Mundo Obrero

MUNDO OBRERO

Tucumán: por falta de pago, trabajadores de los supermercados Luque protestaron en el centro

La situación afecta a 1200 trabajadores. El empresario multirubro afirma no poder pagar sueldos ni aguinaldos.

Martes 18 de junio | 22:00

Luego de las 14, un grupo de trabajadores de la cadena de supermercados Emilio Luque comenzó una protesta frente a Casa de Gobierno. Los trabajadores señalan que hay un importante atraso en el pago de los salarios, que desde marzo son pagados en cuotas o en tickets que solo pueden ser canjeados en los supermercados. Durante estos meses se produjeron algunos despidos y retiros voluntarios. Según los empleados, desde la empresa afirman que están al borde de la quiebra y que no podrán afrontar los próximos pagos de sueldos y aguinaldos. En esa situación se encuentran 1200 trabajadores.

La protesta de los trabajadores, que cortó todos los accesos a plaza Independencia, tenía como objetivo reunirse con funcionarios del Gobierno de Juan Manzur para lograr algún tipo de acuerdo en tornos a subsidios. Esto fue planteado por los delegados del gremio del comercio, Seoc, que actuaron como voceros durante la jornada. Finalmente, este miércoles a las 10 habrá una nueva reunión donde estarán representantes del grupo Luque.

Luego de la jornada, un funcionario municipal de la gestión de Germán Alfaro (Cambiemos) denunció penalmente a los trabajadores por el corte de calle, hablando de “caos y anarquía”. Bajo la excusa del “libre tránsito” el funcionario ataque el derecho a la protesta, intentando sentar un precedente contras los trabajadores que se movilicen por sus reclamos.

Un empresario con juego político

En las últimas elecciones, ya sean provinciales o nacionales, Emilio Luque es protagonista de varias noticias. Desde el 2015, el paso por algunas de sus plantas, ya sea una fábrica de fideos o un molino, es parte del itinerario de políticos como Mauricio Macri o Sergio Massa. El año pasado, durante el dia de la lealtad peronista, una de sus fábricas fue recorrida por Miguel Ángel Pichetto, Massa y Manzur. Esa buena relación que cultiva con el gobernador también se traslada a la oposición local.

En estas elecciones, como en 2017, se denunció que varios punteros políticos utilizaron tickets de su cadena de supermercados como parte del pago a votantes, fiscales o “movilizadores”. Como en cada ocasión, esa repartija no viene de un solo lado sino que los tickets de Luque fueron repartidos por los encolumnados con Manzur como también por los partidarios de Silvia Elías de Pérez.

Desde hace unas décadas, Luque comenzó una ascendente carrera empresarial. Primero logró a mediados de los 90 quedarse con toda la distribución en la provincia de Quilmes y Pepsi. Desde esa posición comenzó su cadena de supermercados, siendo actualmente las más importante del NOA con ocho supermercados, dos mini-mercados y nueve autoservicios mayoristas.

Luque extendió sus negocios a la agroindustria, con la compra y el arrendamiento de fábrica como Rivolli o Molino Cañuelas. En 2011 inauguró el Complejo Alimenticio San Salvador (Cass), considerado como el complejo alimenticio más grande el NOA. Los negocios también se extendieron a la rama azucarera, donde Luque compró el ingenio Marapa y el Concepción, el segundo ingenio más grande del país, y también cuenta con una propia fraccionadora de azúcar. Finalmente, como todo empresario que combina negocios y política, Luque también incursionó en el fútbol, siendo presidente de San Martín durante un breve lapso

En cada lugar del grupo Luque se repite la avanzada sobre las condiciones laborales, por ejemplo las jornadas laborales extendidas y sin pagar horas extras en el caso del comercio. El empresario es respaldado por la dirigencia del Seoc, al mismo tiempo que es enemigo de cualquier organización sindical que no pueda controlar.

Que la crisis no se descargue sobre los trabajadores

Con un breve repaso de todos sus negocios, cuesta creer que Emilio Luque esté pasando por una crisis, al borde de la quiebra. Una posibilidad es que el empresario busque un acuerdo como el de los call centers —aprobado en la Legislatura, donde el Gobierno paga una parte salarios— o como el de los empresarios del transporte —que además de los tarifazos, reciben subsidios provinciales. Esto fue planteado por el sindicato de comercio, quien además salió en defensa de Luque tras un embargo por deudas ante la Afip.

Luque ya tuvo líneas de créditos por parte del Gobierno para expander sus negocios, en el caso de la compra del ingenio Concepción y en el establecimiento de Cass. El atraso en el pago de salarios es una maniobra que viene realizando también en el ingenio Concepción.

No existen certezas sobre la quiebra de Luque, de todas maneras detrás de cualquier dicho de la empresa están las ganancias millonarias acumuladas en estos años y que busca defender. Por eso es importante exigir la apertura de los libros contables del grupo. Los 1200 trabajadores y sus familias no pueden ser rehenes y ser extorsionados bajo la amenaza del cierre de la cadena, por eso hay que pelear por el pago inmediato del salario y el aguinaldo, sin que esto dependa de un acuerdo entre Luque y el Gobierno. La organización democrática desde las bases —no atada a un sindicato que oficia de vocero de la patronal— e independiente de los intereses del grupo Luque es fundamental para defender el salario y los puestos de trabajos.







Temas relacionados

Tucumán   /    Mundo Obrero

Comentarios

DEJAR COMENTARIO