Política

Salud dice #NoesNo

Trabajadoras y trabajadores de la salud rechazan la megaminería en Chubut

Provenientes de diversas localidades y sectores, se pronunciaron rechazando la megaminería. Desde el Área Programática Esquel hasta el Hospital Ísola de Madryn y de norte a sur. Este jueves hay que ser miles en Rawson.

Lucia Carrizo

Trabajadora residente del Hospital de Esquel

Miércoles 25 de noviembre de 2020 | 16:13

El proyecto contaminante y devastador de Arcioni es rechazado profundamente por las y los trabajadores de la salud a lo largo y ancho de la provincia. Horas antes habían sido las y los becarios de ciencia y técnica quienes habían dado su fundamentos para decirle no a la instalación de la actividad.

Es el caso de los distintos hospitales del Área Programática de Esquel que difundieron en redes sociales un video manifestándose en contra de la megaminería. Las voces provienen de distintas especialidades y localidades como Gualjaina, Esquel, El Maitén, Epuyén, Lago Puelo, Trevelin, entre otras.

En el comunicado afirman las consecuencias del uso del cianuro para la salud de los seres vivos, afectando al desarrollo de niñas, niños y adolescentes. Alertaron sobre la contaminación del agua que quedaría inutilizable para el consumo humano. 

Desde Madryn se emitió un documento titulado "Comunicado urgente: Trabajadores del Hospital Isola de Puerto Madryn sobre la megaminería" con fecha 25 de noviembre. En el mismo puede leerse que "Los y las trabajadores de la salud pública que desempeñamos funciones en el Hospital "Dr. Andrés Isola" y en los Centros de Salud de Puerto Madryn, atentos a que el gobierno encabezado por el gobernador Mariano Arcioni y su vicegobernador Ricardo Sastre, seguido de diputadas y diputados que en esta semana votaron a favor de zonificar la provincia, queriendo modificar la legislación vigente que prohíbe la explotación minera a cielo abierto y utilización de cianuro, avasallando la voluntad del pueblo y entregando más de un tercio del territorio de Chubut a la actividad megaminera, incluyendo al Río Chubut, único afluente de agua dulce y principal recurso hídrico de la provincia, manifestamos nuestro total RECHAZO preocupación, angustia y desesperación ante la inminente habilitación de una actividad no productiva, sino extractiva, cuyos daños e impactos a la Salud de la población, en especial infantil, son graves, irreversibles y con consecuencias nefastas".

«Hoy necesitamos más que nunca que nos escuchen. Pedimos a la comunidad de Madryn que nos acompañe en este pedido desesperado al Gobierno a nuestros representantes, para que frenen esta locura. La megaminería significa contaminación directa al agua, el suelo y el aire. Trabajadoras y trabajadores del Hospital Ísola (Madryn)»

Asi mismo señalan que "Por estas horas, nada nos desvela más que este tema. Ni siquiera la pandemia de COVID-19 a la que venimos poniendo el cuerpo desde hace más de 9 meses" y que "Nos aplaudieron, nos pidieron que redoblemos esfuerzos y respondimos, aun sin nuestros sueldos depositados en tiempo y forma, aún con el cansancio, desconcierto y en el medio de una crisis socioeconómica inusitada en nuestra provincia. Siempre respondimos. Pero HOY necesitamos más que nunca que nos escuchen. Pedimos a la comunidad de Madryn que nos acompañe en este pedido desesperado al Gobierno a nuestros representantes, para que frenen esta locura. La megaminería significa contaminación directa al agua, el suelo y el aire".

También, el Sindicato de Salud Pública (SiSaP) emitió un comunicado que rechaza la actividad megaminera en la provincia y señala los graves problemas de salud que causan la plata y el plomo (metales que las mineras pretenden extraer) así como el cianuro, el arcénico y otras sustancias de alta toxicidad.

Se señala que "La plata y el plomo que se explotarían en los proyectos viajan como particulas diminutas por toda la región, así como también los materiales radioactivos [...] el plomo es un metal pesado, no biodegradable, por lo que no pierde su toxicidad con el tiempo" y se cita el caso de la Mina Gonzalito que logró esparcer en un radio de 100 kilometros las particulas de plomo que causaron que el 64% de las infancias de la región tengan plomo en la sangre. Asi mismo dicho proyecto fue abandonado tras veinte años de actividad dejando todo el material radioactivo a cielo abierto en la zona. En cuanto al cianuro, principal método para la extracción megaminera "Captura el hierro, átomo necesario para la respiración humana y la enzima deja de ser funcional. La consecuencia es que la célula deja de "respirar" y muere".

«La Mina Gonzalito que logró esparcer en un radio de 100 kilometros las particulas de plomo, causaron que el 64% de las infancias de la región tengan plomo en la sangre. Asi mismo dicho proyecto fue abandonado tras veinte años de actividad dejando todo el material radioactivo a cielo abierto en la zona»

Por último el documento señala la irreversible afectación de los recursos hídricos que produciría la actividad megaminera. "De aprobarse la zonificación minera, esta actividad extractivista, obtendrá prácticamente el 100% de las cuencas tanto de Chubut como de Rio Negro (Somuncurá, Sacanana, Gastre, Arroyo perdido, Intermedia y Central). La cuenca del Sacanana contiene un acuífero capaz de mantener a 300.000 personas durante 100 años".

La Sociedad Argentina de Pediatría (SAP) filial Valle del Chubut comenta en comunicado que "Cómo médicos pediatras abrazamos el principio de prevención, ya que una vez instalada la patología es más difícil y en algunos casos imposible devolverle al niño el estado de salud" por eso la SAP "se declara en contra de la instalación de proyectos de megaminería metalífera a cielo abierto con utilización de sustancias tóxicas".

Por todo esto: Este jueves 26 todas y todos a la Legislatura provincial por el No es No

Las y los trabajadores de la Salud llevan en pie más de tres años de lucha junto a otros sectores estatales, contra el ajuste de Arcioni, antes respaldado por Macri y ahora por Fernández. Salud es uno de los sectores más golpeados ya que no solo se le adeudan meses de salario, sino los aguinaldos y actualizaciones firmadas en paritarias que nunca se cumplieron.

En el día a día es posible verse la falta de insumos, la sobrecarga laboral que lleva a trabajar en más de un lugar de trabajo y el estrés. El vaciamiento actual de la Salud pública se evidenció ya con la pandemia de hantavirus en 2018, donde el Estado provincial mostró que la salud es lo que menos le importa, elaborando tardíamente protocolos y recursos para afrontar la situación. La actual pandemia de Covid-19 es otro ejemplo donde las y los trabajadores afrontan la gravedad sanitaria sin presupuestos acordes y trabajando hasta el agotamiento.

Es por eso que contra el ajuste en curso y la zonificación minera que pretende Arcioni, las y los trabajadores de la Salud cumplen un rol sustancial para la lucha. Los sindicatos de salud deben proponer asambleas y poner todos los recursos (como colectivos) para que sean miles los que puedan movilizarse a la Legislatura este jueves para imponer al gobierno provincial, al nacional de Fernández, a los legisladores y a las mineras, que no hay licencia social.

Te puede interesar: Chubut: el pueblo en las calles, el Frente de Todos con la megaminería y las multinacionales







Temas relacionados

Chubut    /    Megaminería   /    Chubut   /    Política

Comentarios

DEJAR COMENTARIO