Sociedad

Merlo

Trotta y Menéndez en su realidad virtual

El Intendente de Merlo Gustavo Menéndez recibió este jueves al Ministro de Educación Nicolás Trotta, con el objetivo de acordar el convenio para la entrega de netbooks a estudiantes bonaerenses. No realizaron comentario alguno sobre el pésimo índice de quienes no tienen acceso a internet, al agua potable y menos aún una respuesta ante el castigo económico que se vive en la localidad.

Maximiliano Oviedo

Docente de Merlo

David Maidana

Docente del Plan Fines Merlo Agrupación Marrón

Viernes 8 de mayo | 17:25

Menéndez y Trotta en sus declaraciones dieron cátedra sobre la importancia de la conectividad digital y de las nuevas tecnologías en la actualidad, pero eludieron hacer la más mínima referencia a la crítica situación que se vive en los barrios populares del distrito, uno de los más castigados por la pobreza. Ahora también por el Covid-19, que según el gobierno local hasta el 30 de abril ya había 69 casos confirmados. Ocultan así las pésimas condiciones de vida que atraviesan miles y miles de familias merlenses, que carecen de cloacas y red de agua potable. Se suma a los miles que se quedaron sin ingresos y a las familias que pasan hambre en medio de la cuarentena.

En un distrito castigado históricamente por altas tasas de pobreza y graves falencias de infraestructura, Trotta sostuvo que “Hoy estamos en medio de la Pandemia dando un mensaje simbólico”. Busca tapar el sol con una mano, los niños, niñas y jóvenes no solo carecen de acceso a Internet en sus hogares, sino que además son obligados a vivir hacinados en casillas de madera o en casas precarias sobre calles de tierra. Condiciones que potencian la proliferación y el contagio del coronavirus, como sucedió en la Villa 31, un triste ejemplo de este crimen social.

El Intendente y el Ministro de Educación se encuentran justamente en el mundo de lo “simbólico”, porque en el mundo real existe una “brecha digital” en la Argentina donde el 47% de los chicos de 5 a 17 años hoy no posee acceso a internet en su casa, según un informe de la UCA (que es anterior a esta situación de crisis). Las computadoras que repartirán ¿cómo se conectarán?.

Además, en plena Pandemia donde el acceso al agua potable es sustancial para mantener la higiene y el conjunto de la vida en un hogar es desastroso. En Merlo el 58% de la población no tiene acceso a este servicio básico y cerca del 80% tampoco posee red de cloacas, según informes del INTA y Estudios sobre Ciencia y Tecnología de la Universidad Nacional de Quilmes.

Te puede interesar: Coronavirus: recomiendan lavarse las manos y más de 9 millones no tienen acceso al agua potable en Argentina

En este cuadro de situación, el ministro Trotta y Menéndez buscaron darle un poco de brillo al gobierno de Fernández, que viene de festejar como “histórico” el repudiable pacto entre la CGT y la UIA, acordando una reducción del 25% del salario a los trabajadores que se encuentren suspendidos. Al mismo tiempo el peronismo y el macrismo cerraron filas en el Congreso para rechazar el proyecto de impuestos a las grandes fortunas presentado por Nicolás del Caño y Romina Del Pla en el FITu.

Te puede interesar: https://www.laizquierdadiario.com/Fernandez-justifico-recortes-salariales-del-25-porque-en-cuarentena-se-gasta-menos

Ambas autoridades hablaron de inclusión social mediante la educación, mientras naturalizan y profundizan la precarización laboral de los docentes como los del Plan FINES y de quienes no pudieron acceder a cargos por la suspensión de las clases. En ambos casos se anotaron al PIEDAS para poder recibir ingresos que no llegan a cubrir ni el 30% de la canasta familiar estipulada en $66.000 (según ATE-Indec), tras no tener ningún ingreso por meses y en algunos casos cobrando unos míseros $500 en el mes de abril. Incluso los estudiantes del Plan FINES con la incertidumbre de no saber como van a continuar sus estudios. También, olvidaron hacer referencia a las maratónicas jornadas virtuales que atraviesan las y los docentes de todos los niveles educativos, que tienen que cargar no solo con la rápida adaptación a las nuevas tecnologías, sino que además tienen que remarla para buscar alternativas a las clases virtuales, porque un sector importante de los estudiantes carecen de herramientas tecnológicas e internet.

Te puede interesar: Docente de FINES: “Cobré $571 este mes, tengo un hijo y alquilo”

No podemos permitir que la crisis siga cayendo sobre los hombros de los trabajadores y de los sectores populares. Es necesario poner todos los recursos económicos y humanos para impulsar medidas de emergencia para enfrentar la pandemia y la aguda crisis social, imponiendo impuestos a las grandes fortunas, que permita desarrollar un plan integral de obras públicas, infraestructura y viviendas populares gestionadas por los trabajadores y organizaciones barriales. Para poder garantizar a todos los que se quedaron sin ingreso salarios de cuarentena como mínimo de $30.000, entre ellos a las y los docentes del Plan FINES.
Mientras tanto el gobierno esta semana pagó 320 millones dólares en intereses de deuda. No se puede tolerar que se siga pagando a los buitres del FMI, mientras nuestros niños pasan hambre y no tienen agua. También se hace necesario que las empresas de telecomunicación presten servicio gratuitamente, en la perspectiva de la nacionalización del servicio bajo control de sus trabajadores.







Temas relacionados

agua potable   /    Nicolás Trotta   /    Acceso al agua   /    Coronavirus   /    Gustavo Menéndez   /    Merlo   /    Plan Fines   /    Estudiantes   /    Internet   /    Zona Oeste del Gran Buenos Aires   /    Educación   /    Sociedad

Comentarios

DEJAR COMENTARIO