Internacional

MEDIO ORIENTE

Turquía y EE. UU. acuerdan la retirada de las milicias kurdas del noreste de Siria

Mike Pence asegura un acuerdo con Erdogan de un “alto el fuego” de 5 días. Las fuerzas kurdas se retiran de la zona, mientras Turquía aseguró su avance.

Jueves 17 de octubre | 20:21

Mike Pence, vicepresidente de Estados Unidos, dijo que Washington y Ankara acordaron un alto el fuego de cinco días en los ataques de Turquía contra combatientes kurdos en el noreste de Siria.

Ankara hará una pausa en su ofensiva, llamada cínicamente "Operación Primavera de Paz", para permitir que las Unidades de Protección Kurda (YPG) se retiren 30 km de la frontera entre Turquía y Siria, según afirmó Pence en una conferencia de prensa en la capital turca.

Una vez que se complete el retiro, "la Operación Primavera de Paz se detendrá por completo", agregó el vicepresidente.

Hablando en la misma conferencia de prensa, luego de Pence, el canciller turco, Mevlut Cavusoglu, elogió el acuerdo. Aunque se negó a llamarlo "alto el fuego" diciendo que el YPG, a quien Ankara considera como "terroristas", no es capaz de llegar a tal acuerdo. Agregó que "esto no es un alto el fuego. Se alcanza entre las dos partes de manera legítima", dijo Cavusoglu .

Sin embargo, Mazloum Abdi, el comandante de las Fuerzas Democráticas Sirias (SDF), la fuerza liderada por la YPG, confirmó el jueves por la noche que sus combatientes cumplirán con el acuerdo. “Haremos todo lo posible para el éxito del acuerdo de alto el fuego", dijo en la televisión kurda.

Turquía comenzó la ofensiva sobre territorio kurdo-sirio la semana pasada, poco después de que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, retirara a las tropas de su país de la región norte al este del río Eufrates. Ankara dijo que quiere crear una "zona segura" libre de combatientes kurdos a los que considera "terroristas". La llamada "zona segura" también permitirá una supuesta repatriación de algunos de los 3.6 millones de refugiados que Turquía alberga en su territorio.

“Washington, a cambio no impondrá más sanciones a Turquía una vez que se implemente el alto el fuego”, dijo Pence, y agregó que retiraría las sanciones existentes una vez que se complete la operación militar turca.

Sin embargo, el acuerdo no puede evitar que los legisladores estadounidenses impongan sanciones. La senadora republicana Lindsey Graham prometió seguir adelante con la propuesta de legislación sobre sanciones el jueves por la noche.

Pence y Cavusoglu también estaban en desacuerdo con al menos un compromiso en virtud del acuerdo recién alcanzado, y Pence dijo que el acuerdo incluía un acuerdo para que Turquía "no participe en ninguna acción militar contra la comunidad de Kobane", la ciudad fronteriza estratégica sobre la que las tropas turcas comenzaron a avanzar en los últimos días.

La retirada kurda logra efectivamente el objetivo principal de despejar a las esas fuerzas del área fronteriza, motivó que fue utilizado por Ankara para lanzar la campaña en primer lugar. Según el acuerdo, después de que las fuerzas kurdas sean expulsadas de la "zona segura", Turquía se ha comprometido a un alto el fuego permanente, pero no tiene la obligación de retirar sus tropas.

“La sensación aquí es que Turquía ya ha ganado. Turquía ha ganado en esta ronda de negociaciones con Estados Unidos ", dijo Zeina Khodr de Al Jazeera, hablando desde la ciudad fronteriza turca de Akcakale.

Si bien este tipo de acuerdos no son los más fiables como se demostró una y otra vez a lo largo de los 8 años de guerra en Siria, es un avance que fortalecería las posiciones de los distintos actores. Rusia y Al Asad completarían el control del territorio sirio en manos de los kurdos poniendo un freno al avance de Turquía, mientras estos dan un paso adelante en conquistar territorios que desplazan más a los kurdos con el objetivo de levantar una “zona de amortiguamiento” donde se trasladarían millones de árabes sirios.

En cuanto a EE. UU., taparía los criticados “errores tácticos” de Trump que se encuentra en campaña hacia el 2020, pero que son parte de la política de alejarse cada vez más de Medio Oriente, comenzada por Obama.

En cuanto a los kurdos, fueron arrinconados entre dejar que cometan un genocidio, o pactar con todos los demonios. La ofensiva turca en 9 días se cobró 72 civiles kurdos muertos según el Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH). Del lado kurdo de la frontera se encuentran unos 300.000 civiles, sólo a 83.000 de ellos las Naciones Unidas pueden dar asistencia alimentaria.

Durante las ofensivas del Estado Islámico en el norte de Siria, los kurdos-sirios (YPG) formaron una alianza con un grupo apoyado por EE. UU., formando las Fuerzas Democráticas Sirias (FDS), logrando recuperar los territorios que controlaba el Estado Islámico que alcanzan una superficie similar a la de Gran Bretaña.

El acuerdo anunciado por el vicepresidente estadounidense termina de confirmar el avance turco sobre las zonas dominadas por los kurdos, dejando a Ankara con un primer objetivo cumplido, más allá de la retorica de Trump, en detrimento la influencia que habían logrado los kurdos en regiones como Rojava y Kobane que lograron construir una Administración Autónoma, controlando recursos estratégicos y alimentando una larga historia de reclamos de libertad.







Temas relacionados

Turquía   /    Estados Unidos   /    Donald Trump   /    Kurdos   /    Erdogan   /    Turquía   /    Medio Oriente   /    Siria   /    Estados Unidos   /    Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO