Política

LIBERTADES DEMOCRÁTICAS

Tucumán: inician peritaje en la Brigada Norte

Se realiza un año y medio después del incendio que terminó con la vida de Ariano Biza y Emanuel Gallardo.

Miércoles 16 de noviembre | Edición del día

Fotografía: Antonio Ferroni/La Gaceta

El 29 de junio de 2015 Ariano Biza y Emanuel Gallardo perdieron la vida en la Brigada de Investigaciones Regional Norte de la Policía de Tucumán, mientras se encontraban detenidos ilegalmente junto a otras 16 personas. La causa está a cargo del fiscal Washington Navarro Dávila, sobre quien pesan importantes cuestionamientos ya que aún no hay un solo imputado y ni siquiera fueron llamados a declarar el conjunto de policías y bomberos que actuaron en el lugar. Ni que hablar de los detenidos junto a los jóvenes que perdieron su vida, que fueron trasladados al penal y sometidos a amenazas y vejaciones para que no declaren lo que pasó. Familiares de Ariano y Emanuel apuntan las responsabilidades a los policías de la Brigada que decidieron no abrir la celda siendo conscientes de las consecuencias.

Luego de casi un año y medio de dilaciones, hoy se inició el peritaje sobre la Brigada Norte a cargo de la Policía Federal, Gendarmería y de dos peritos que intervinieron anteriormente en Cromagnon. Con la presencia del fiscal y de varios policías de civil –presuntamente integrantes de la guardia sospechada- pero sin acceso a la prensa que se hizo presente, hicieron una prueba de quema de colchones para evaluar la temperatura generada en el lugar, el nivel de monóxido de carbono generado y el tiempo de resistencia que puede tener un ser humano a dicha sustancia letal. Cabe aclarar que dichas instalaciones fueron remodeladas por la propia policía de la Brigada ya que el sitio no fue preservado por la justicia y según testigos se construyeron salidas de emergencia que antes no existían.

La Izquierda Diario se hizo presente en el lugar y dialogó con Mimí, madre de Emanuel Gallardo; con Paula, cuñada de Ariano Biza, Facundo, su hermano y con Marcelo Pipi López, víctima de gatillo fácil en la causa Ismael Lucena y militante del CeProDH

“Emanuel fue hostigado por la policía de Brigada Norte para salir a robar”

Para Noemí Chaván -madre de Emanuel Gallardo- “todas las esperanzas están puestas en esta pericia, porque según nos dijo el fiscal de ellas depende la imputación de los policías". Según habría transmito el fiscal a cargo de la investigación a los familiares, esta prueba se demoró tanto (un año y cuatro meses después de los hechos), porque la Corte Suprema no quiso liberar los fondos que demandaba la teatralización. Llama la atención que por míseros $8.500, se paralizara la investigación de un hecho aberrante que puso en el tapete la crisis carcelaria y la crueldad a la que son sometidos las personas privadas de su libertad, en su aplastante mayoría jóvenes pobres. Para Noemí, los policías "tienen la responsabilidad de la muerte de los chicos, porque si hubiesen abierto la puerta a tiempo no hubiesen muerto. Ellos realmente no le quisieron abrir la puerta, querían que se mueran todos para ocultar muchas cosas que venían pasando con la policía como ya habíamos denunciado: las torturas a las que eran sometidos siempre, la infantería entraba cuando quería a golpearlos, no le alcanzaban las cosas que la familia le traía. Emanuel ahora está muerto, no puede declarar, pero hostigado por la misma policía de la Brigada Norte para salir a robar. Espero que esto sirva para saber el grado de responsabilidad que le corresponde a cada uno y que se pueda imputar a los responsables".

Facundo, hermano de Ariano Biza, dijo "Confío en que ahora van a ser imputados desde el cuartelero hasta el comisario Cuellar. Yo no me olvido que los mismos presos dijeron que pidieron al cuartelero que abra la puerta y que este se negó diciendo ´dejalos que se c… muriendo´". Según declaró a la prensa, los mismos detenidos fueron trasladados a la Unidad 9 de Villa Urquiza, y en ese sitio fueron torturados por policías de la Brigada, quienes "entraron a golpearlos para explicarles la forma en que tenían que declarar", manifestó. Según Biza, hasta la fecha no han declarado los testigos claves que son los que estuvieron en el lugar, como los bomberos y el resto de los detenidos.

Para Paula "estas actuaciones de la policía federal son las que se debían realizar hace mucho tiempo, si luego de esto no hay ninguna imputación sería una burla. Se comprobaron cosas muy importantes. Aparte de que no se imputó a nadie tampoco se investigó cómo y por qué murieron".

Marcelo Pipí López se presentó en el lugar para acompañar a los familiares y acercar la solidaridad del Centro de Profesionales por los Derechos Humanos. Para López, no se trata sólo de la muerte de Ariano y Emanuel, "los jóvenes siguen hacinados en las comisarías, la mayoría de las veces se encuentran detenidos sin orden judicial, ilegalmente". Sobre el curso de la investigación manifestó que "más allá de que entre la Corte y el Ministerio Público se pasen la pelota, lo cierto es que no hay voluntad de ninguno de los dos bandos de llevar adelante la investigación, y develar a los responsables. Al momento en que se realiza esta reconstrucción la escena del crimen está totalmente modificada por los propios responsables, y eso se hizo a la vista de todos, de la fiscalía, de los miembros de la Corte y del gobierno que autorizó la obra nueva. No podemos confiar en la justicia. Fue con la organización y la lucha que logramos encarcelar a los asesinos de Ismael, y ese es el camino para conseguir la justicia por Ariano y Emanuel", finalizó.




Temas relacionados

Brigada Norte   /    Violencia policial   /    Libertades Democráticas   /    Tucumán   /    Política

Comentarios

DEJAR COMENTARIO