Internacional

Turquía evalúa intervenir militarmente contra Estado Islámico

Jueves 2 de octubre de 2014 | Edición del día

Refugiados sirios esperan ser transpotados luego de cruzar a Turquía, cerca de Suruc, 30 septiembre, 2014. Foto: REUTERS/Murad Sezer

El gobierno de Turquía dijo que podría enviar soldados a Siria o Irak y permitir a los aliados usar bases turcas para combatir al Estado Islámico.

El Gobierno turco envió el martes a última hora una propuesta al Parlamento, que podría ampliar los poderes existentes y permitir que Ankara ordene una acción militar para "frustrar los ataques dirigidos contra el país de todos los grupos terroristas en Irak y Siria".

La propuesta también significa que Turquía, hasta ahora reticente a asumir un rol de primera línea contra el Estado Islámico, podría permitir que fuerzas extranjeras usen su territorio para incursiones armadas.

El avance del Estado Islámico cerca de la frontera turca ha ejercido presión sobre este miembro de la OTAN para jugar un papel mayor en la coalición militar liderada por Estados Unidos, que realiza ataques aéreos contra los insurgentes en Siria e Irak.

Los militantes del Estado Islámico rodeaban la tumba de Suleyman Shah, abuelo del fundador del Imperio Otomano, en el norte de Siria, que Ankara considera un territorio soberano y ha dejado claro que lo defenderá. Según algunas fuentes, unos 1000 milicianos del Estado Islámico rodeaban a los 36 soldados turcos que custodian la tumba.

La ciudad de Kobani, de población mayoritariamente kurda en la frontera con Turquía, está asediada por el Estado Islámico desde hace más de dos semanas, mientras aviones de la coalición dirigida por Estados Unidos sobrevolaban la zona, dijo un corresponsal de Reuters en el lado turco.

"(Ellos) impactaron un pueblo que está a cuatro o cinco kilómetros al sudeste de Kobani y escuchamos que destruyeron un tanque (del Estado Islámico)", dijo Parwer Mohammed Ali, traductor del grupo kurdo PYD, a Reuters por teléfono desde Kobani.

Por otro lado, el director del Observatorio Sirio de los Derechos Humanos denunció este miércoles que el Estado Islámico decapitó a siete hombres y tres mujeres en la región kurda ubicada al norte de Siria, como parte de una campaña para intimidar a la población local.

Estados Unidos ha estado realizando ataques en Irak contra el grupo militante desde julio y en Siria desde la semana pasada con la ayuda de aliados árabes. Gran Bretaña y Francia también han impactado objetivos del Estado Islámico en Irak.

Turquía, que tiene una base aérea estadounidense en la ciudad sureña de Incirlik, no se ha involucrado militarmente hasta ahora.

Gran Bretaña dijo el miércoles que había conducido ataques aéreos durante la noche contra combatientes del Estado Islámico al oeste de Bagdad, atacando un camión armado y un transporte.

Los insurgentes habrían tomado el control de 325 de 354 pueblos alrededor de Kobani, según el Observatorio Sirio de los Derechos Humanos, que monitoriza la guerra.

Turquía comparte una frontera de 1.200 kilómetros con Irak y Siria y está lidiando con 1,5 millones de refugiados provenientes de la guerra siria. Esta semana desplegó tanques y vehículos blindados en las colinas que miran hacia Kobani luego que los combates se intensificaron.

Hace unos días, cuando más de 100.000 refugiados kurdos atravesaban la frontera hacia Turquía, fueron gaseados por órdenes de Ankara. Turquía teme el fortalecimiento de las milicias kurdas que luchan por un Estado propio.

Redacción ID / Agencias







Temas relacionados

Turquía   /    Irak   /    Estado Islámico   /    Siria   /    Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO