Mundo Obrero Venezuela

APOYEMOS A LOS TRABAJADORES FERROMINEROS

Trabajadores de Ferrominera del Orinoco siguen en lucha a pesar del asedio judicial y militar

Este viernes se cumple diez días desde que los trabajadores de la empresa estatal Ferrominera del Orinoco (FMO) emprendieron una lucha por sus demandas a través de una huelga de brazos caídos.

Milton D'León

Caracas @MiltonDLeon

Viernes 25 de noviembre de 2016 | Edición del día

Los trabajadores de la estatal del hierro, no cesan en sus demandas, todo esto a pesar del amedrentamiento judicial y militar que desde la gerencia de la empresa se viene llevando a cabo con el visto bueno del gobierno nacional y del gobernador del estado Bolívar.

Al amedrentamiento judicial se le sumó el hostigamiento militar

Cuando se cumplía exactamente una semana, el martes de esta semana, los dirigentes Sindicato de Trabajadores de Ferrominera (Sintraferrominera) denunciaron que la Guardia Nacional intentó apresar al secretario ejecutivo del Sindicato, Rubén González, este martes en una manifestación, y en la tarde de ese mismo día, en Ciudad Piar, hubo un enfrentamiento entre trabajadores y militares. Así se entraba en el octavo día de una huelga para reclamar beneficios que adeuda la gerencia de la empresa que tiene al frente a Isaías Suárez Chourio desde comienzo de agosto de este año cuando fuera nombrado por el Presidente Maduro.

Es esta la situación actual que domina ahora el entorno de la estatal del hierro: la Guardia Nacional está desplegada en el portón, el sindicato tiene el acceso restringido debido a una orden de un tribunal que prohíbe la protesta. Siendo que el gerente de la empresa, Isaías Chourio, se niega a establecer conversaciones con los representantes de los trabajadores, bajo el argumento que la huelga es ilegal.

El hostigamiento militar se ha sumado al amedrentamiento judicial, pues sobre los trabajadores pesa una acción judicial que establece que queda prohibido el ingreso a las instalaciones de la empresa a los representantes del Sindicato de Trabajadores de Ferrominera (Sintraferrominera). Esta medida establece concretamente “la prohibición del ingreso de los mismos a las instalaciones de la empresa, a fin de evitar acciones de protestas escalonadas y/o intercaladas y/o continuadas que impidan el cierre total o parcial de los accesos y/o portones de las instalaciones de trabajo, con el propósito de evitar la realización de paros o protestas denominadas ‘brazos caídos’ u ‘operación morrocoy’, hasta que dure el presente proceso de amparo”.

Además la amenaza viene incorporada en la medida del tribunal, pues pide “a los trabajadores y trabajadoras a incorporarse a sus labores habituales, a fin de mantener la operatividad de la empresa y evitar la aplicación de medidas disciplinarias”, tal como lo denunciamos en un artículo desde en este diario: Tribunal cercena el derecho a la protesta en Ferrominera del Orinoco. Por eso, hasta la fecha a siete trabajadores de Puerto Ordaz y a cinco de Ciudad Piar les entregaron calificaciones de despido.

Los trabajadores protestan por la inconformidad con la hoja de cálculo, deficiencias con el seguro médico, el bono de 300.000 bolívares por utilidades, el servicio de transporte y de ambulancias, la entrega de juguetes, el retraso en el inicio de las viviendas prometidas a parte de la nómina, entre otras demandas. El secretario general del sindicato Sintraferrominera, Rubén González, ha declarado que estas razones mantienen la decisión de lucha, como comenzaron el martes de esta semana. “Nos declaramos en rebeldía, en desacato, porque no nos van a intimidar”, ha reiterado González, quien fue enjuiciado y condenado hace cinco años también por ejercer el derecho a la huelga, como puede leerse en este artículo.

El gerente de la empresa como parte de la política gubernamental, ha buscado derrotar la huelga con el pago de los aguinaldos de fin de año, tal como lo anunció el miércoles de esta semana en una rueda de prensa, al mismo tiempo que se niega a establecer algún tipo de discusión con los representantes del sindicato. Todo con el argumento patronal de que el paro es ilegal y por tanto el sindicato está en situación de ilegalidad.

En dicha rueda de prensa declaró que: “La convención colectiva establece en su cláusula 30 que las utilidades se pagarán en los primeros 25 días de noviembre. Bueno, hoy, 23 de noviembre, Ferrominera honra ese pago y tiene una novedad: el pago de 105 días a salario integral, lo que echa por tierra el discurso y la excusa para paralizar operaciones”. Sobre otro reclamo de los trabajadores referente a los juguetes para sus hijos, afirmaba que “tradicionalmente se entregaban en diciembre. Ya esos pedidos están colocados y esperamos la llegada en los primeros días de diciembre”, sin embargo sobre el reclamo de la hoja de cálculo evadía la respuesta, sosteniendo apenas que “está siendo sometida a consulta a través de la Corporación Siderúrgica a la Procuraduría General de la República”, que es como decir “misa”.

Pero en cuanto al sindicato, al bien estilo patronal, el gerente de la FMO nombrado por Maduro declaraba que “no me puedo sentar con un sindicato ilegal. No puedo sentarme con el chantaje de la paralización”. Llamando así de “chantaje” a un derecho elemental de los trabajador, el derecho al paro, a la huelga y a toda medida de lucha cuando la patronal se niega a atender sus demandas, tal como acontece actualmente la Ferrominera, desconociendo descaradamente al sindicato.

Apoyemos la lucha de los trabajadores de la Ferrominera del Orinoco

A diez días de su importante lucha, los trabajadores de la Ferrominera no deben dejarse amedrentar y mantener su lucha hasta alcanzar sus demandas, ni por las medidas judiciales ni por el amedrentamiento militar. Pero esta lucha de los trabajadores de Ferrominera del Orinoco para triunfar realmente debe basarse en la mayor unidad de los trabajadores, decidiendo en asambleas generales cada paso de la lucha, donde sean realmente las bases que decidan todas las medidas a tomar. Pero es fundamental también luchar con la total independencia política del Sindicato no solo frente al gobierno sino también de los partidos patronales como los aglutinados en la MUD.

Actualmente la oposición aglutinada en la MUD busca pescar en río revuelto aprovechándose la crisis del chavismo y de todas sus medidas antiobreras, desgraciadamente muchos dirigentes sindicales caen en su demagogia, tal como está aconteciendo con muchos sindicalistas en Guayana. Por eso la total la independencia política de los Sindicatos, transformándose en verdaderas herramientas de lucha es imprescindible para triunfar, de no ser así se transformarán en correas de transmisión de las políticas de los partidos dominantes, llámense PSUV o llámense de la MUD.

Por la mayor democracia obrera y por la total independencia de los sindicatos frente al Estado, el gobierno y los partidos patronales. Apoyemos la lucha de los trabajadores de la Ferrominera, toda la solidaridad activa para que no los derroten, levantando bien en alto: ¡Fuera el estado de los sindicatos y de las luchas obreras!, ¡Fuera la Guardia Nacional y de los organismos de represión de las luchas de los trabajadores!, ¡Abajo todas las leyes que atentan contra la protesta obrera y popular y contra el derecho a huelga!




Temas relacionados

Ferrominera del Orinoco (FMO)   /    Mundo Obrero Venezuela   /    Nicolás Maduro   /    Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO