Géneros y Sexualidades

DOBLE JORNADA

Trabajo doméstico, ¿cosa de mujeres?

Un nuevo estudio muestra que las tareas del hogar siguen recayendo mayoritariamente sobre el tiempo y la salud de las mujeres.

Sábado 13 de mayo de 2017 | Edición del día

La Universidad de la Sabana, la Universidad Austral, la Universidad de Colombia y la inglesa Home Renaissance Foundation (HRF) realizaron conjuntamente un estudio comparativo centrado en la distribución del trabajo doméstico no remunerado. El mismo constó de cinco mil encuestas, respondidas por mujeres y varones de entre 25 y 65 años, con responsabilidades familiares a cargo. Lo hicieron vía online a través de la página globalhomeindex.org.

Estuvieron involucrados países de Latinoamérica (Argentina, Brasil, Bolivia, Ecuador, Chile, Colombia, México, Guatemala, El Salvador, Uruguay, Perú y Paraguay), Norteamérica (Estados Unidos y Canadá), África (Kenia), Asia (Filipinas) y Europa (Italia, España, Inglaterra y Portugal).

El cuestionario considera problemáticas como la limpieza, el orden y las compras de la casa, así como tareas de mantenimiento y cuidado de la familia. Pese que en los próximos meses continuará la recolección de datos, se publicaron las conclusiones de la primera fase. Los resultados no sorprendieron: la mayor parte de estas tareas sigue recayendo sobre la espalda de las mujeres. Mientras los varones les destinan entre 6 y 16 horas semanales, a nivel global, ellas lo hacen en un promedio que oscila entre las 14 y las 23 horas. Las argentinas son las que más tiempo dejan en trabajo doméstico no remunerado.

Ya en su informe anual sobre “igualdad de género” –publicado a fines del año pasado-, la Organización Internacional del Trabajo (OIT) señalaba que las mujeres emplean diariamente un 19% de su tiempo en el hogar y cuidado de niños. Es decir, un 11% más que los hombres.

Te puede interesar: Trabajo doméstico, femenino y no remunerado

En el país, la Encuesta sobre “Trabajo No Remunerado y Uso del Tiempo del INDEC” mostraba que la participación total de los varones en el trabajo doméstico no remunerado es del 24% y la de las mujeres ascendía al 76%.

Como señalábamos en una anterior nota, el trabajo doméstico -que realizan mayoritariamente las mujeres y de forma gratuita- encierra todas las tareas necesarias para la reproducción de la fuerza de trabajo y es uno de los puntos de apoyo de las ganancias capitalistas.

Recientemente, en el acto por el 1° de mayo realizado por la izquierda y el sindicalismo combativo, la oradora encargada de cerrar la jornada dedicó gran parte de su discurso a este punto central que afecta la calidad de vida de las mujeres. Se trata de Lorena Gentile, obrera de la fábrica Mondelez (ex Kraft) y dirigente del PTS en el Frente de Izquierda.

Haciendo eco de la realidad de millones de mujeres en el país y el mundo, Lorena decía: “Las mujeres trabajadores somos parte de este movimiento, pero también planteamos nuestras propias demandas. Nosotras tenemos el 26% de diferencia salarial con respecto a los varones, tenemos las categorías más bajas, se nos destinan las tareas repetitivas y por eso muchas veces las compañeras que son madres no pueden levantar a sus hijos en brazos porque están rotas. Nosotras somos las que estamos atadas a la doble jornada laboral. La mayoría de las jóvenes trabajadoras están tercerizadas, por agencia, contratadas Están bajo el yugo de esas patronales para las cuales un embarazo es causal de despido. Eso en un país que se cobra la vida de 300 mujeres por año por los abortos clandestinos.

Por ello, concluía enérgicamente:Cuando decimos que queremos trabajar 5 días, 6 horas a la semana, y que nuestras vidas valen más que sus ganancias, lo hacemos desde un grito de rebeldía: no queremos vivir más así. Estamos levantando una bandera de lucha para salvar la salud y la vida de los millones de trabajadores que producimos las riquezas en la Argentina y en todo el mundo. Una bandera de lucha para terminar con este sistema de explotación y de opresión”.







Temas relacionados

1º de Mayo   /    Lorena Gentile   /    Trabajadoras domésticas   /    Mujeres   /    Jornada laboral   /    Machismo   /    Géneros y Sexualidades

Comentarios

DEJAR COMENTARIO