TRANSPORTE

Tucumán: un paro de la UTA terminó beneficiando a un empresario del transporte

Una medida contra 110 despidos en la línea 11 culminó con una nueva concesión al empresario Jorge Berreta.

Maximiliano Olivera

@maxiolivera77

Sábado 31 de diciembre de 2016 | Edición del día

En la mañana del jueves una noticia dominó la agenda periodística. La Unión Tranvía Automotores (UTA) inició un paro sorpresivo en la línea 11, que une el centro capitalino con los barrios 11 de marzo y los Lapachos. La medida era alertar sobre “el despido de 110 personas” por parte de la UTE Los Pumas.

A media mañana un grupo de choferes se reunió con César González, secretario general de UTA. Mientras tanto, corrían los rumores sobre la empresa. Una versión indicaba que se declaró en quiebra, mientras que otra hablaba de un simple cambio de razón social de la UTE.

Finalmente, un decreto del Ejecutivo municipal anuló la concesión y dispuso que el servicio de la línea 11 quede a cargo de Leagas SA hasta que se arme una nueva licitación. El nuevo acuerdo contó con el visto bueno de la UTA.

Quien está detrás de esta empresa es Jorge Berreta. El empresario también explota la concesión de las líneas 10, 110, 118, 121, 122 y 131. Además es presidente de Metropolitana SA, la empresa encargada de la distribución y recarga de la tarjeta Ciudadana.

Como miembro de la Asociación de Empresarios del Transporte Automotor de Tucumán (Aetat), Berreta es un lobbysta del sector cuando se disponen a conseguir un nuevo aumento en el precio del boleto. A pesar de declamar ser un sector “en crisis” recurrente, Berreta y sus socios nunca mencionan qué hacen con el dinero recaudado y los subsidios millonarios que reciben.

De acuerdo a datos del Ministerio del Interior, la empresa La Nueva Fournier recibió hasta septiembre de 2016 una suma superior a los $ 71 millones de subsidios (en 2015 rozó los $ 76 millones) y la empresa Itilco se acerca a los $ 50 millones para esa misma fecha (en 2015 superó los $ 53 millones). Ambas empresas forman parte del grupo empresarial GPS, perteneciente a Berreta. Además deben agregarse los subsidios destinados específicamente al combustible diferenciado y al pago de sueldos.

En la web del Ministerio del Interior no hay registros de los subsidios recibidos por Los Pumas UTE. Es una práctica habitual del sector constituirse en UTE o SA diferentes para alcanzar un mayor volumen de subsidios.

Desde la Municipalidad se aclaró que la anulación de la concesión no era de un día para el otro y que se trató de un proceso. El 22 de diciembre, Aetat invitó a una presentación de colectivos 0 km en el Monumento para el Bicentenario. Según su gacetilla de prensa, se trataban de 60 unidades, donde ya se podían distinguir los colectivos con el ploteado de Leagas SA. Se ve que Berreta ya sabía que iba a recibir el 2017 con un nuevo negocio.




Temas relacionados

UTA   /    Tucumán

Comentarios

DEJAR COMENTARIO