Internacional

ESTADOS UNIDOS

Trump, cada vez más complicado por la trama del "Rusiagate"

Se dio a conocer el octavo participante de la reunión secreta de Trump Jr. en 2016 con empresarios rusos, en plena campaña.

Miércoles 19 de julio | 17:52

Fue en junio de 2016. Donald Trump Jr. organizó una reunión en la torre Trump junto con Paul Manafort, ex jefe de campaña del actual presidente estadounidense, y Jared Kushner, su cuñado.

Participaron Rod Goldstone, afamado publicista, que ofició de contacto entre los rusos y el equipo de Trump, la abogada rusa Natalia Veselnitskaya –ligada al Kremlin-, Anatoli Samochornov -traductor que trabajó para el gobierno estadounidense-, Rinat Akhmetshin –quien funge como cabildero de empresarios rusos en EE.UU. y es señalado como espía- y se dio a conocer este miércoles el nombre de Ike Kaveladze, el octavo participante de la reunión.

Además están vinculados a la reunión Emir Agalarov –empresario ruso y estrella del pop- y Aras Agalarov, magnate inmobiliario de origen ruso-azerbayano, vinculado al presidente ruso Vladimir Putin.

De acuerdo con el reporte dado a conocer por CNN, Kaveladze es vicepresidente senior de Crocus Group, la empresa inmobiliaria encabezada por el arzobispo azerbaiyano-ruso Aras Agalarov.

Kaveladze, quien estudió en Rusia y en EE.UU., trabaja para los Agalarov desde 2004. Es decir, ya estaba ahí para cuando la Organización Trump se asoció con sus jefes para desarrollar el concurso Miss Universo en Moscú.

El abogado de Kaveladze, Balber, afirmó que su cliente ha sido ciudadano estadounidense por muchos años, que habla ruso con fluidez y que "nunca ha tenido ninguna interacción con el gobierno ruso en ninguna capacidad".

Según el mismo Balber, el equipo del fiscal especial Robert Muller para el caso de la injerencia rusa en la campaña Trump busca información sobre Kaveladze. Declaró a los medios que “La octava persona ha sido identificada por los fiscales y estamos cooperando plenamente con los fiscales como resultado de la investigación”.

De acuerdo con su versión de los hechos, Kaveladze fue convocado a la reunión de junio de 2016 para oficiar como traductor de la abogada rusa Natalia Veselnitskaya, quien no hablaba inglés. Pero al llegar a la reunión se enteró de que ya había otro traductor.

Apenas en la segunda semana de julio, Trump Jr. -quien encabeza la Trump Organization- hizo públicos correos electrónicos donde se confirma que aceptó un encuentro con Veselnitskaya, abogada rusa, quien según distintas versiones podría tener en su poder material perjudicial sobre Hillary Clinton, y como telón de fondo estaba el apoyo de Putin a la campaña del actual mandatario estadounidense.

A su vez, la nueva reunión “secreta” en el G20 entre Trump y Putin también ha causado revuelo porque no se sabe de qué hablaron y definitivamente golpea aun más la imagen del presidente estadounidense, cuya popularidad sigue a la baja, dentro y fuera de Estados Unidos.

La investigación sobre los vínculos con Putin y los empresarios rusos continúa. Según declaraciones de la senadora demócrata Dianne Feinstein, Mueller indicó que el primogénito de Trump y Manafort pueden testificar de forma pública ante las comisiones del Senado que indagan la posible influencia rusa en los comicios presidenciales estadounidenses de 2016, así como la supuesta cooperación entre la campaña de Trump y Moscú.

Ya dos legisladores demócratas solicitaron la apertura de un juicio político en contra del presidente estadounidense por “obstrucción de justicia”. Un escenario difícil de concretar, pero que da cuenta de la importante crisis política y el golpe del "rusiagate" sobre la administración Trump.

Te puede interesar: Una de espías en el caso "rusiagate"

Con información de El Financiero, CNN y Univision








Temas relacionados

Rusiagate   /    Torre Trump   /    Donald Trump   /    Estados Unidos   /    Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO