Juventud

POLÉMICA

Trap y rock and roll: Las frase que despertó el lado más conservador del rock

En la última semana de julio, se generó una fuerte polémica en torno a una frase en la que Trueno soltó “Te guste o no te guste, somos el nuevo rock and roll”.

Sábado 1ro de agosto | 13:18

Foto: Gramho. Trueno en el festival "Fábrica de rimas" en la fábrica MadyGraf bajo gestión obrera

El artista de trap, rap y campeón mundial de freestyle argentino Mateo Palacios Corazzina, más conocido como Trueno; manifestó en una de sus canciones que “Te guste o no te guste, somos el nuevo rock and roll”. Y la polémica, inevitablemente, estalló.

Tras lanzar su primer álbum como solista, titulado Atrevido, en la que cuenta con la colaboración con otros jóvenes exponentes de este estilo, como Niki Nicole y WOS, es con este último en donde la frase aparece en la canción “Sangría”; se generó un debate en las redes y un rechazo hacia el trap por parte de los fanáticos del rock argentino.

La letra (fragmento):

Llegamo´ con los wacho´ con la ropa hecha m*erda
Pero cuando escribimo´ los político´ tiemblan
Si Diego pone el centro, Batistuta mete el gol
Te guste o no te guste somo´ el nuevo rock and roll, niño (Yeh, yeh)

En ningún momento Corazzina quiere decir que el rock se verá obsoleto ante la popularidad del trap o algo por el estilo. Más bien, intenta reflejar y visibilizar la realidad de muchos jóvenes de barrios humildes y/o populares, que son perseguidos por la policía, marginados por la sociedad y reprimidos por el Estado. El trap, como movimiento cultural, ha estado (y está) en boga en la última década. Es que como en su momento lo fue el rock, hoy millones de jóvenes abrazan este movimiento que cuestiona el status quo. Esto, despertó un fuerte cuestionamiento del sector más conservador de este género musical popular a nivel mundial a partir de 1964, el rock.

Sólo para ejemplificar, el periodistas Pablo Carroza, un conocido comentarista de fútbol y famoso por insultar a jugadores de equipos rivales (extranjeros principalmente) con comentarios xenófobos y capacitistas, escupió en Twitter sobre Trueno:

“Te guste o no te guste, somos el nuevo rocanrol”, dice Trueno, un raperito de moda que se piensa que es Spinetta y tiene menos rock que una revista de decoración. Sería bueno que el padre deje de contar billetes y le explique a este nene de que se trata la historia del rock".

Este tipo de comentarios, generan que exista un rechazo absurdo y una subestimación atroz a la juventud, juventud que se rebela contra la policía, contra el Estado y la discriminación.

Una pregunta sería ¿dónde surge el trap y porque es tan popular en la actualidad? Echemos un vistazo:
Este estilo de música surgió a comienzos de los años 1990 en los Estados Unidos, siendo una sub derivación del hip hop, aunque de carácter más electrónico. Los primerísimos exponentes de este estilo fueron T.I., Young Jeezy, Gucci Mane y Rick Ross produjeron éxitos que comenzaron a aparecer más fuertemente en discos de mezclas y en emisoras de radio fuera de Estados Unidos. Pero la explosión masiva se da en la década de 2010, más particularmente en Latinoamérica, con la aparición de artistas como Bad Bunny, Cazzu, Alemán, De La Ghetto, Maluma, Khea, Lit Killah, Duki, WOS y ya el mencionado Trueno. Estos artistas comenzaron a expandir su música a nivel mundial, dándole fama, reconocimiento y popularidad a este
movimiento cultural.

Cada artista tiene una mirada diferente de la realidad, sin embargo, por dar un ejemplo local, los artistas WOS, Trueno, Niki Nicole y Duki, reflejan la realidad de la sociedad argentina y las manifestaciones socioculturales que se dieron en la década pasada: La lucha por el aborto legal, seguro y gratuito, la lucha del #NiUnaMenos y la lucha del colectivo LGBTTIQA, etc. La juventud es la que lleva la bandera por las luchas en la calle. El rock en general, estancado desde la tragedia de Cromañon en 2004, y con referentes que están a la derecha como Ricardo Iorio, La Beriso, Andrés Calamaro o Asspera, salió a cuestionar sin argumentos a los jóvenes que son
perseguidos por la policía en la plaza cuando hacen free-style y/o son desaparecidos como Facundo Castro. Ellos, convertidos ahora en los policías de la moral, son los que subestiman a estos jóvenes que cuestionan la realidad desde la palabra. En fin, la hipotenusa.







Temas relacionados

Trap   /    Debate en la juventud   /    Rock n´roll   /    Opinión   /    Mendoza   /    Juventud

Comentarios

DEJAR COMENTARIO