Mundo Obrero

MUNDO OBRERO

Trabajadores derrotan lock out del frigorífico Mark en Ramallo

Ante los reclamos de los trabajadores, la planta dedicada a la faena de pollo cerró sus puertas para amedrentar a los empleados. Tuvo que reabrir luego de la lucha de los obreros.

Hugo Sivori

Trabajador Siderar

Jueves 12 de abril | 11:23

El frigorífico se ubica en el parque industrial COMIRSA, frente a la planta de Siderar, en Ramallo, donde se concentran, talleres, metalúrgicas, refinerías, etc. Muchas de estas empresas prestan servicios a las grandes industrias de la zona.

Los trabajadores denuncian explotación y salarios de miseria. El conflicto en el frigorífico no hace más que sacar a la luz, los padecimientos de miles de trabajadores en este polo industrial. Son moneda corriente los accidentes laborales, la falta de transporte, sin sindicalización ni delegados. Los ritmos de trabajo son infernales en un polo de producción al que apuntan muchas patronales para hacer ganancias fabulosas.

El lunes 9 los trabajadores decidieron retener tareas, plantándose en el comedor, para exigir mejoras en sus condiciones laborales. La respuesta de la patronal fue cerrar la planta el martes. Frente a esta situación, los obreros decidieron mantener la presión sobre la empresa, logrando que al día siguiente se reabra la planta y se reencuadren las tareas en un convenio colectivo más beneficioso.

Algunas voces del conflicto

La Izquierda Diario se acercó hasta el lugar para dialogar con algunos trabajadores:
*“Nos encontramos en esta situación a partir de los atropellos de la patronal, venimos desde hace 8 meses haciendo reclamos y no encontramos ninguna respuesta. Cansados en el alma el cuerpo y la mente por la producción, no tenemos ni refrigerio, ni transporte cuando hacemos 11 12 15 horas ni 15 minutos de descanso, sin transporte cobrar entre 13 mil o 16 mil pesos no te queda nada, romperse el alma por una miseria.”

*“Antes teníamos miedo, pero los compañeros ahora se pusieron firmes, no damos para más. Llegar unos minutos tardes es para estar despedido. El lunes por la mañana entramos y nos quedamos en el comedor, dejamos 60 mil pollos sin faenar en los camiones, nos fueron a buscar para trabajar, de acá no se mueve nadie hasta que nos den respuestas, cuando fuimos el martes encontramos el portón cerrado y una nota del patrón”.

*“No nos permitían tener delegado, cuando entramos a trabajar y el frigorífico abrió, la patronal ya tenía las afiliaciones . Decidimos elegir un delegado y al otro día estaba echado.”

Donde hay ataques, hay resistencia

La región de San Nicolás, Villa Constitución y Ramallo es un polvorín social en el que se acumulan presiones sobre los trabajadores. Las patronales, envalentonadas por el apoyo de Macri, los gobernadores y los intendentes, aprovechan para avanzar sobre las condiciones laborales.

Pero la lucha de Mark demuestra que hay voluntad para resistir los ataques de las patronales y el Gobierno. Así como se vio ayer en Buenos Aires a los mineros de Río Turbio enfrentando la represión policial para luchar contra los despidos, con la colaboración de los trabajadores del Hospital Posadas, de Cresta Roja, de PepsiCo y de los Sutebas recuperados.







Temas relacionados

San Nicolás   /    Lock out   /    Precarización laboral   /    Mundo Obrero

Comentarios

DEJAR COMENTARIO