Mundo Obrero

Una lucha que continúa

Trabajadores de Pepsico difunden una carta exigiendo soluciones sobre su causa

Los trabajadores de la multinacional que continúan en lucha por su reincorporación exigen en una declaración pública que la denuncia del juez Rafaghelli sobre aprietes a la justicia de parte de funcionarios de Cambiemos se tome en cuenta en su juicio. Además le piden al gobierno que intervenga siendo que la planta de Florida se encuentra hoy en manos del Ministerio de Desarrollo Social.

Lunes 1ro de junio | 20:04

Pasaron 3 años desde que la multinacional Pepsico, que factura millones por año en el país, cerró su planta ubicada en Florida, dejando a 600 trabajadores, en su mayoría mujeres, en la calle. Esto lo logró presentando un Procedimiento Preventivo de Crisis, con fundamentos falsos. Hoy en día más de 70 trabajadoras y trabajadores continúan en juicio contra la empresa por su reincorporación.

Sin la complicidad del Ministerio de Trabajo, en ese momento en manos de Jorge Triaca, y sin el aval del Sindicato de Rodolfo Daer, la maniobra de la empresa hubiera sido imposible.

Desde el momento del cierre los trabajadores con su Comisión Interna buscaron la unidad, coordinación y solidaridad de distintos sectores. Decidieron permanecer en la fábrica para cuidar sus instalaciones y evitar el vaciamiento, hasta que el día 13 de Julio fueron desalojados por un impresionante operativo de Policía Bonaerense y Gendarmería. Horas después ese mismo día el juez Rafaghelli dictó una cautelar a favor de la reincorporación de los trabajadores, que luego fue revertido.

Hace dos semanas trascendió la denuncia del Dr. Luis Rafaghelli por presiones que él y otros colegas que intervinieron en otras causas como la de los trabajadores de Télam y Arcos Dorados (McDonalds) recibieron de parte del gobierno de Mauricio Macri para modificar sus fallos.

Al conocer el grave testimonio de este juez, los trabajadores de Pepsico en lucha decidieron difundir una carta contundente para exigir que estos hechos de aprietes a la justicia sean tenidos en cuenta en su causa. Nuevamente exigen al gobierno nacional que les dé una respuesta siendo que actualmente la planta en la que ellos trabajaban fue donada y pertenece al Estado. Reproducimos su carta.

Maniobras ministeriales y aprietes a la justicia: a nosotras nos dejaron en la calle


Los/as trabajadores/as de PepsiCo publicamos esta carta muy preocupados.
Recientemente el juez de la Cámara de Apelaciones del Trabajo, Dr. Luis Rafaghelli denunció públicamente haber sido presionado, “apretado” por el contenido de sus fallos, habiendo mencionado, entre otros casos, el de PepsiCo.

El 20 de junio de 2017, la empresa transnacional PepsiCo decide cerrar la planta Florida, dejándonos en la calle a 600 trabajadores. Dimos una enorme lucha por nuestras fuentes de trabajo, en donde pudimos encontrar la solidaridad de un arco enorme de personalidades, de DDHH y políticas, artistas, estudiantes, organizaciones gremiales, comisiones internas, agrupaciones de trabajadores de distintos sectores ,incluso del barrio donde está instalada la planta.

Demostramos de diferentes formas la inconsistencia de los argumentos patronales para despedirnos. La multinacional llegó a llamar a nuestras familias para que nos presionen para no reclamar, pero no pudieron hacernos perder nuestra dignidad.

Esta decisión de no bajar la cabeza de parte nuestra, hizo que la patronal le pidiera a la justicia y al gobierno de la provincia de Buenos Aires la intervención de las fuerzas policiales para amedrentarnos y desalojarnos de la planta; lo que luego decantó en una feroz represión como hacía tiempo no se veía, contra nosotros y todos los sectores que estaban apoyando nuestra lucha, poniendo en riesgo no solo nuestra integridad, sino también la de los vecinos del barrio por el uso de gases y balas de goma.

Por ese entonces presentamos un proyecto de estatización de la planta, para que no cierre, para que siga produciendo alimentos en un país donde hay niños y niñas con hambre. Pero la empresa cerró y luego “donó” el edificio al gobierno de Mauricio Macri, instalando allí un centro de logística del Ministerio de Desarrollo Social.

Hoy, en los medios vemos la denuncia del juez Rafaghelli donde manifiesta que recibió aprietes por parte del gobierno de Macri por la causa de PepsiCo, que hasta ese momento tenía un primer fallo de reincorporación y que luego fue revertido.

Las y los trabajadores también somos víctimas: de un perverso sistema que no le tiembla el pulso a la hora de garantizarles las ganancias a un monopolio alimenticio como PepsiCo, con actos ilícitos incluidos, como lo acaban de denunciar legisladores nacionales ante la justicia penal federal.

A casi tres años de nuestra lucha, nos indigna saber que fuimos víctimas, primero con un procedimiento de crisis viciado en el Ministerio de Trabajo de Jorge Triaca y ahora enterándonos de presiones sobre jueces de nuestra causa.

Nuestros despidos fueron discriminatorios, por ser nuestra organización gremial interna basada en asambleas y el protagonismo de todos los trabajadores, contraria a los objetivos económicos del gobierno anterior y de las grandes empresas, que decían que “despedir es como descomer”.

Te puede interesar: La batalla de PepsiCo: una jornada de lucha ejemplar contra la represión y los despidos

Y seguimos siendo víctimas soportando el desempleo, la angustia de saber que muchos de nuestros compañeros y compañeras apenas pueden alimentar a sus familias, endeudados hasta mas no poder para poder simplemente comer. Juntando los pesos cada vez que podemos para trasladarnos a los juzgados cuando hay una audiencia o para saber como siguen nuestras causas, en la lentitud de una justicia laboral en emergencia. Somos víctimas cuando somos rechazados de empleos por ejercer nuestros derechos laborales y constitucionales.

Hoy el Estado Nacional tiene otro gobierno y la posesión de nuestro lugar de trabajo y en funcionamiento. Por eso es que exigimos nuevamente y aún más ante las denuncias de “aprietes” para que resultemos perjudicados, la reincorporación en nuestros puestos de trabajo en la planta Florida y/o en otros establecimientos de PepsiCo, tal como es el objeto de nuestros juicios a PepsiCo y el Estado. Y que la justicia laboral tome nota de las denuncias periodísticas y judiciales de dominio público.

Nuestras familias no tienen porqué seguir pagando esos negociados, queremos la apertura de la fábrica y reincorporación de nuestros puestos de trabajo. ¡Basta de impunidad!

Trabajadoras y trabajadores de PepsiCo Snacks en lucha

Contacto
Camilo Mones: 1151577762
German Veinticcinque: 1124829913
Catalina Balaguer: 1162364717







Temas relacionados

Desarrollo Social   /    Jorge Triaca   /    Cambiemos   /    Jueces   /    PepsiCo   /    Zona Norte del Gran Buenos Aires   /    Mundo Obrero

Comentarios

DEJAR COMENTARIO