Economía

IMPUESTOS

Trump anunció la reforma fiscal con beneficios para los ricos y las empresas

Incluye una disminución de la tasa impositiva de las empresas del 35 % al 20 %, la eliminación del impuesto de sucesiones y la rebaja de siete a tres de las categorías pago de impuestos a la renta.

Jueves 28 de septiembre | Edición del día

La reforma fiscal de Donald Trump se presentó ayer en el Congreso de Estados Unidos a la espera de la aprobación. El plan, llamado "Marco unificado para arreglar nuestro fallido código fiscal" se trata de la mayor transformación tributaria desde 1980.

El presidente de la Cámara de Representantes, Paul Ryan, señaló que "es la mejor oportunidad de nuestra generación de bajar los impuestos para la clase media, crear empleos en Estados Unidos e impulsar el crecimiento económico".

Según publicó EFE, un funcionario gubernamental declaró que "el objetivo es volver a hacer competitivo EE.UU. a nivel global, y ofrecer alivio fiscal a la clase media y a los empresarios".

El sacrificio fiscal del Gobierno de Trump no es en beneficio de los trabajadores o sectores populares sino que los principales ganadores serán el gran capital y los más ricos.

Principales puntos de la reforma

El plan propone:

  •  Recorte de la tasa impositiva de las empresas del 35 % al 20 %.
  •  La eliminación del impuesto de sucesiones y la disminución de siete a tres de las categorías pago de impuestos a la renta (12 %, 25 % y 35 %). Los nuevos porcentajes prevén reducir el tipo máximo, que en la actualidad es del 39 %, y subir el mínimo, del 10 %.
  •  Fin del impuesto de sucesiones, y se extiende la deducción básica para personas a U$S 12.000 y U$S 24.000 para parejas.
  •  Aumentarán las deducciones fiscales para las familias con hijos y establecerán una nueva para adultos dependientes, como personas mayores o enfermos.

    El impacto fiscal

    Una de las críticas que tiene el proyecto es cómo se compensará el recorte de ingresos fiscales para equilibrar las cuentas públicas y no suba el déficit. El rojo fiscal en 2016 alcanzó el 3,2 % del PIB (U$S 587.000 millones).

    Según difundió AP, especialistas sostienen que las reducciones alcanzarían los U$S 5 billones en los próximos 10 años, aunque el costo para la reserva federal sería menor, aproximadamente U$S 1,5 billón.

    El diario New York Times calculó que la derogación del impuesto sobre la herencia, afectaría a 5.300 o más fortunas al año. Y la derogación del impuesto sobre la propiedad tendrá un costo de U$S 174.200 millones en una década, según estimaciones del Centro de Política Tributaria no partidista.

    En tanto, la baja del impuesto a las empresas al 20 %, será un porcentaje menor a lo que pagan en otros países con economías industrializadas. Por ejemplo, se paga por el mismo impuesto en Japón el 32 %, 30 % en México, 25 % en China, y 29 % en Alemania. Es claro el lema de Trump “American First!” (América Primero), faltó agregar para las empresas.

    Te puede interesar: La reforma fiscal de Trump en aprietos

    Por su parte, para la "clase media" norteamericana la reducción de los tramos del Impuesto a la Renta de Personas Físicas (IRPF), de siete a tres (10 %, 25 % y 35 %) puede provocar un aumento en la carga fiscal. Por ejemplo, las familias que tienen ingresos netos de impuestos entre U$S 19.000 y U$S 76.000, que ahora están cercanas al 15 %, al eliminarse este tramo, podrían tener que pagar el 10 % o pasar al tramo siguiente del 25 %.

    ¿Luz verde en el Congreso?

    La pérdida de recaudación de Estado y la ausencia de como compensar el agujero fiscal puede ser un escollo para que Trump logre su aprobación en el Congreso, que ya fue criticada por demócratas y por los mismos integrantes del partido Republicano.

    Victor Jones, directivo de TD Ameritrade, en cuanto a la posibilidad de aprobar la reforma fiscal afirmó "una cosa es presentar el plan y otra es lograr que lo aprueben", y agregó "aunque creo que hay optimismo, el tiempo dirá qué impacto tendrá en el mercado (...) Los inversores van a ver ahora si el plan tiene apoyo bipartidista o, al menos, el respaldo pleno del Partido Republicano". Las declaraciones del empresario muestran la incertidumbre sobre la aprobación de la reforma.

    El presidente de EE.UU. ya tuvo varias derrotas en el Congreso, como su propuesta de eliminar el Obamacare. Además, la agenda legislativa tiene varios escollos más por delante para superar como el presupuesto, la deuda, entre otros. Habrá que ver cómo sigue la pulseada.

    La reforma fiscal de Trump busca favorecer a las empresas con la excusa que inviertan en EE. UU., y que el empleo mejore, pero no hay garantías que esto efectivamente ocurra. Las 50 empresas norteamericanas más grandes poseen U$S 1,6 billones en paraísos fiscales para evadir los impuestos de su país, según publicó el diario El Mundo. La situación mundial, y el anémico crecimiento pueden ser insuficientes para “motivar” a los empresarios a retornar a Estados Unidos y derramar sus millones para crear nuevos puestos de trabajo.

    Te puede interesar: Paradojas y crisis del gobierno Trump






    Temas relacionados

    Donald Trump   /    Impuestos   /    Déficit    /    Economía Internacional   /    Internacional   /    Economía

  • Comentarios

    DEJAR COMENTARIO