Mundo Obrero

MORÓN

Trabajadores de Envases del Plata torcieron el brazo a la patronal y lograron un primer triunfo

Después de tres días de toma y acampe en la puerta de la planta, los trabajadores lograron frenar los despidos pero siguen alerta.

Lorena Romano

Docente

Sábado 6 de enero | 11:39

“Fue una jornada bastante intensa, logramos la conciliación obligatoria con los 25 compañeros despedidos adentro. Logramos ganar una primera pulseada, pero sabemos que esto continúa”. Así relata Gastón, trabajador de la fábrica, para La Izquierda Diario. Da una primera impresión de lo logrado junto a sus compañeros que pararon y ocuparon la planta durante tres días por la reincorporación de los despedidos.

Desde el día miércoles la puerta de la fábrica Envases del Plata cambió su rutina diaria; durante tres días los trabajadores se apostaron de un lado y del otro de la reja, parando toda la producción rechazando los primeros despidos.

La bronca no se hizo esperar y la organización y la lucha tampoco. El paro total de la planta, contó con el aval del sindicato metalúrgico de la UOM Morón y durante los días de acampe, se acercaron metalúrgicos de distintas seccionales: San Miguel, Tres de Febrero, Capital, Merlo, Marcos Paz, Vicente Lopez, etc.

Fueron tres días de mucha solidaridad de clase, las compañeras e hijas de los trabajadores despedidos, docentes, jóvenes, trabajadores del Hospital Posadas que se encuentra a 10 cuadras, agrupaciones de aristas, medios locales, vecinos que se acercaban para saber que pasaba y solidarizándose llevando agua y alfajores, termos con café con leche fueron recibidos con los brazos abiertos y una emoción compartida junto con un “gracias por estar”, ni el calor insoportable, ni la lluvia torrencial lograron frenar la lucha y la solidaridad.

Envases del Plata se encuentra en El Palomar, distrito de Morón, son tres plantas en una y cuenta con 400 trabajadores que trabajan con el sistema americano de francos, cuatro días de jornadas de 12 horas y dos de descanso, que implica que los fines de semanas lo pasen dentro de la planta y que los días de descanso la mayoría de las veces no los puedan aprovechar con sus familias por el cansancio acumulado.

Produce para marcas líderes como Unilever, Avon, Ravanna, etc. y actualmente cuenta con 3 plantas de producción en El Palomar, en San Luis y en Manaos (Brasil).

Sólo la planta de el Palomar (según información provista por la misma empresa en su página web) tiene una capacidad de producción de más de 420 millones de envases para aerosoles, más de 5000 toneladas de foil de aluminio y más de 55 millones de bandejas descartables de aluminio; siendo a su vez la casa matriz de esta empresa moronense que ha alcanzado una proyección internacional.

El Conflicto

Los despidos fueron en el área de mantenimiento, con trabajadores que tienen más de 10 años de antigüedad. Se pudo ver la solidaridad de los sectores de producción con los despedidos, contra la avanzada de la patronal para implementar una mayor precarización en la fábrica.

“Es importante que todos los trabajadores estemos unidos, esto que nos pasa a nosotros hoy es algo que se está haciendo cada vez más común pero no debemos permitirlo. Ellos quieren precarizar mas nuestras condiciones de trabajo y ganar más, pero acá les decimos que no”. Contaba Nicolas, obrero despedido que junto con un grupo de compañeros se movilizaron el 18 de diciembre contra la reforma previsional.

Desde el primer día los docentes de la Agrupación Marrón, trabajadores del Hospital Posadas de la lista Marrón Estatales, que son parte del Movimiento de Agrupaciones Clasistas del PTS e independientes,en el Frente de Izquierda. Estudiantes y jóvenes del Profesorado 45 se hicieron presentes llevando solidaridad y estar a disposición de la lucha. Así como demás organizaciones políticas y sociales.

El recibimiento fue muy fraternal y las anécdotas sobre cómo estaba la situación y como fueron los despidos no se hicieron esperar. Los videos caseros con los trabajadores hablando sobre el conflicto, notas, etc. fueron de la partida para que la difusión sea cada vez más extendida, todo al servicio de la lucha.

Por otro lado, recibieron el apoyo de diputados nacionales que se manifestaron por la reincorporación de los despedidos, como Nicolás del Caño y Nathalia Gonzalez Seligra, del Frente de Izquierda.

Al grito de Unidad de los Trabajadores

Mientras en el Ministerio de Trabajo se realizaba la reunión con la patronal y el sindicato, los telegramas seguían llegando a las casas de los obreros que con angustia y ansiedad esperaban las novedades de la reunión.

Fueron casi seis horas de mucha expectativa, en la que la lluvia torrencial terminó de completar el cuadro, los trabajadores seguían en el acampe dentro y fuera de la planta al ruido de la batucada de las seccionales de la UOM Tres de Febrero y Capital.

Pasadas las 13.30 llegó la noticia vía mensaje que se había dictado la conciliación obligatoria por 15 días hábiles con todos los trabajadores en sus puestos de trabajo.

La alegría estalló, los abrazos, los gracias nuevamente a todos los que habían estado con ellos ahí y el grito que desde las jornadas de diciembre contra la Reforma Laboral se hace cada vez más fuerte y concreto: “Unidad de los trabajadores, y al que no le gusta, se jode, se jode!!!!”.

“Un orgullo, una emoción tremenda por los compañeros. Te da mucha fuerza y orgullo los compañeros que tenemos que ayudó a seguir con la lucha. Duele ver compañeros sin sus fuentes de trabajo. Agradecidos de todos los que se acercaron a solidarizarse con nosotros, es importante el aporte de todos los trabajadores para todas las luchas” y agregaba: “sabemos del conflicto de la fábrica Stockl de Burzaco y vamos a llevar nuestra fuerza y solidaridad, porque la lucha es una.” De ésta forma relataba Nestor, delegado de la planta luego de la breve asamblea que se había hecho leyendo el acta de la conciliación obligatoria firmada en el Ministerio de Trabajo en San Isidro.

Queda demostrado que fuerzas hay, los trabajadores están decididos a enfrentar los ataques patronales. Esta primer conquista producto de la lucha, la unidad y la solidaridad entre todos los trabajadores muestra una gran predisposición a pelear y que se puede ganar.

Las patronales están envalentonadas luego del ataque del gobierno macrista que, pese al a enorme movilización los días 14 y 18 de Diciembre, votó la Ley Previsional con el voto también de Diputados del PJ, ganándose el repudio de enormes sectores. El gobierno de Macri pasó la ley Previsional y se dispone a votar la Reforma Laboral, pero lo hizo enfrentando con represión las enormes movilizaciones. Con gases, balas de goma, que dejaron decenas de heridos y persecución judicial, con presos como César Arakaki, y una campaña mediática contra la legítima movilización callejera.

Ellos cuentan con un plan para atacar al pueblo trabajador. Pero no cuentan con la enorme fuerza y la respuesta que están dando los obreros.

El primer paso de los metalúrgicos de Del Plata, es un ejemplo para todos los que quieren plantarse al macrismo. Y ellos no están solos, en esta semana también salieron a las calles los trabajadores y el pueblo de Azul contra los despidos de la Fabricaciones Miliares, así como la enorme lucha que están llevando adelante los trabajadores de la UEP de La Plata, con una toma desde hace varios días, trabajadores del CCK de Capital Federal, y la lista sigue.

Todo esto es mucho más fuerte que cualquier intento de avanzar contra los derechos de los trabajadores. Las centrales sindicales que están en contra de las leyes macristas, como la UOM de varias seccionales y las centrales estatales como CTA, ATE, CTERA, tienen que convocar a un plan de lucha serio que unifique todas estas fuerzas para derrotar al macrismo.

Los trabajadores de Envases del Plata ganaron este round, pero la patronal se prepara para nuevos ataques, por eso es necesario redoblar la organización de los trabajadores junto a todos los sectores que quieran pararle la mano al gobierno y las patronales. Así estaremos en mejores condiciones de enfrentar la reforma laboral que pretende imponer el gobierno en febrero. Quedo demostrado: hay fuerza para dar batalla. Adelante!







Temas relacionados

Despidos   /    UOM   /    Mundo Obrero

Comentarios

DEJAR COMENTARIO