Internacional

MÉXICO-ESTADOS UNIDOS

Tras victoria de Trump, gobierno de Peña Nieto declara estabilidad y el peso cae

Se teme una profunda crisis económica si se concretan las amenazas de Donald Trump: fin del TLC, construcción del muro y deportaciones en masa. La Secretaría de Hacienda y Crédito Público y el Banco de México afirman estabilidad macroeconómica. Pero avanza la depreciación de la moneda nacional.

Miércoles 9 de noviembre | Edición del día

Se siente la tensión en México. Peña Nieto ya se ha reunido con varios de sus secretarios. Crece la expectativa ante los movimientos que realice el nuevo presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump. Desde anoche, el peso mexicano cae en picada. Se depreció un 7%. En ventanillas bancarias se vende a $20.05, mientras en la noche electoral había llegado a 20.7818 unidades por dólar, el máximo histórico.

Peña Nieto -que abrió una nueva crisis de su gobierno por recibir en Los Pinos, la residencia oficial, al magnate hoy primer mandatario de la principal potencia mundial- vía twitter, izó la bandera de la “paz”. “Confío en que México y Estados Unidos seguirán estrechando sus lazos de cooperación y de respeto mutuo. Son amigos, socios y aliados que deben seguir colaborando. Le reitero a Donald Trump la disposición de trabajar juntos a favor de una relación bilateral”.

En simultáneo, José Antonio Meade, titular de Hacienda, y Agustín Carstens, gobernador del Banco de México, realizar una conferencia de prensa para reafirmar las “fortalezas” del blindaje ante el resultado electoral.

Las reservas internacionales, la “baja” inflación, el plan de negocios 2017-2021 de Petróleos Mexicanos, las reformas estructurales, el ajuste fiscal del presupuesto 2017, la línea de crédito flexible del FMI, la solidez del sistema bancario.

Aseguró Meade que México se mantendrá “vigilante” y implementará las medidas pertinentes para “evitar movimientos erráticos del tipo de cambio”. Por su parte, Carstens ratificó el apoyo al gobierno al afirmar que se tomarán las medidas adecuadas para conservar la inflación estable.

Sin embargo, no anunciaron medidas concretas. Aunque en la víspera de la elección se dio a conocer, en voz de los mismos funcionarios que se pueden implementar medidas similares a las establecidas ante la crisis de 2008.

El gobierno mexicano está a la defensiva. Pero no pierde ni un segundo en avanzar en el ajuste contra la clase trabajadora y los sectores populares. Apenas a inicio de semana cerró el complejo Morelos de Pemex. Miles de familias trabajadoras quedaron en la calle. La inflación en los productos de la canasta básica se siente mucho más que “alrededor del 3%” de las cifras oficiales.

Mientras los partidos tradicionales y los empresarios para los que gobiernan cierran filas, la clase trabajadora debe buscar el camino de la independencia política y unirse ante la crisis.

Ante el triunfo de Trump, es fundamental levantar una política antiimperialista, para enfrentar los planes de su gobierno y las trasnacionales.




Temas relacionados

Peso mexicano   /    Donald Trump   /    Enrique Peña Nieto   /    Internacional   /    Economía

Comentarios

DEJAR COMENTARIO