Internacional

DESPUÉS DEL ESCÁNDALO

Trump y su "tolerancia cero": sin procedimiento para reunir familias migrantes separadas

Miles de familias migrantes continúan separadas ante la ausencia de un procedimiento que haga efectiva la reunificación prometida por Trump tras el escándalo de los niños enjaulados.

Martes 26 de junio | Edición del día

El problema de la separación de menores migrantes de sus familias como parte de la política de Tolerancia Cero del gobierno de Donald Trump continúa.

Pese a la información de que hasta este fin de semana se registró un lento avance en la reunificación de familias migrantes (500 de más de 2 mil detenidos de mayo a junio de 2018), miles más continúan separadas ante la ausencia de un procedimiento que haga efectiva la reunificación prometida por el mandatario estadounidense el pasado miércoles.

Trump había declarado el "el fin" de la práctica de separar a las familias luego que se desatara el escándalo a raíz de la difusión de un video que mostraba a niños migrantes encerrados en jaulas que generó indignación a nivel mundial.

Pero tras el teatro de "mantener unidas a las familias", la orden de reunificación no estipula el procedimiento para llevarla a cabo, además de que no significa mejores condiciones para miles de trabajadores internacionales y sus familias que continuarán bajo custodia de las autoridades migratorias en espera de la deportación.

La política de "Tolerancia cero", a pesar de haber tenido un repunte bajo la administración de Trump, puede rastrearse más de veinte años atrás, cuando una decisión judicial en 1997 ordenó procesar a migrantes indocumentados como criminales. Conocido como el Acuerdo Flores dejaba en manos de los agentes migratorios la decisión de separar a los menores de sus padres para procesarlos por separado y la práctica tendió hacia la separación. En 2005 Bush dio continuidad a esta política. En 2006 el Congreso ordenó liberar familias o mantenerlas juntas bajo custodia.

De los más de 11 mil menores de edad recluidos en cien centros de detención en 17 estados de Estados Unidos, 7 mil fueron detenidos bajo la administración de Obama.

Los intereses electorales que han movido los hilos en este escándalo están claros: Trump se apresuró a responsabilizar a los demócratas por las imágenes de niños migrantes en jaulas y, a través de sus redes sociales, llamó a votar por más republicanos en las elecciones de noviembre. Mensajes como "Los demócratas no hacen otra cosa que obstruir" complementaban en los que alegaba que la saturación de población migrante no podía quedar soslayada como problema "ni por los demócratas y sus historias falsas de tristeza y dolor" con las que, asegura el magnate, buscan ganar apoyo rumbo a noviembre.

Te puede interesar: ¿Cuáles son los proyectos republicanos para migración?

Por su parte, los demócratas han demostrado también que lo que menos les interesa son los migrantes, toda vez que se han dispuesto a postergar discutir temas como éste o por los ’dreamers’ hasta pasadas las elecciones. Mientras tanto, la barbarie continúa en el camino, en los centros de detención y en la precarización que depara a miles de migrantes en Estados Unidos.

Te puede interesar: La aberrante distopía de Donald Trump







Temas relacionados

Donald Trump   /    migrantes centroamericanos   /    Migrantes   /    Xenofobia   /    Inmigrantes   /    Estados Unidos   /    Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO