Mundo Obrero Venezuela

POR SALARIOS DIGNOS Y MEJORES CONDICIONES DE TRABAJO

Trabajadores del aseo y recolección de residuos protestaron trancando varios puntos de Caracas

Los trabajadores de Supra-Caracas salieron a protestar este lunes por reivindicaciones salariales y condiciones laborales. Denuncian manejos turbios que afectan la flota de camiones y el funcionamiento del servicio.

Martes 10 de abril | 14:42

La avenida principal de La Yaguara, Las Mayas, Artigas y Plaza Venezuela fueron cerradas. Más de 3.000 trabajadores administrativos, de recolección, seguridad y barrido tienen cuatro años exigiendo mejoras salariales, condiciones dignas para la realización de sus labores y por falta de pagos por parte de la Alcaldía de Libertador.

Supra Caracas es una empresa prestadora del servicio de aseo urbano, recolección de residuos sólidos, barrido, limpieza y lavado de áreas públicas del Distrito Capital. De acuerdo a su portal oficial es una empresa estatal que fue fundada en agosto del año 2011, por disposición del entonces presidente Hugo Chávez.

Los empleados de la central de recolección pidieron el pago de sueldos dignos puesto que afirman que el monto que reciben no les alcanza, además de la dotación de uniformes para el ejercicio de sus labores, la cual no reciben desde hace cuatro años. Exigieron también el beneficio de pólizas de Hospitalización Cirugía y Maternidad (HCM) y la dotación de transporte.

Reclaman también por promesas incumplidas como las dadas por el ministro de Ecosocialismo y Aguas, Ramón Velázquez, quien les aseguró que los dotarían de beneficios como vacunas, atención médica y la reactivación de los camiones. Durante su protesta desde diversos puntos de Caracas, los trabajadores afirmaron que de no ser escuchadas sus exigencias por el Gobierno nacional y la alcaldesa de Caracas, Erika Frías, continuarán con acciones de protesta y huelga de brazos caídos.

La situación de los trabajadores del aseo en Caracas no es nueva, y viene de mucho tiempo atrás, fundamentalmente por las míseras condiciones de trabajo, sin equipos adecuados llegando al extremo de no contar si quiera con guantes ni mascarillas para sus funciones lo, que los expone a múltiples enfermedades, peor aún sin contar con las vacunas necesarias frente a la constante exposición y contacto directo con la basura y todo tipo de desechos la mayoría en descomposición. En muchos casos, los obreros y obreras que barren las calles no cuentan siquiera con cestas donde depositar los desechos, debiendo improvisar ellos mismos el implemento de trabajo con alguna caja de cartón, o quienes levantan la basura para el camión compactador no cuentan con palas u otro implemento, teniendo que agarrar la basura con sus propias manos, ayudados con pedazos de cartón improvisados.

Es que el estado de las empresas estatales y servicios públicos es deplorable, llegando a situaciones extremas, sin hablar de la situación de la salud en el país, resurgiendo enfermedades ya extinguidas, ausencia de vacunas para los niños y una escasez extrema de medicinas.

¿Cómo se manejan los recursos del aseo urbano de la ciudad?

Los propios trabajadores de Supra Caracas han denunciado la existencia de un cementerio de camiones de recolección de esta empresa, que obviamente son del Estado, que se encuentran parados actualmente por falta de repuestos y otras fallas, pero ellos insisten en aclarar que existe un personal que se dedica al mantenimiento de los camiones y que “todos sabemos que los repuestos el Estado puede comprarlos. Sin embargo, se destina una gran cantidad de dinero en la contratación de camiones foráneos, que en su mayoría no cumple con las condiciones mínimas para el traslado de los desechos sólidos”.

“¿Quién o quiénes se benefician con la contratación de camiones? ¿Por qué hay dinero para la contratación de camiones foráneos y no así para el mantenimiento de los que pertenecen a la empresa? ¿Hay alguien cobrando una comisión por la contratación de estos camiones? ¿Piensan en la salud de los caraqueños y en la eficiencia de la empresa quienes mantienen esta situación?”, son los cuestiones de los trabajadores haciendo alusión no solo a la negligencia por parte del personal del Estado que administra la empresa sino directamente la corrupción reinante.

La policía como era previsible rápidamente apareció para dispersarlos, por lo que los trabajadores al poco tiempo debieron abrir los diversos puntos trancados pero habiendo conseguido hacer visible sus reclamos por salarios dignos, equipos adecuados de trabajo y por mejores condiciones de salud.

Una vez más: son los trabajadores quienes develan las razones del deterioro de los servicios públicos

El estado actual de los servicios públicos del país es deplorable, así como gran parte de las empresas públicas, sin embargo, contrario a lo que pregona el pensamiento de derecha y proempresarial, de que la razón de eso estaría en la propiedad pública en sí misma, los trabajadores y trabajadoras muestran las verdaderas causas: la administración de los burócratas del gobierno que, en función de hacer sus negocios, y de callar toda denuncia y crítica de los trabajadores sobre la situación de las mismas, han llevado a estas empresas y servicios a la situación actual.

En los últimos meses hemos visto cómo, en lugar de ser el gobierno quien le diga la verdad al país sobre la situación de los servicios y las empresas públicas, han sido los trabajadores de Lácteos Los Andes, el Metro de Caracas, Corpoelec, PDVSA, Hidrocapital, etc., y ahora Supra, los que cumplen con esa labor. Siendo por lo general perseguidos y reprimidos, cuando no directamente encarcelados, por decir la verdad.

Coordinar las luchas, resistir y golpear juntos

En Caracas y en otras partes del país los trabajadores plantean sus reclamos, ya hartos de las condiciones de miseria imperante producto de la catástrofe económica imperante que el gobierno y los empresarios hacen recaer sobre sus espaldas. Así hemos visto muy recientemente a los trabajadores farmacéuticos de la empresa Leti en pie de lucha en Guarenas, los trabajadores de Hidrocapital que exigen la renuncia de la directiva y justicia por compañero fallecido justamente por las condiciones deplorables de trabajo, y por el agresivo terrorismo laboral a que son sometidos, los trabajadores de Fetraelec que denuncian las políticas y medidas anti obreras, anti sindicales, de clara injerencia sindical por parte de la empresa, sectores de trabajadores del metro que denuncian persecución sindical y pésimas condiciones de trabajo, la de los trabajadores de Lácteos Los Andes que sufren persecución y hasta cárcel por reclamos básicos, las trabajadoras textileras de la empresa Ovejita reclamando por un salario digno y que gritan entre sus consignas “si no nos unimos nos siguen explotando”. Y así otras luchas de trabajadores que salen a pelear contra esta situación de penuria y de calamidades, además de la situación represiva a sus luchas.

Por eso, como plantean las textileras de la Ovejita, “si no nos unimos nos siguen explotando”, es hora de unir nuestros reclamos como una sola fuerza y empezar a organizarnos, es hora de coordinar y centralizar todas nuestras luchas para golpear con un solo puño pues separados nos golpean fácilmente. Las distintas organizaciones sindicales, sindicatos, trabajadores que pelean en distintas empresas y fábricas debemos empezar a discutir ya la necesidad de realizar un Encuentro de trabajadores para empezar a organizarnos votando un programa de lucha para que no seamos el pueblo trabajador el que siga pagando esta crisis.






Temas relacionados

Empresa Supra-Caracas   /   trabajadores de aseo urbano   /   Caracas   /   Mundo Obrero Venezuela   /   Salarios

Comentarios

DEJAR COMENTARIO