Internacional

ESTADOS UNIDOS

Trump nomina al jefe de la petrolera Exxon, cercano a Putin, como secretario de Estado

Donald Trump nominó al jefe de la multinacional para que comande la diplomacia estadounidense. Fuertes críticas por la relación de Tillerson y los intereses de Exxon con Rusia.

Martes 13 de diciembre de 2016 | 11:49

El presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump, anunció este martes formalmente la nominación para el cargo de secretario de Estado del jefe de la petrolera Exxon-Mobil Corp, Rex Tillerson, a quien elogió como un exitoso negociador internacional que ha liderado una operación global para la multinacional.

Trump justifico la elección en base a la experiencia de Tillerson en la diplomacia gracias a sus negocios con diferentes países para la mayor energética del mundo. "Él será un defensor férreo y claro de los intereses nacionales vitales de Estados Unidos y ayudará a revertir años de política exterior errada y acciones que han debilitado la seguridad y posición de Estados Unidos en el mundo", declaró Trump en un comunicado.

Tillerson, por su parte, dijo que comparte la visión de Trump "para restaurar la credibilidad de las relaciones exteriores de Estados Unidos y fortalecer la seguridad nacional de nuestro país".

La elección de Tillerson se daba prácticamente como cantada desde que el excandidato presidencial republicano Mitt Romney, uno de los principales favoritos, anunciara el lunes por la noche que había descartado convertirse en el jefe de la diplomacia estadounidense.

Trump escogió a Tillerson, de 64 años, luego de que el jefe de la Exxon recibiera el respaldado de varias figuras del Partido Republicano, incluyendo a los ex secretarios de Estado James Baker y Condoleeza Rice, además del ex secretario de Defensa Robert Gates.

Pero no todo es favorable para la nominación de Tillerson. Legisladores demócratas y republicanos han planteado cuestionamientos sobre su candidatura, en especial por lo destacado de su relación con el presidente ruso Vladimir Putin, justo en momentos de acusaciones cruzadas entre demócratas y republicanos por la supuesta incidencia de hackers rusos en la campaña electoral, y sus operaciones en ese país y en naciones de Oriente Medio al frente de la petrolera.

La critica a la relación de Tillerson con el presidente ruso también se centra en la asociación de Exxon Mobil con Rosneft, la compañía petrolera propiedad del gobierno dirigida por Igor Sechin, hombre de confianza de Putin. Tillerson ha negociado miles de millones de dólares en proyectos petroleros conjuntos con el líder ruso, firmando acuerdos para explorar o perforar en Siberia, el Mar Negro y el Ártico, y Putin a su vez le concedió la Orden de la Amistad en 2012. Al mismo tiempo, Exxon ha estimado que podría perder hasta $ 1 billón debido a las sanciones que los EE.UU. y otros países occidentales impusieron a Moscú después de 2014.

La nominación de Tillerson vuelve a abrir la crisis al interior del Partido Republicano por los candidatos que Trump propone para formar su gobierno. No se trata de cuestionamientos que surgen desde figuras de segundo orden, el presidente republicano del Senado avaló un pedido de investigación, junto con sus pares demócratas, sobre los ciberataques supuestamente orquestados por Rusia para ayudar al ahora presidente electo de EE.UU., Donald Trump, a ganar los comicios.

Esta crisis entre los republicanos no es un dato menor, para ser nombrado secretario de Estado, Tillerson debe ser confirmado por el Senado.

Durante el fin de semana, Trump había desacreditó el informe de la CIA que salió a la luz en el diario The Washington Post y que indica que esa y otras agencias de inteligencia han concluido que los ciberataques de Rusia no buscaban simplemente desestabilizar el proceso electoral de EE.UU., sino ayudar al candidato republicano.

Las últimas declaraciones de Trump desacreditando a la CIA y la nominación de Tillerson como secretario de Estado, ponen al descubierto nuevamente las brechas dentro del Partido Republicano. Si la tensión parecía haberse calmado con un gabinete que viene siendo una mezcla de políticos conservadores, militares y empresarios, las últimas novedades encendieron la alarma dentro del partido.

Te puede interesar: Tensiones ante la elección de un amigo de Putin como secretario de Estado de Trump







Temas relacionados

Estados Unidos   /    Donald Trump   /    Exxon   /    Rusia   /    Estados Unidos   /    Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO