Juventud

UNIVERSIDAD

UNLu Sistema de reconocimiento académico: Otra vez el poder judicial a disposición del ajuste del Macrismo

La Cámara Federal de apelaciones de San Martin rechazó la acción de los estudiantes contra el atropello de los derechos a la educación pública y de calidad por parte de las autoridades de la Universidad de Luján.

Jueves 7 de diciembre | 13:23

Para entender la lógica del fallo hay que primero entender que rol cumple la justicia en el estado burgués. La justicia es pieza clave para someter la desigualdad social y proteger los intereses de la burguesía. Para ello es necesario la ficción de "igualdad " de las personas ante la ley. Esto implica instalar en la sociedad que cualquier persona que considere vulnerado sus derechos podrá acceder a la justicia, en la cual luego de un debido proceso un juez impartirá justicia, dictando una sentencia conforme a derecho. Esta "ficción", propiamente dicha, no es así. La complicidad de la justicia en los antecedes recientes en la Argentina se refleja en el 2x1 en beneficio de genocidas, la absolución de Macri por las escuchas, los fallos a favor de Benetton y el artilugio que se está realizando en el procedimiento del caso de Santiago Maldonado.

Consecuentemente, en el presente caso, los estudiantes de la Universidad Nacional de Lujan (UNLU) ante el avasallamiento por parte del rector y la gestión, decidieron organizarse y armar un plan de lucha, del cual uno de los puntos era exigir sus derechos en la justicia. Para dar pelea en un terreno adverso como es la justicia burguesa y más aún cuando lo que se cuestiona y se pretende doblegar es el avance contra la educación pública, es fundamental la relación de fuerzas. Sin ella la arbitrariedad manifiesta de los jueces no tendrían consecuencia de ningún indole, como sucedió en el presente fallo.

La fuerza se encontraba plasmado en un frente ùnico, compuesto por las distintas corrientes políticas de la UNLU, ya que los firmantes tienen representatividad de los estudiantes por los cargos electivos que ocupan. Sin embargo este ambicioso plan de frente único no fue llevado a la práctica. Con métodos burocráticos, las corrientes como Nueva Opción y el FUL, dilataron la firma de los escritos judiciales, aún sabiendo de los plazo legales que para que finalmente decidan no firmarlos. En menor medida Las Rojas del Nuevo Más, continuaron con el reclamo junto a la estudiante Daniela Luna de la juventud del PTS pero por cuestiones personales de la firmante en el momento crucial de apelar la resolución no lo firmaron. Es llamativo que la negativa de firma haya sido contemporáneo a las elecciones de centro de estudiantes donde Las Rojas fueron junto a Nueva Opcion. Lo ocurrido no sólo es contrario a lo que resolvió la asamblea pública de 250 estudiantes, sino que también es contrario a los derechos que pretenden defender por que el reclamo pierde legitimación activa y la relación de fuerza se diluye.

Desde la Juventud del PTS, creemos que la batalla contra los avances de la gestión limitando nuestro derecho a la educación pública y de calidad continua, más aún cuando hace unas semanas Macri le pidió a las universidades un "esfuerzo" para reducir el gasto público. No podemos permitir que el gobierno actual con complicidad de los rectores y las autoridades de las universidades arrebaten nuestros derechos, por eso los estudiantes debemos organizarnos par dar pelea y defender la educación pública.








Temas relacionados

UNLu   /    Provincia de Buenos Aires   /    Juventud

Comentarios

DEJAR COMENTARIO