Juventud

UNIVERSIDAD

UNGS: Ante el inminente desalojo en Guernica ¿qué van a hacer la gestión universitaria, el centro de estudiantes y los sindicatos docente y no docente?

Este fin de semana las asambleas de los barrios pertenecientes a la toma votaron el rechazo de la propuesta engañosa del gobierno y resistir el desalojo. La lucha entra en momentos decisivos. Nuestra universidad que se ha caracterizado por tener un discurso a favor de los derechos humanos tiene que declararse en estado de alerta y movilización para hacer una solidaridad activa y apoyar a las familias de Guernica en las acciones que resuelvan.

Marco Balbi

Graduado Lic. en Comunicación (UNGS)

Lunes 26 de octubre | Edición del día

Luego de los engaños del gobierno, publicando un censo con datos falsos (desmentido por organismos como el CELS y Serpaj) y haciendo propuestas que no solucionan el problema de la vivienda para las 1400 familias que aún resisten en Guernica, las asambleas de los barrios de la toma votaron distintas contrapropuestas que garanticen el derecho a la tierra y la vivienda digna, y resistir el inminente desalojo cuya orden sigue vigente hasta el 30 de octubre. Las familias de Guernica están discutiendo distintas medidas como acampes, movilizaciones o cortes como parte de un plan de lucha. Ante esta situación, ¿qué van a hacer la gestión universitaria, el centro de estudiantes y los sindicatos docente y no docente de la UNGS?

Te puede interesar: Guernica: CELS y Serpaj, organismos de DD.HH testigos del último censo, desmienten números del gobierno

Hace poco más de un mes el Consejo Superior de la UNGS se pronunció contra el desalojo en Guernica a través de la Resolución 7760/20. Luego que las familias hayan rechazado las propuestas del gobierno ya que no contemplan solución alguna al reclamo de tierra y vivienda, hemos ingresado en la última semana de vigencia de la orden de desalojo, es decir estamos en horas decisivas para el futuro de las familias. Por esa razón necesitan del apoyo de toda la comunidad educativa para que su lucha triunfe. La gestión tiene que declarar estado de alerta y movilización y llamar a paro universitario y cese de actividades en caso que haya represión.

Te puede interesar: Guernica: las asambleas rechazan el engaño del gobierno y la lucha entre en momentos decisivos

Desde la Secretaría de Prensa y Difusión y distintas organizaciones, se vienen realizando exigencias a la conducción del CeUNGS para que nuestro centro de estudiantes se pronuncie contra el desalojo y a favor de las familias de Guernica. Sin embargo, la presidencia de El Puente y El FUNyP le dan la espalda al reclamo de las familias. En la última reunión de centro de estudiantes realizada hace una semana exactamente, rechazaron un pronunciamiento propuesto por la Secretaría de Prensa y Difusión que encabeza la Juventud del PTS. Para rodear de solidaridad a las familias de Guernica, y para que dicha solidaridad sea activa, es fundamental que los centros de estudiantes acompañemos las distintas acciones que las familias están discutiendo para la semana, ya sea acampes, cortes o movilizaciones. Los sindicatos docentes (Adiungs) y no docentes (Apungs) de la universidad también deben acompañar dichas medidas convocando a paros.

Te puede interesar: Indignante: la Presidencia del CEUNGS se niega a pronunciarse a favor de las familias de Guernica

También es importante el pronunciamiento de los Comités de Carrera ya que allí además de tener representación los docentes y los estudiantes, también la tienen los graduados. La Licenciatura en Urbanismo de nuestra universidad adhirió a la nota presentada ante el Juez de Garantías de la causa, Martín Rizzo, para que suspenda el desalojo, sin embargo tanto la justicia como el gobierno mantienen dicha orden en pie. Al Estado no le importa el reclamo de las familias de Guernica. Por esta razón, los pronunciamientos en solidaridad tienen que ser activos, y desde las carreras hay que exigir a la gestión que la universidad sea declarada en estado de alerta y movilización para que en caso de haber desalojo la comunidad educativa se movilice.

El derecho a una vivienda es un derecho constitucional violado sistemáticamente por todos los gobiernos y es una demanda estructural hace décadas. La crisis en curso ya golpea a los más vulnerables obligando a millones a abandonar el pago de alquiler y tomar tierra porque sino sus familias no comen. En la UNGS, la mayoría de les estudiantes somos trabajadores (así como también lxs graduados, docentes y no docentes), muches pagamos alquiler y sabemos lo difícil que es sostener ambas cosas y no poder acceder a una vivienda propia. Por eso, más que nunca y ante lo que viene, debemos unirnos y apoyar a quienes hoy enfrentan condiciones inhumanas y luchan para defender lo único que tienen, algo tan elemental, un pedazo de tierra donde vivir.

¡QUE TODA LA COMUNIDAD UNIVERSITARIA APOYE A LAS FAMILIAS DE GUERNICA!







Temas relacionados

Toma de tierras   /    Crisis habitacional   /    viviendas   /    Emergencia habitacional   /    Guernica   /    Solidaridad   /    Derecho a la vivienda   /    Universidad Nacional General Sarmiento (UNGS)   /    Toma   /    Déficit Habitacional   /    Vivienda   /    Desalojo   /    Provincia de Buenos Aires   /    Zona Norte del Gran Buenos Aires   /    Universidad   /    Juventud

Comentarios

DEJAR COMENTARIO