Sociedad

INVESTIGACION PENAL

UBA: imputan a funcionarios por presunto desvío de fondos del Hospital de Clínicas

Autoridades de la Universidad de Buenos Aires (UBA) fueron imputadas ayer para ser investigadas penalmente por el presunto desvío hacia empresas privadas de fondos destinados al Hospital de Clínicas.

Miércoles 23 de septiembre de 2015 | Edición del día

El fiscal federal Franco Picardi pidió abrir la investigación contra José Luis Giusti, ex decano de la Facultad de Ciencias Económicas; Emiliano Yacobitti, secretario de Hacienda y Administración de la UBA y titular de la UCR porteña; Sergio Ricardo, ex secretario de Asistencia Técnica y Pasantías; y otras 40 personas vinculadas a la UBA y a las empresas que habrían recibido los fondos, informó Fiscales.gob.ar.
.
Picardi imputó a los acusados por los delitos de negociaciones incompatibles con el ejercicio de la función pública, lavado de activos, enriquecimiento ilícito y administración infiel, y solicitó al juez federal Luis Rodríguez medidas de prueba para avanzar en la causa.

El canal de noticias C5N reportó que las autoridades de la UBA habrían desviado fondos públicos y pagado sobreprecios a empresas contratistas en el Hospital de Clínicas, que depende de esa casa de estudios, y que parte de esos fondos podrían haber sido entregados a la campaña de Martín Lousteau para su postulación a jefe de Gobierno porteño.

La Procuraduría de Criminalidad Económica y Lavado de Activos (Procelac), a cargo del fiscal Carlos Gonella, inició una investigación preliminar de oficio y presentó la denuncia en los tribunales de Comodoro Py.

Según el fiscal Picardi, los directivos de la UBA "habrían utilizado el alto cargo jerárquico desempeñado en la casa de estudios para desviar millonarias contrataciones del Hospital de Clínicas ’José de San Martín’ hacía proveedoras de insumos y medicamentos con las cuales estaban directamente vinculados".

La investigación preliminar arrojó que una de las empresas beneficiadas fue Medipack S.A., de Diego Pellegrini, cuñado de Ricardo, que desde el 9 de abril de 2008 hasta el 19 de marzo de 2014 obtuvo 69 contratos por 11 millones de pesos.

Para el fiscal Picardi los acusados podrían haber incrementado su patrimonio personal con las maniobras investigadas, por lo que también serán investigados por enriquecimiento ilícito.

"Dicho incremento patrimonial se habría configurado mediante la utilización del dinero ilícito para solventar ostentosos viajes y gastos diarios, como así también para adquirir bienes

inmuebles, vehículos de alta gama y hasta una aeronave, tanto a su nombre como a nombre de las sociedades y de las personas que fueron descriptas como su círculo íntimo", sostuvo el fiscal.

Fuente: DyN







Comentarios

DEJAR COMENTARIO