Mundo Obrero

SOLIDARIDAD DE CLASE

Trabajadoras estatales de la niñez lanzan campaña en apoyo a las familias de Guernica

Frente a la amenaza de desalojo de las tomas de tierras de Guernica para el 1 de octubre, trabajadoras y trabajadores de la niñez y la adolescencia del Gobierno de la Ciudad lanzan campaña para rodear de solidaridad a las familias que luchan por una vivienda digna, donde hay cientos de niños y niñas con sus derechos vulnerados.

Julieta Lalama

Trabajadora del Consejo de Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes GCBA

Lucila Colaneri

Trabajadora del Consejo de Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes GCBA

Sábado 26 de septiembre | 18:16

Como trabajadoras de la niñez estamos en contacto diariamente con niñas y niños que pertenecen a poblaciones de las más vulnerables que viven la misma realidad que los de Guernica. Por eso no podemos quedarnos indiferentes frente a las condiciones que viven, la criminalización que sufren sus familias, y hasta de un fiscal que vulnera los derechos por los que tendría que velar, como Juan Cruz Condomí Alcorta que dijo que las "mamás de las tomas de Guernica usan a los niños como escudo".

Por eso empezamos a armar una campaña de solidaridad tanto en el Consejo de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes y en la Dirección de la Niñez de Promoción Social, ambos del Gobierno de la Ciudad. Porque nos duele esta realidad vemos que es necesario apoyar a las familias de Guernica para frenar el desalojo y secundar su pelea por una vivienda digna. Por eso juntamos donaciones de insumos, ropas, alimentos y otras cosas que necesitan con urgencia las familias, sobre todo con la tormenta de estos días.

Te puede interesar: El temporal afecta gravemente a las familias de Guernica que pelean por una vivienda

También exigimos a los sindicatos ATE y SUTECBA que tomen en sus manos la lucha por las familias de Guernica, por vivienda digna ya. E invitamos a que nos acompañen todos y todas con su firma en el petitorio de trabajadores y trabajadoras estatales en repudio al desalojo entrando a este LINK.

Sabemos que no se trata de casos aislados, lamentablemente gran parte de la población se encuentra inmersa en el medio de una crisis que se expresa cada vez más crudamente. ¿Nos preguntamos por qué nuestras intervenciones desde organismos de derechos de niñas, niños y adolescentes en la mayoría de los casos son con pibes y pibas pobres? Es la realidad de la mayoría de las niñas y niños que se encuentran en hogares convivenciales. Trabajamos todos los días con cientos de familias en situación de calle a las que no se les ofrece ningún tipo de solución habitacional.

La proyección de UNICEF para este fin de año da cuenta de la terrible realidad que nos atraviesa: a fin de año habrá 8,3 millones de niñas y niños pobres en todo el país, un número que representa al 63% del total y que muestra un agravamiento de las condiciones actuales, en donde 7 de cada 10 niños/as ya son pobres en la Provincia de Buenos Aires. Respecto de los chicos y chicas que están en situación de pobreza extrema, es decir, indigencia, la proyección es de 2,4 millones (18,7%).

Esta es la realidad que afecta hoy a las familias de Guernica, donde 2500 familias junto a sus 3000 niñas y niños se encuentran resistiendo y peleando por su derecho a acceder a una vivienda digna. La respuesta del fiscal que interviene, con el objetivo de llevar adelante el desalojo de las familias, está plagada de argumentos aberrantes y contrarios a la legislación vigente en materia de derechos de niñas niños y adolescentes. Utiliza la situación habitacional de las familias para justificar la separación de las niñas y niños de las mismas, desde una perspectiva criminalizadora, discriminatoria y estigmatizante. Esto constituye un actuar groseramente contrario a lo establecido en la Ley nacional N° 26061 de protección integral de niñas, niños y adolescentes, a la “Convención sobre los derechos del niño” y todo el paradigma indiscutido que pone en el centro al interés superior de los niños y niñas y obliga a los Estados a asegurar políticas y asistencia apropiadas para que las familias puedan asumir la crianza en igualdad de condiciones.

La falta de recursos materiales de las familias, o adultos a cargo de las niñas, niños y adolescentes, sea circunstancial, transitoria o permanente, nunca puede ser motivo de separación, o destrucción de vínculos y muchísimo menos debe llevar a su institucionalización de niñas y niños. En este sentido, apoyamos el repudio realizado por la Comisión contra la Violencia Institucional de la Legislatura de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, quien preside Myriam Bregman junto a nuestra compañera Alejandrina Barry, que es trabajadora de la Niñez en el ministerio porteño de Desarrollo Humano y Hábitat y actualmente es legisladora del FIT-U, contra los dichos del fiscal Condomí Alcorta.

Hacemos nuestras las palabras del fragmento de la carta de las mujeres de Guernica “De mujer a mujer”: “Muchas de las mujeres que estamos aquí sufrimos violencia de género, sufrimos acoso de nuestros patrones, quedamos en la calle. Por eso, les pedimos en estas horas decisivas, que tomen nuestro reclamo como propio. Si se quiere se nos pueden otorgar las tierras, hacer un plan de trabajo y vivienda que emplee a quienes necesitamos una casa y vecinos. Por #NiUnaMenosSinVivienda, por pan, paz y trabajo, contra el desalojo a las mujeres sin vivienda. Que nos abracen, que nos acompañen, que se hermanen con nosotras. Que, con los cuidados necesarios por la pandemia, acompañen nuestra movilización para que todo el país sepa que las mujeres de Guernica no están solas, que estamos dispuestas a resistir, y que no bajaremos nuestros brazos.”







Temas relacionados

Promoción Social   /    Consejo de los Derechos de Niños, Niñas y Adolescentes   /    Guernica   /    Alejandrina Barry   /    Donación   /    Myriam Bregman   /    Ciudad de Buenos Aires   /    Mundo Obrero

Comentarios

DEJAR COMENTARIO