Internacional

HURACÁN MARÍA

Trump militariza Puerto Rico tras el paso del huracán

La devastación en Puerto Rico por el paso del huracán María es total. Tras varios días sin dar respuesta Trump decidió activar un operativo militar, como si se tratara de una zona de combate.

Viernes 29 de septiembre | 13:18

Tras las crecientes críticas por la falta de una respuesta rápida a la devastación que provocó el huracán María en Puerto Rico, Trump respondió con la activación de un enorme operativo militar. Como si se tratara de una zona de guerra y no una de desastre Trump puso este jueves al teniente general Jeffrey Buchanan al frente de las operaciones militares para la "recuperación de Puerto Rico", según indicó el Comando Norte de las Fuerzas Armadas de EE.UU.

"Está previsto que el teniente general Jeffrey Buchanan llegue hoy [por el jueves] más tarde a Puerto Rico", detalló en su nota el Comando Norte.

Se supone que la elección de Buchanan sería correcta porque "tiene experiencia en este tipo de acciones" ya que fue el encargado de liderar las operaciones militares en Nueva Orleans tras la devastación del huracán Katrina, en 2005. Recordemos que las operaciones militares en Nueva Orleans fueron una quimera para la mayoría de la población afroamericana y pobre que sufrió la brutalidad de las tropas bajo el toque de queda y que fue hacinada en un estadio (el Superdome) en condiciones humillantes.

Con ese prontuario a cuestas, miles de soldados de la Guardia Nacional van a desembarcar en un Puerto Rico donde la mayoría de sus 3,4 millones de habitantes no tienen agua, energía eléctrica, alimentos, combustible ni atención sanitaria, y donde el gobernador local, Ricardo Rosselló, ha descrito la situación como una incipiente "crisis humanitaria".

Puerto Rico tiene el estatus de “Estado Libre Asociado” de Estado Unidos, tras el cual se esconde en realidad una posesión colonial del imperialismo estadounidense cuya población es tratada como ciudadanos de segunda a los que ni siquiera se les permite votar para presidente. En su territorio los marines de EEUU mantuvieron durante años la base de Vieques e históricamente quienes lucharon por la independencia de la isla fueron perseguidos, torturados y asesinados.

Trump responde así con 4400 soldados a las críticas, sobre todo de los demócratas, por la falta de respuesta ante la crisis. El senador demócrata Richard Blumenthal había calificado la repuesta oficial de "vergonzosamente lenta y exigua" y sostuvo que la ayuda "debe aumentar".

El gobierno de Estados unidos también levantó temporalmente por solo 10 días restricciones a la navegación de barcos extranjeros en aguas estadounidenses hacia Puerto Rico, para abastecer combustibles y suministros a la isla.

El gobernador de Puerto Rico, Ricardo Rosselló, había pedido una exención de la Ley Jones, que restringe la navegación entre puertos estadounidenses a embarcaciones de propiedad y bajo operación de Estados Unidos, para asegurar que no haya impedimento para que los suministros lleguen a la isla.

Los críticos señalan que la isla no ha estado recibiendo la respuesta de parte del Gobierno federal que hubiese recibido si se tratara de uno de los 50 estados del país. Esto no hace más que confirmar la categoría de ciudadanos de segunda a la que son relegados los habitantes de la isla.

Con una ayuda que aún no llegó para paliar el nivel del desastre causado, muchos residentes de Puerto Rico se han exasperado por la prolongada falta de luz, suministro confiable de agua potable y otros víveres esenciales. A esta situación catastrófica se suma la llegada de miles de militares que tienen como primer objetivo el de establecer el "orden" a cualquier precio (es decir para "prevenir" saqueos en una situación desesperante), más que acelerar el inmediato restablecimiento de los servicios básicos.






Temas relacionados

Huracán ’María’   /    Temporada de huracanes   /    Puerto Rico   /    Donald Trump   /    Huracán   /    Estados Unidos   /    Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO