Política Venezuela

CRISIS EN EL SECTOR SALUD

Trabajadores de la salud vuelven a protestar en Caracas y grupos de choque actúan para amedrentarlos

Una vez más los trabajadores del sector salud volvieron a manifestarse por salarios, insumos y por la condiciones de los hospitales. Pero esta vez grupos de choque armados afines al chavismo irrumpieron en la protesta de los hospitales J. M. Vargas y Concepción Palacios.

Milton D'León

Caracas @MiltonDLeon

Jueves 10 de mayo | 23:08

Enfermeras, médicos y empleados del sector salud se concentraron nuevamente este jueves frente a varios hospitales de Caracas para protestar por salarios dignos, la falta de medicinas, y las deficiencias que presentan los centros sanitarios del país. En el Hospital José María Vargas, Hospital de Niños José Manuel de los Ríos, Hospital Clínico Universitario, Hospital Pérez Carreño, en la Maternidad Concepción Palacios, entre otros, protestaron denunciando la situación crítica que presentan todos los hospitales y recintos de sanitarios.

Se trata de la segunda protesta del sector salud, luego de la realizada el pasado martes 18 de abril que tuvo fuerte eco a nivel nacional. En esa protesta también peleaban para que haya un sueldo digno para el sector salud, que cubra las necesidades de los trabajadores de la salud, y también que se dote de manera perenne y consecuente los hospitales de insumos, pues, como declaraban “nuestros pacientes se están muriendo en las salas de emergencia de los hospitales".

Te puede interesar: Trabajadores de la salud protestaron en los distintos hospitales de Caracas

"Hoy los trabajadores del sector salud nos encontramos en una pobreza extrema, ya que a muy duras penas podemos venir a trabajar"

Frente a esa primera protesta no hubo ninguna respuesta por parte del gobierno nacional. En esta segunda jornada, una enfermera del Hospital Vargas declaraba que “nadie ve por la falta de calidad que se presenta en cuanto al sueldo, falta de medicinas y condiciones que presenta el hospital”, acrecentando que “todos los días llega alguien con una enfermedad diferente, cada día fallecen más pacientes” por la falta de insumos y condiciones deplorables de los hospitales.

Muchos trabajadores y trabajadoras de la salud también declaraban que "fue una burla" el aumento de salario decretado a final de abril por Maduro. Desde el Hospital Pérez Carreño, ubicado en el oeste de Caracas, los manifestantes declaraban que "hoy los trabajadores del sector salud nos encontramos en una pobreza extrema, ya que a muy duras penas podemos venir a trabajar". Es que el salario mínimo con su nuevo aumento y sumándole incluso el bono alimentación no alcanza ni para un quilo de carne.

Grupos de choque paraestatales armados irrumpen en la protesta de los hospitales J. M. Vargas y Concepción Palacios

Pero si ya los salarios de los trabajadores son miserables y la situación de la salud en extrema crisis, ahora grupos de choques paraestatales armados afines al chavismo buscaron acallar la protesta. Fue lo que ocurrió en el Hospital José María Vargas y en la Maternidad Concepción Palacios donde se realizaba la manifestación convocada por trabajadores.

En el Vargas, en horas de la mañana, médicos, camilleros, empleados y obreros se encontraban en la entrada principal del hospital y pidieron a los medios de comunicación que cubrían la manifestación entrar para que observaran el estado de las instalaciones. Fue en ese momento que, de acuerdo a declaraciones de los propios trabajadores, llegó al hospital dicho grupo de choque en una camioneta tipo pick up usando chalecos antibalas y entraron al Vargas “como si se tratara de un comando”, encerrados a periodistas y al personal de la salud que participaba en la protesta, donde periodistas fueron agredidos y sus equipos robados, incluso llevándose un camarógrafo que poco tiempo después fuera liberado.

Grupo de choque afín al chavismo amedrenta a trabajadores en el Hospital Vargas

En la Maternidad Concepción Palacios, de acuerdo a diversos medios, unos veinte hombres vestidos de negro amenazaron a los médicos con tomar medidas contundentes si no se retiraban del lugar en el que protestaban, por lo que se atemorizaron e ingresaron a la Maternidad para continuar la protesta desde el interior del recinto. También agrediendo a medios que cubrían la protesta buscando destruirles su material de trabajo y las filmaciones de la protesta.

Llegaron al hospital en una camioneta tipo pick up… y entraron al Vargas “como si se tratara de un comando”

Se trata del accionar de fuerzas paraestatales que actúan con el consentimiento de las fuerzas de represión estatal y del gobierno obviamente. Si bien el accionar de estos grupos de choque, armados en general, no es nuevo en el país, y en momentos de mayor tensión adquieren más visibilidad, se ha hecho más que evidente, con su frecuente uso, con una mayor presencia para intimidar y agredir a quienes salen a protestar así como a dispersar a manifestantes directamente en las calles, tal como se vio recientemente durante la protesta de los trabajadores del Instituto de los Seguros Sociales (IVSS) donde agredieron a los trabajadores que se manifestaban en la sede administrativa de Altagracia en Caracas.

En los hechos, asistimos a la legalización de la represión paraestatal. El recurrir a fuerzas paraestatales no es más que expresión también de los niveles de descomposición del gobierno de Maduro, y acorde al mayor autoritarismo y su carácter represivo, con una mayor concentración de poderes, actuando por decretos de estado de excepción y estados de emergencia, sustentado en las Fuerzas Armadas.

Un gobierno que terminó hundiendo la situación de la salud prefiriendo pagar una fraudulenta deuda externa

La situación de la salud se ha degrado aceleradamente en los últimos años junto a la prolongada y profunda crisis económica y una crónica escasez de alimentos y medicinas. El gobierno de Maduro se ha venido cuidando de no hacer públicos datos oficiales sobre la salud, tal como lo hace con otros indicadores como los económicos, buscando ocultar de esta manera la cruda y alarmante realidad que vive el país, donde los trabajadores y los sectores populares son los más afectados.

Es que el gobierno, en medio de la catástrofe económica que vive el país, ha preferido pagar miles de millones de deuda externa a los acreedores internacionales en vez de responder a las necesidades del pueblo, llevando al sistema de salud a una situación deplorable, tanto en condiciones de infraestructura, insumos, escasez de medicinas y miserables salarios para los médicos, enfermeras, personal profesional, trabajadores y obreros, y salarios deplorables en los distintos hospitales, centros y unidades de salud del país.

Te puede interesar: Alarmante crisis sanitaria y de salud en Venezuela en medio de la catástrofe económica y social







Comentarios

DEJAR COMENTARIO