Cultura

DANZA

Trabajadores de la danza: a la calle por derechos

Bailarines y bailarinas realizaron una jornada artística de lucha frente a las puertas del ex ministerio de tabajo en reclamo por la simple inscripción del único sindicato de la actividad.

Lunes 3 de diciembre de 2018 | 11:14

Fotos. Kala Moreno Parra

La historia repetida

Noelia tiene 30 años, baila desde los 12. A los 18 le pagaron por primera vez como bailarina. Actualmente da clases en un estudio de danza. Trabaja en condición de monotributista.

Natasha tiene 24 años. Baila desde los 3. Hace 2 años consiguió su primer trabajo pago en el área de la danza. Actualmente da clases en condiciones de trabajo no registrado (en negro). Además trabaja en atención al público ya que el sueldo como docente de danza y bailarina no le alcanza para el mes. Anteriormente realizo asistencia con su Maestra, pero solo como trabajo formativo, no pago.

El pasado 20 de noviembre participaron con sus respectivos colectivos artísticos de la jornada artística de lucha organizada por AATDA (Asociación Argentina de Trabajadores de la Danza) en el reclamo por una respuesta al tramite de la simple inscripcion y personeria gremial por parte del ex Ministerio de Trabajo devenido en secretaria.

El caso de Natasha y Noelia se repite: Lujan de 29 años, baila desde los 7. La primera vez que le pagaron como bailarina fue cuando ingreso al ballet municipal de Avellaneda a los 19. Actualmente es docente, en condición de monotributista ya que así se lo exigen los estudios en los trabaja.

Los testimonios de ellas tres, a modo de pequeño ejemplo, dan cuenta de una realidad que se repite en cada unx de lxs presentes en la jornada y de lxs miles de trabajadores y trabajadoras de la danza que realizamos nuestro trabajo en condiciones de precariedad a lo largo del país.

“Dentro del área hay un imaginario de la danza como algo que se hace en el tiempo libre, como si esta fuera un pasatiempo. Nos cuesta a nosotras mismas no pensarlo así. Buscamos asegurarnos un sueldo haciendo muchas cosas para después poder bailar.” Comenta una de las bailarinas que se dispone a acercarse al escenario armado sobre la calle Alem.

Trabajadorxs de la danza

Hoy las trabajadoras y los trabajadores de la danza poodemos encontrar múltiples espacios de ocupación. Desde las instituciones públicas hasta escuelas privadas, clases particulares en centros culturales, montaje de obras. Pero no así las condiciones de empleo. Quienes acceden al ámbito público perciben sueldos mensuales, y entran en convenios como empleados estatales sin respetar las particularidades de la actividad.

Muchxs decidimos hacernos monotributistas para tener jubilación y porque así lo exigen en algunos espacios y una gran parte trabajamos a comisión con los espacios culturales en los precarios “acuerdos” (no hay tantas opciones) que en la mayoría de los casos es 50/50 (50% para docentes y 50% para el estudio) o en los mejores 70/30.

AATDA reúne a trabajadores y trabajadoras en condiciones informales e independientes, en condición de monotributistas que conforman el grueso de la actividad del área y bailarinas y bailarines que trabajan en relación de dependencia en ballets y cuerpos estables como el Ballet Estable del Teatro Colon, Ballet Folklórico Nacional, la Compañía Nacional de danza Contemporánea y Ballet Contemporáneo del Teatro San Martin entre compañías provinciales como el Ballet del Teatro Argentino de La Plata entre otros. Y logro AATDA logro reunir (y superar) el mínimo de 50 afiliados que exige la cartera de trabajo para la simple inscripción, con las afiliaciones de estos últimos.

Por el reconocimiento del derecho a organizarse

La cartera que presidia Jorge Triaca mantuvo “cajoneado” el trámite presentado por el único sindicato en pie del área, sin otorgarle desde hace tres años ni la simple inscripción ni la personería gremial, negando a lxs trabajadores de la danza de esta manera su derecho constitucional a organizarse gremialmente.

Liza Rule que constituye parte de AATDA nos cuenta que “se presentaron los papeles correspondiente para que desde el Ministerio se genere la simple inscripción para constituirnos no de hecho como estamos funcionando sino en términos legales y constitucionales. Hace meses se viene pateando esa respuesta, es decir la respuesta es patear la respuesta. “, y agrega que “nos estamos construyendo, desde quienes constituimos el sindicato vamos reactualizándonos en esa estrategia de construirnos. Estamos en una campaña de afiliación, porque hasta el momento no sabíamos cuántos éramos. Cuantos bailarines están trabajando en cada producción. Afiliarnos es parte de las estrategias que venimos construyendo desde AATDA para ejercer presión sobre el Ministerio”.

Al día de hoy, luego de la jornada realizada en las puertas de la cartera ubicada sobre la calle Alem, comunicaron desde la página de Facebook de AATDA que el “organismo reactivo nuestro expediente” y fueron recibidos por funcionarios que “nos recibieron junto al abogado de la Asociación para viabilizar el avance de nuestra simple inscripción gremial.”







Temas relacionados

Cultura    /    Danza   /    Cultura

Comentarios

DEJAR COMENTARIO