Economía

JUEVES NEGRO

Trump sanciona a China con aranceles por USD 60 mil millones y Wall Street cae fuerte

Después de excluir de los nuevos aranceles a casi todos los países que venden acero y aluminio a los EE UU, Trump anunció más medidas contra China. Wall Street respondió con una fuerte caída.

Viernes 23 de marzo | Edición del día

Un nuevo capítulo de la "guerra comercial" que Donald Trump declaró semanas atrás a través de Twitter, volvió a poner a Wall Street en la senda descendente después de 6 semanas de recuperación.

Las acciones en la Bolsa de Nueva York se desplomaron el jueves e hicieron que el promedio industrial Dow Jones cayera 723 puntos, 2,9 %. Fue después de que la Casa Blanca diera a conocer que Donald Trump firmó un memorando que permite imponer aranceles de 25 % y por hasta 60.000 millones de dólares a importaciones de China.

Al cerrar operaciones, el índice S&P 500 bajó 68 puntos, 2,5 %, a 2.643. El Dow Jones retrocedió a 23.964 puntos y el compuesto tecnológico Nasdaq cayó 158 puntos, 2,2 %, a 7.181. La caída fue replicada también en las plazas europeas.

La arremetida contra China se da en el mismo momento en el que el gobierno de Trump venía anunciando amplias excepciones a los aranceles para las importaciones de aluminio y de acero, de 10 % y de 25 % respectivamente. Al día de ayer habían quedado excluidos temporariamente de los nuevos aranceles, la Argentina, la Unión Europea, Australia, Brasil y Corea del Sur. También lo están los socios del Nafta (Canadá y México), en el marco de la renegociación del tratado comercial que se está llevando a cabo.

Después de este relajamiento de la "guerra comercial" que Trump declaró y afirmó que sería "fácil" de ganar, el mandatario lanzó una nueva ronda de aranceles para numerosos productos provenientes de China. Al mismo tiempo, el gobierno norteamericano aclaró que la medida estaba muy lejos de la amenaza de iniciar una guerra comercial global.

Bajo los términos del texto, Trump decidirá cuáles serán las importaciones de China afectadas tras un período de consulta, lo que da a lobistas y legisladores la oportunidad de moderar una lista que propone más de 1.300 productos.

China también tendrá la oportunidad de responder a las medidas de Trump, lo que reduce el riesgo de represalias dramáticas e inmediatas de Pekín. El presidente norteamericano usó un tono conciliador cuando comenzó a hablar y dijo que veía a China como un amigo.

"Hemos hablado con China y estamos en medio de negociaciones", dijo Trump, quien agregó que la pérdida de empleos en Estados Unidos por el comercio desleal fue una de las principales razones por las que fue elegido en 2016.

La oficina del Representante de Comercio de Estados Unidos presentará una lista de productos, principalmente del sector de alta tecnología, y luego habrá un período de consulta de 60 días antes de que medidas definitivas entren en vigor.

Las empresas norteamericanas, temerosas de las repercusiones

La caída de Wall Street, que fue replicada por las bolsas europeas, refleja el temor sobre los impactos que tendrá la decisión sobre los precios que afrontarán los consumidores norteamericanos.

También expresaron preocupación sobre los impactos que podrá tener sobre las exportaciones de los EE UU a China, si esta responde con medidas equivalentes a las anunciadas por Trump.

China fue el tercer mercado para la exportación de bienes de los EE UU en 2017. Aviones y partes de aviones se encuentran entre los principales rubros de ventas. Otros de importancia son la soja, autos, chips y maquinaria industrial.

Las acciones de Boeing caían ayer 5,7 %. Las de Caterpillar 5,7 %. Y las de Arconic, que fabrica componentes para el sector aeroespacial, bajaron 6,1 %.

El robo de tecnología, otra fuente de disputas

Washington también anunció que denunciará presuntas violaciones de la ley de propiedad intelectual por parte de China en la Organización Mundial del Comercio.

En este terreno podría estar el verdadero corazón de la disputa económica de los EE UU con China pasa. Funcionarios estadounidenses afirmaron en varias oportunidades que el país pierde actualmente nada menos que 350 mil millones de dólares por robos de tecnología y propiedad intelectual por parte de empresas Chinas.

El gobierno de Donald Trump bloqueó hace 10 días la venta del fabricante estadounidense de chips Qualcomm a Broadcom, con sede en Singapur, evidencia el temor a la creciente competencia tecnológica de China.

Las adquisiciones chinas de empresas en los Estados Unidos, que alguna vez totalizaron decenas de miles de millones de dólares anuales según Rhodium Group, cayeron el año pasado bruscamente a $ 8.700 millones.

El control y bloqueo de las compras de empresas por parte de China promete convertirse en el terreno donde se den los capítulos más críticos de la creciente rispidez económica de EE UU con China.







Temas relacionados

Proteccionismo   /    Donald Trump   /    Comercio   /    Wall Street   /    China   /    Economía Internacional   /    Internacional   /    Economía

Comentarios

DEJAR COMENTARIO