Internacional

ELECCIONES EN ALEMANIA

Triunfo amargo de Merkel, se hunde el SPD y los neonazis entran al Bundestag

Los primeros sondeos indican que Merkel obtiene menos que lo esperado. Se rompe la coalición con el SPD y deberá formar gobierno con liberales y verdes.

Josefina L. Martínez

Historiadora | Madrid

Domingo 24 de septiembre | 14:43

Merkel ha sido reelecta por un cuarto mandato consecutivo. Eso no estaba en duda, pero lo que no se esperaba es que su partido, la Unión Demócrata Cristiana, cayera tanto en los comicios. La CDU junto a los bávaros de la CSU obtienen un 32.5%, casi un 10% menos que lo que obtenían en 2013 cuando tuvieron un 41,5 %.

En el caso de los socialdemócratas del SPD, quienes hasta ahora formaban parte de la coalición de gobierno conocida como “gran coalición”, han tenido su peor elección histórica, retrocediendo al 20% (mientras hace cuatro años se ubicaban en un ya malo 25,7 %).

La novedad es sin dudas el ingreso de la extrema derecha al Bundestag, el partido Alternativa por Alemania (AfD), que estaría superando los pronósticos de las encuestas previas, obteniendo poco más de un 13% según los sondeos de la TV pública alemana. La ultraderecha se transforma así en la tercera fuerza política en el Parlamento.

El partido liberal, que hace cuatro años retrocedió al punto de no lograr ingresar en el Bundestag, se recupera y alcanza un 10%, postulándose como nuevo aliado de gobierno para Merkel.

Martin Schulz apareció rápidamente en la TV reconociendo su derrota y el mal resultado, habló de un momento “difícil y amargo” para el SPD y anunció que el gobierno de “gran coalición” con los conservadores se ha terminado. La socialdemocracia neoliberal ha pagado caro su participación en el gobierno junto a Merkel durante los últimos cuatro años (y antes en el período 2005-2009).

Al morir la posibilidad de una nueva “gran coalición”, el pacto de gobierno más probable es la llamada coalición “Jamaica” (negra-amarilla-verde) por los colores de los partidos conservador, liberal y verdes.

En el caso de la izquierda moderada Die Linke, en su sede se vivía una gran desazón, al mantenerse en un continuo estancamiento electoral mientras el descontento con Merkel es capitalizado por la extrema derecha.

La irrupción con el 13% de Alternativa por Alemania, un partido creado hace cuatro años, significa que una formación de extrema derecha ingresa al Parlamento alemán por primera vez desde la posguerra. Este partido ha crecido de manera fulgurante en los últimos dos años estimulando la xenofobia contra los refugiados y el islám. Su crecimiento ha llevado a una derechización de los programas de todos los partidos en estas elecciones.

Al conocerse los primeros sondeos con los resultados de este domingo, unos centenares de personas se han movilizado hasta el exterior del lugar donde la ultraderecha de Alternativa por Alemania festeja los resultados. La policía rodea a los manifestantes que cantan lemas antifascistas y ya se han producido algunas detenciones.

En su rueda de prensa de esta noche, Angela Merkel se dirigió especialmente a los votantes de AFD. “Queremos recuperar a los votantes de Alternativa por Alemania, queremos solucionar sus problemas y responder a sus miedos”, aseguró la canciller, mostrando que su gobierno se inclinará más a la derecha en temas como inmigración.

La nueva coalición de gobierno será más inestable que la anterior, en un momento en que el gobierno imperialista alemán enfrenta también nuevos desafíos y contradicciones a escala mundial.








Temas relacionados

Elecciones Alemania   /    Angela Merkel   /    Alemania   /    Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO