ELECCIONES 2019

Triunfo del MPN, derrota del kirchnerismo y primera prueba para el Frente de Izquierda

Una primera lectura de las elecciones neuquinas, en las que ganó el MPN, fueron derrotados el macrismo y el kirchnerismo y el Frente de Izquierda conquistó dos bancas en la Legislatura.

Domingo 10 de marzo | 23:05

Con el 95,74 % de las mesas escrutadas, el MPN con sus colectoras sacó un total de 39,66% (147.346 votos) de los votos, Unidad Ciudadana/Frente Neuquino el 26,06% (96.172), Cambiemos el 15,29% (55.827), Sobisch 9,85% (36.420), el Frente de Izquierda 3,59% (13.094), 2,86% Libres del Sur 1,21% (10.387), Iguales, 0,78% (4.405) de los votos Nueva Izquierda y 0,71 (2.831) el Frente Social por la Dignidad del gremialista de comercio Sergio Rodríguez, 0.71% (2.618).

Hubo denuncias de irregularidades y muchas dificultades en algunos lugares de votación por el mal funcionamiento de las máquinas de voto electrónico.

Quiroga (Cambiemos) y Rioseco (Unidad Ciudadana/Frente Neuquino) fueron los grandes perdedores de una elección que concentró la atención nacional por ser la primera de un año donde la presidencia y muchas gobernaciones están en juego. El oficialismo macrista salió derrotado, pero también el kirchnerismo que dejó correr que podía ganar y jugó el apoyo de la ex presidenta a la elección local.

El macrismo quedó en un cómodo tercer lugar e incluso perdió en los últimos días el apoyo del gobierno nacional. El kirchnerismo jugó a que ya había ganado desde el comienzo de la elección, intentando instalar mediante declaraciones y encuestas de los últimos días que iba a imponerse, quedando finalmente más de 13 puntos abajo.

En el espacio de las listas menores, Libres del Sur fue uno de los grandes derrotados de la elección, perdiendo las dos bancas que tenía en la Legislatura provincial.

El Frente de Izquierda y de los Trabajadores defendió su espacio político, que ya es expresión de todos los sectores combativos y de lucha de la provincia, del movimiento de mujeres, las trabajadoras y trabajadores de la educación, los obreros y obreras del Parque Industrial, ceramistas y la juventud.

Te puede interesar: Neuquén: el Frente de Izquierda renueva sus dos bancas en la Legislatura

En una elección en la que en las últimas semanas se intentó una polarización entre el MPN y el kirchnerismo, alentada incluso por el gobierno nacional, el FIT renueva sus dos bancas en la Legislatura provincial. Obtuvo el 5,23% en la categoría de diputados y vuelve a conquistar dos lugares que estarán al servicio de la clase trabajadora y el pueblo.

Los beneficios del MPN

En un artículo escrito antes de las elecciones, el politólogo Andy Tow citaba como uno de los puntos favorables del MPN la estrategia de contar con colectoras de otros partidos que llevan la fórmula oficialista para la gobernación. En esta elección llevó 4 colectoras que, sumadas al sistema de boleta electrónica, hizo que los electores se encontraran en la pantalla cinco opciones que llevaban a Gutiérrez como candidato.

Otro factor a favor del oficialismo es la cantidad de afiliados de casi “un cuarto del padrón electoral provincial y superando por más de cinco veces los afiliados de cualquier otro partido”, un piso importante de votos para empezar la competencia.

Por último, y lo más popularmente sabido, es “el aparato territorial de un partido que controla y se identifica con el Estado provincial desde casi su fundación”. Todos estos elementos jugaron en la elección.

El MPN gobierna la provincia desde el año 1962, en diferentes contextos y con diferentes gobiernos nacionales. Se trata de un partido con fuerte peso provincial, sostenido y atado a los vaivenes de la industria hidrocarburífera. Desde 1987 las elecciones provinciales se realizan separadas de las presidenciales, lo que les permite a los votantes emepenistas alinearse sin contradicción alguna con diferentes proyectos nacionales. Y al MPN, mantenerse aunque a veces con poco margen, en el gobierno provincial.

En esta elección, utilizando las listas colectoras, que le aportaron 59 mil votos, y con un vuelco de los últimos días del gobierno nacional, se garantizó un porcentaje de votos menor a su piso histórico. Pero a una distancia suficientemente grande de Rioseco y Quiroga. Con esta elección, el MPN se garantiza por adelantado un nuevo mandato para disponer de los recursos de la provincia entregándolos a las petroleras, con un alto presupuesto provincial para 2019 y sus rivales claramente golpeados.

Esto no niega que el MPN siga reduciendo su base electoral con el paso de los años y el desgaste en el poder. Pero, como planteamos muchas veces, el final de la llamada “hegemonía empenista” solamente puede darse con una fuerte lucha social que una a la clase trabajadora organizada, la juventud y la población de las grandes barriadas populares, en lugar de con encuestas y humo mediático.

Por eso el Frente de Izquierda alienta la construcción de una izquierda clasista, anticapitalista y socialista, que desarrolle una fuerza social y política capaz de terminar con el régimen de las petroleras.







Temas relacionados

Ramón Rioseco   /    #EleccionesNeuquen2019   /    Unidad Ciudadana   /    Omar Gutiérrez   /    Horacio “Pechi” Quiroga   /    Cambiemos   /    Frente de Izquierda   /    Raúl Godoy   /    MPN   /    Partido de los Trabajadores Socialistas (PTS)   /    Neuquén

Comentarios

DEJAR COMENTARIO