Mundo Obrero Venezuela

MOVIMIENTO OBRERO

Trabajadores del IVSS protestan en el país por segundo día consecutivo por reclamos salariales

Por segundo día consecutivo, los trabajadores del Instituto Venezolano de Seguros Sociales (IVSS) reclamaron en el país por sus reivindicaciones salariales, laborales y el cumplimiento del contrato colectivo.

Jueves 3 de mayo | 22:03

Trabajadores del IVSS en Caracas

En Caracas, en la sede ubicada en Altagracia, cercana al Banco Central de Venezuela, las trabajadoras y los trabajadores trancaron la calle frente a la propia institución como forma de reclamo. Lo misma modalidad se daba en otras ciudades, protestando frente a las sedes del IVSS.

En el incumplimiento de cláusulas del contrato colectivo de los trabajadores está el origen de las continuas protestas que están llevando a cabo además de los miserables salarios, frente a esto no existe la falta de respuesta del ministro, Luis López, quien ni recibe ni acepta las propuestas de la comisión de manifestantes, tal como se observó este jueves en Caracas.

El miércoles los trabajadores del IVSS habían salido a manifestar frente la sede de dicho ente público, para exigir al Gobierno nacional un ajuste salarial acorde a la realidad de la economía del país. Voceros declararon en ese momento que no dejarán de movilizarse hasta que les sean atendidos sus reclamos.

En ese día reiteraron que no seguirán atendiendo promesas: "Aquí se nos está amedrentando y quiero que sepan que no vamos a aguantar amedrentamientos de ningún tipo", expresaban, mientras de conjunto, con diferentes consignas, solicitaban por salarios que les permitan hacer frente a la galopante hiperinflación que atraviesa el país. Y este jueves, insistían en la misma tónica en vista en que no habían sido escuchados ni atendidos.

“No queremos renunciar, queremos trabajar, ¡Salarios Justos!”

Trabajadores del IVSS en Coro

Pero los trabajadores ya llevan más de una semana reclamando en la calle. El pasado 26 de abril, así como el propio 27 de abril, en Caracas y otras partes del país, ya habían salido a reclamar y organizándose para trancar la calle y exigir aumentos salariales, tomando la iniciativa desde las propias oficinas pues los directivos del Sindicato brillan por su ausencia.

Y este jueves, los trabajadores del IVSS de Coro, estado Falcón, levantaban carteles en los que se podía leer “No queremos renunciar, queremos trabajar, ¡Salarios Justos!”. Es que desde los altos directivos del IVSS se les dice a los trabajadores que si no les gusta “que se vayan”, tal como denunció una trabajadora en Caracas, que hacía públicas las afirmaciones de la encargada, Paula Ontiveros, en Caracas. En Tucupita, Delta Amacuro, los trabajadores también gritaban “¡No queremos emigrar, queremos trabajar con salarios justos!”. Consignas similares se expresaban en otros lugares como en Táchira, Monagas y demás estados del país.

“¡No queremos emigrar, queremos trabajar con salarios justos!”

Trabajadores del IVSS en Tucupita

En Caracas, durante esa protesta, el gobierno nuevamente hizo muestras de una fuerza desmedida con un fuerte contingente de la Guardia Nacional con su equipos y armas antimotines. Y obviamente impedirles cualquier paso hacia la Avenida Urdaneta, pues desde donde protestaban está a pocas cuadras del Palacio de Miraflores. A esta fuerza policial se le agregó la presencia de fuerzas paraestatales que suele utilizar el chavismo para amedrentar e impedir reclamos cercanos a las sedes principales de gobierno.

Esta lucha de los trabajadores del IVSS se están dando en el marco de la lucha por un salario digno, o que al menos las autoridades cumplan sus promesas de aumentos, pues es más que sabido que el salario de los trabajadores se encuentra completamente pulverizado, y las condiciones de vida siguen siendo cada vez más precarias y angustiantes.

Es que casi como una forma de burla, Maduro anunció el pasado 30 de abril que quedaba fijado el salario mínimo a 1.000.000 de bolívares y el bono de alimentación en Bs 1.555.500, para un ingreso total de Bs 2.555.500. Un monto que apenas se puede comprar un quilo de carne, no sobrando para nada más. Pero como vemos, los trabajadores continúan protestando. Pomposamente hablaba el gobierno de que el aumento era del 95% en su conjunto, pero era un porcentaje sobre la nada.

Es que varias luchas de distintos sectores de los trabajadores comienzan a desarrollarse en el país, resistiendo la terrible crisis que nos descargan, donde una de las máximas expresiones son los salarios miserables con los que no se puede comprar absolutamente nada. Por eso trente a estas luchas en curso, más que nunca se hace necesario unificarlas, vencer el aislamiento, luchar juntos para ser más fuertes y poder conquistar nuestras demandas, por lo que es la hora de coordinar y centralizar las luchas para resistir mejor, golpear con un solo puño y conquistar nuestros derechos, levantando un programa de lucha para pelear. Basta de que sea el pueblo trabajador el que siga pagando esta brutal crisis que el gobierno y los empresarios descargan sobre sus espaldas.

Te puede interesar: ¿Qué demandas de la clase trabajadora ante la situación actual del salario?






Comentarios

DEJAR COMENTARIO