Economía

CRISIS GRIEGA

Tsipras convoca a un referendo ante un nuevo chantaje de la Troika

El gobierno encabezado por Alexis Tsipras convocó a un referendo para el 5 de Julio, tras rechazar la propuesta de la Troika de prorrogar el rescate por cinco meses a cambio de más ajustes.

Sábado 27 de junio de 2015 | Edición del día

El primer ministro de Grecia, Alexis Tsipras, convocó el sábado a un referendo el 5 de julio para consultar al país si debe aceptar o rechazar el acuerdo para un rescate financiero que le ofrecieron sus acreedores.

"Estas propuestas, que claramente violan las reglas europeas y los derechos básicos al trabajo, la igualdad y dignidad muestran que el propósito de algunos de los socios e instituciones no era un acuerdo viable para todas las partes, sino posiblemente la humillación de un pueblo entero", dijo Tsipras en una alocución por televisión al país.

El gobernante hizo los comentarios horas después de regresar de Bruselas, donde los acreedores europeos y del FMI ofrecieron un trato que Grecia consideró inadecuado, pese a que en los últimos días hizo nuevas concesiones ante las exigencias de la Troika. Con esta medida Tsipras puede ganar tiempo en las negociaciones. Desde el gobierno adelantaron que pedirán una prórroga ante los vencimientos con el FMI del próximo 30 de junio.

La Troika profundiza sus amenazas para más ajuste

Antes de decidirse por la convocatoria al referendo, el Gobierno griego rechazó el viernes la prórroga de cinco meses ofrecida por la Troika al considerar que exige adoptar "nuevas medidas que provocarían una fuerte recesión" como condición para lograr una financiación "completamente insuficiente".

"Si el Gobierno y el Parlamento aprobaran esta propuesta, los ciudadanos y los mercados entenderían que se acerca un periodo de cinco meses de recesión, lo que conduciría a otra negociación en condiciones de crisis", señalaron fuentes del Ejecutivo.

La última oferta que hiz ola Troika proponía a Grecia extender el segundo rescate a cambio de recibir unos 15.500 millones de euros, que estarían destinados para pagar los vencimientos de la deuda con el Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Banco Central Europeo (BCE).

En concreto, se le ofreció a Grecia financiamiento por unos 12.000 millones de euros, de los que 1.800 millones de euros provendrían del fondo de rescate de la eurozona, otros 1.800 millones de los beneficios de los bonos griegos y unos 8.700 millones de euros de la reserva de la eurozona para la recapitalización de la banca griega.

Además, el FMI desembolsaría unos 3.500 millones de euros.

"Esta cantidad de dinero es insuficiente" pues ni siquiera prevé el desembolso de los 7.200 millones pendientes del rescate, cuando el Estado griego, en cambio, ha cumplido todas sus obligaciones con los acreedores internacionales, especialmente con el FMI, dijeron las fuentes griegas.

Subrayaron que la propuesta "no prevé ni siquiera un mínimo de liquidez del que pueda disponer el Estado griego" porque todo volvería a los acreedores en pagos de la deuda.

Además, el Gobierno plantea que la oferta no contempla que Grecia deberá seguir pagando en el futuro al FMI, sin que vaya a recibir nuevos tramos de este organismo, "dada la negativa del FMI a desembolsar los tramos previstos en el préstamo, pues considera que la deuda griega no es sostenible".

Según estas fuentes, el plan de los acreedores, "incluso dejando a un lado las medidas que provocan recesión, crea una brecha financiera en el periodo de los cinco meses de prórroga que conduce a nueva negociación dura y a nuevo memorando (programa de rescate) desastroso al final del año".

El gobierno Tsipras presentó un plan de reestructuración de la deuda, que incluye la transferencia de la deuda desde el BCE al Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE), una medida que la Troika rechazó.

Este sábado hay una nueva reunión clave del Eurogrupo para tratar la cuestión de Grecia.

Masiva manifestación contra la Troika

Miles de manifestantes convocados por el partido comunista griego (KKE)se movilizaron el viernes en Plaza Syntagma. La movilización planteaba la ruptura con la Troika y con la Unión Europea (UE).

"El pueblo ha pagado demasiado y durante demasiado tiempo por el chantaje de los acreedores y de los sucesivos gobiernos griegos", fue el lema de la manifestación, celebrada el mismo día en que concluía en Bruselas la cumbre europea y la víspera de un nuevo Eurogrupo, considerado el último intento de hallar una posición común sobre Grecia.







Temas relacionados

Alexis Tsipras   /    Referéndum   /    Eurozona   /    Grecia   /    Syriza   /    Economía Internacional   /    Internacional   /    Economía

Comentarios

DEJAR COMENTARIO