, porque merecemos s cursar en un ambiente donde se respeten nuestros derechos. Y eso lo garantizamos con organización estudiantil independiente: ¡sigamos adelante reivindicando esta conquista!






Temas relacionados

violencia contra las mujeres   /    Asamblea estudiantil   /    Juventud    /    Autoritarismo Universitario   /    Tesis XI   /    Violencia institucional   /    Pan y Rosas   /    Bahía Blanca   /    Juventud

Comentarios

DEJAR COMENTARIO